Antiguo uso de sobres de papel en la aplicación del Raticida IBYS 152

Fig 1. Portacebos del Instituto IBYS para el Raticida IBYS 152./ C. Pradera 02-2021

C. Pradera, Barcelona, 01-03-2021

Hace unos días estuve con José Javier Salmerón y Jordi Ruiz de Biotrack (biotrack.es). Me mostraron dos viejos portacebos que habían encontrado en una casa de Sant Andreu de Llavaneres, Barcelona. Llevaban años en un desván acumulando historia en forma de una pátina de polvo. Pensaron que me interesarían y los retiraron. Y estaban en lo cierto. Les quedo agradecidos. Y más porque estos portacebos escondían en su interior rodenticida aplicado en la década de 1970 o quizás antes.

En la imagen número 1, se pueden ver los dos portacebos. En la parte superior se puede leer “RATICIDA IBYS 152”. Al verlos, lo primero que pensé es que eran como los que instalaba la empresa Servicios de Desratización SA de Barcelona, más conocida como SERDESA. Fue una de las grandes empresas de control de plagas en Cataluña durante las décadas de 1980 y 1990. Su andadura empezó en 1977 como concesionaria para Cataluña del Instituto IBYS [1]. Tenía su sede en Travessera de Dalt número 30 de Barcelona, justo en la dirección donde estaba la delegación del Instituto IBYS desde 1971. En 2003 fue adquirida por ISS Facility Services para crear una división de control de plagas.

Fig 2. Contenido de los portacebos del Instituto IBYS./ C. Pradera 02-2021

Las grandes campañas de desratización en España fueron iniciadas y realizadas por el Instituto IBYS a lo largo de varias décadas [2]. Esta empresa farmacéutica era ajena al negocio de control de plagas, pero en 1953 lanzó el Raticida IBYS 152 a base de un compuesto similar a la warfarina bajo patente propia [3]. Fue uno de los primeros productos anticoagulantes comercializados en España cuando entonces las desratizaciones se realizaban principalmente a base de cebos con fosfuro de zinc y otros compuestos de acción rápida. El Instituto IBYS realizó una fuerte campaña publicitaria y el producto fue un éxito. Dos años después en 1955, fue creada una división de desratización a cargo del médico Francisco Herrero Martín [4].

Desde 1955 el Instituto IBYS se hizo cargo de las grandes campañas de desratización por toda la geografía española. Pero con el tiempo encontró la competencia de otras empresas. A finales de la década de 1960 Bayer lanzó en España Racumin 57 con cumatetralilo. Racumin 57 empezó a ser utilizado por empresas de la competencia. Por lo que parece que a principios de la década de 1970 el Instituto IBYS quiso potenciar su división de desratización. En un anuncio publicado en el periódico La Vanguardia, el 16 de abril de 1977 (página 22), el Instituto IBYS anunciaba: “Solicite los servicios de desratización del Instituto IBYS, de reciente creación en Barcelona”. Y poco después en el mismo periódico, el 1 de junio de  1977 (página 9) apareció el primer anuncio de SERDESA que se presentaba como “la primera empresa catalana especializada en desratizaciones masivas, con más de 15 años de experiencia”.

Fig 3. Sobre de papel con Raticida IBYS 152 formulado en harina./ C. Pradera 02-2021

SERDESA se hizo cargo de los servicios del Instituto IBYS en Cataluña. Y uno importante fue la desratización del metro. Además de usar el Raticida IBYS 152 utilizó los portacebos del Instituto IBYS. Destaca el grande y tubular de fibrocemento que fue diseñado para evitar que las personas y mascotas accedieran al raticida [5]. Estos portacebos fueron utilizados en lugares donde se requería seguridad en la aplicación como era le caso del metro. Otro modelo usado por el Instituto IBYS es el que muestro en las imágenes era utilizado en interiores. SERDESA también los utilizó. Ahora bien, mientras que el portaceos del Instituto IBYS era de madera con una cubierta de chapa metálica, el de SERDESA era todo de chapa (figuras 6 a 8).

Hay que apuntar que en aquella época el uso de portacebos antes no estaba extendido. El veneno se aplicaba en montoncitos directamente en la zona de paso o sobre alguna bandeja. En este punto, el Instituto IBYS estuvo por delante y los promocionó desde el principio [7]. Para referirse a ellos utilizaba el término estacionamiento. El portacebos además cumplía una misión publicitaria, ya que se anunciaba el nombre del producto utilizado. En este punto, parece que en el metro se colocaban los portacebos a pie de vía para que se vieran desde los andenes.

Fig 4. Raticida IBYS 152 formulado en harina./ C. Pradera 02-2021

Además del uso de portacebos, el Instituto IBYS se adelantó también en embolsar el raticida. En el caso de SERDESA, una persona que trabajó en esta empresa me explicó que disponían de una máquina de envasado. En una entrada mostré unas bolsitas vacías de SERDESA que encontré en un viejo desván [6]. Se recibía el producto a granel y se envasaba según necesidad. En este punto, la aplicación en bolsitas permitía una aplicación más rápida y hacía más fácil las revisiones. Aplicar una bolsita es más práctico que aplicar raticida a granel. Y por supuesto, permitía saber si había habido consumo de manera rápida y aproximadamente la cantidad.

En este punto, antes de que hiciera su aparición la bolsita de plástico, se utilizó la bolsita de papel. Esto es lo que encontré dentro de los dos portacebos. Había dos bolsitas de papel en cada uno. Y una estaba totalmente consumida y otra entera (figura 2). Esto me hace pensar que el técnico repuso raticida sin retirar la bolsita consumida. Como se puede ver en la imagen número 3, las bolsitas pesan 60 gramos aproximadamente (figura 3). Esta cantidad puede parecer mucha, pero el raticida era a base de un anticoagulantes de primera generación. Y esto significa que la dosis letal se alcanza tras la ingesta de cebo durante varios días. Por tanto, no podía faltar raticida.

Fig 5. Raticida IBYS 152 formulado en harina./ C. Pradera 02-2021

Al abrir una bolsita, pude ver que el contenido era una harina a base de grano triturado (figura 4 y 5). El Raticida IBYS tuvo varias formulaciones. Había dos listas para su uso, en harina y en grano. También hubo una formulación en polvo soluble para preparar cebo líquido [8]. Esta última se vendía en bolsitas de 50 gramos para mezclar con agua. Y para grandes desratizaciones, hubo una formulación concentrada para que el cliente prepara su propio raticida.

Por lo que he averiguado, el cebo más utilizado por el Instituto IBYS fue la harina a base de grano triturado que parece que era llamada polvo. Parece que fue la primera formulación comercializada en 1953. Este es lo que contenían los sobres. La harina es más apetecible para ratas y ratones que no el grano. Pero no era solo harina, sino que había los restos de grano y paja, cosa que esto lo hace más atractivo para ratas y ratones. Años atrás me explicó una persona que sabía de formulación de raticidas que en las grandes campañas se buscaba una especie de cebo mixto con varios granos algunos partidos y con restos de cáscara.

Y para acabar, apuntar que en 1966 apareció el Raticida IBYS 155-S. Esta nueva formulación incluía una sulfamida. A partir de entonces, los vehículos, portacebos y otro material se rotularon con este nuevo nombre. Es por ello que creo que podrían ser de finales de la década de 1960 o principios de la siguiente.

Notas:

[1] C. Pradera. 06-06-2016. Anuncios históricos de empresas de control de plagas en el periódico La Vanguardia. El desinsectador y desratizador.

[2] C. Pradera. 09-03-2014. Álbum del Servicio de Desratización del Instituto Ibys. El desinsectador y desratizador.

[3]  C. Pradera. 08-04-2013. Raticida IBYS 152. El desinsectador y desratizador.

[4] C. Pradera. 15-03-2014. Francisco Herrero Martín, jefe técnico del servicio de desratización del Instituto IBYS. El desinsectador y desratizador.

[5] C. Pradera. 11-03-2014. El portacebos de fibrocemento del Instituto IBYS. El desinsectador y desratizador.

[6] C. Pradera. 15-01-2020. Viejas bolsitas de rodenticida en el desván. El desinsectador y desratizador.

[7] C. Pradera. 25-03-2014. Catálogo publicitario sobre el Raticida IBYS 152 de 1953. El desinsectador y desratizador.

[8] C. Pradera. 25-06-2015. Vieja cajita de Raticida IBYS 152-S Soluble. El desinsectador y desratizador.

Fig 6. Portacebos del Instituto IBYS y de SERDESA./ C. Pradera 02-2021

Fig 7. Portacebos del Instituto IBYS y de SERDESA./ C. Pradera 02-2021

Fig 8. Portacebos del Instituto IBYS y de SERDESA./ C. Pradera 02-2021

Fig 9. Portacebos del Instituto IBYS para el Raticida IBYS 152./ C. Pradera 02-2021

Fig 10. Portacebos del Instituto IBYS para el Raticida IBYS 152./ C. Pradera 02-2021

2 comentarios en “Antiguo uso de sobres de papel en la aplicación del Raticida IBYS 152

  1. Enric Msso dijo:

    Hola Carles.
    Un gran reportaje.
    Li enviaré al ex gerent de Serdesa. Que a crec que li fara ilusió y segur que pot aportar mes informacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .