Viejas bolsitas de raticida en el desván

Fig 1. Desván donde encontré viejas bolsitas de raticida y otros tesoros./ C. Pradera 01-2020

C. Pradera, Barcelona, 15-01-2020

Encontré en el desván de una casa centenaria un montón de bolsitas viejas de raticida (figuras 1 y 2). También había otros viejos objetos que despertaron mi interés como una edición del periódico La Vanguardia Española del viernes 27 de abril de 1962. Las bolsitas de raticida estaban todas consumidas. Recogí unas cuantas. Todas pertenecían a producto aplicado por SERDESA (Servicios de Desratización SA), una de las más importantes empresas que operaban en Cataluña durante las décadas de 1980 y 1990 (figura 3). Sin embargo, encontré una bolsita de la marca Microzul.

Fig 2. Bolsitas de raticida y otros tesoros./ C. Pradera 01-2020

SERDESA fue heredera del negocio de desratización que tenía en Cataluña el Instituto IBYS. Se formaron importantes profesionales del control de plagas. En 2003 fue adquirida por la multinacional ISS Facility Services cuando quiso introducirse en el mercado de control de plagas. ISS y similares no crean valor, sino que lo compran. Después lo rentabilizan al máximo, lo estropean y vuelven a comprar valor. Y así consiguen crecer, a veces. En otras ocasiones, venden. Y así en 2013 esta multinacional vendió su negocio de control de plagas a Anticimex.

He tenido la suerte de conocer a profesionales que trabajaron en SERDESA como Enric Masó y Miguel Garzón. Enric Masó, persona a la que tengo gran aprecio, me explicó que en SERDESA compraban el raticida a granel y que lo envasaban ellos mismos en bolsitas, ya que disponían de una máquina envasadora. Esto lo vio él cuando entró a trabajar en SERDESA a finales de la década de 1980. Es probable que antes SERDESA también mezclaran el grano con la materia activa, cosa que solían hacer las empresas en tiempos anteriores al Real Decreto 3349/1983. En las bolsitas se puede leer en letras rojas: “De uso exclusivo para SERDESA. Prohibida su venta. Contiene raticida a base de cumarina. Antídoto Vitamina K”. No sé si estas bolsitas son de finales de la década de 1980 o anteriores. Lo que sí creo es que la materia activa debía ser warfarina.

Fig 3. viejas bolistas de SERDESA./ C. Pradera 01-2020

Respecto a la bolsita de Microzul, hay mucho que apuntar. Para empezar, se trata de una marca que se comercializaba en otros países. Desconozco qué empresa creó la marca. Pero sí está claro que Microzul fue creado para formulados con el anticoagulante clorofacinona, también llamado liphadione, ya que fue la empresa francesa Lipha quien desarrolló esta materia activa. En España, según se lee en la bolsita, Microzul fue fabricado por Laboratorios ERN SA, destacada empresa del sector farmacéutico. Constaba en el Registro Oficial de Productos y Material Fitosanitario con el número 12149/81 Cat. B y en el Registro de Sanidad con el número 167-RAT. Por tanto, este producto es de la década de 1980. El contenido era de 25 gramos de cebo en grano impregnado al 0’005%.

Fig 4. Bolsitas de Microzul y SERDESA./ C. Pradera 01-2020

Otro detalle no menor es que el distribuidor del producto era VECTOR SL de Barcelona. Esta empresa pertenecía a Josep Maria Comelles Calatayud y se dedicaba a la fabricación y distribución de productos para control de plagas. Parece que VECTOR SL despareció y pasó el negocio a  VECTEM SA, empresa también de Josep Maria Comelles. De hecho, en la década de 1990, la marca Microzul estaba en manos de VECTEM. En 1997 había en el mercado dos formulados disponibles: VECTEM OLEOSO a base de clorofacinona al 0’25% para preparar cebos y MICROZUL RATONES a base de bromadiolona al 0’005%.

En el reverso de la bolsita (figura 6), que es de gran tamaño para contener solo 25 gramos como se puede observar, se detalla su uso según la especie de múrido. En letras blancas se lee: “RATAS GRISES (DE CLOACA). Sitúe bolsitas SIN ABRIR en lugares frecuentados: cerca de las madrigueras, alcantarillas, túneles, bodegas, exteriores, etc. RATA NEGRA (DE GRANERO) Y RATONES. Vacíe las bolsita o disponga grano suelto en montones sobre las vigas y a lo largo de las muros”. Y también hay consejos de prudencia: “Tome precaución para evitar el acceso de los niños a las zonas tratadas, también evitar toda contaminación de los productos agrícolas. Proteja el cebo del ganado y otros animales. Evite tocar los cebos con las manos para no impregnarlos de olor a hombre.”

Fig 5. Bolsita de Microzul./ C. Pradera 01-2020

Fig 6. Bolsita de Microzul./ C. Pradera 01-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .