Notas sobre la cucaracha americana (Periplaneta americana)

Fig 1. Cucaracha adulta limpiándose las antenas. / C. Pradera 08-2012

Carlos Pradera, Barcelona, 06-08-2012

Hay que agradecer a la vida que existan las cucarachas. Y en concreto, que exista la cucaracha americana (Periplaneta americana). Entiendo que a mucha gente le producen asco. Su tamaño le parece descomunal. Su color le parece sucio. Y sin embargo, a mí no me parece tal cosa. Quizás porque me he acostumbrado y le veo bondades. Una de ellas es que me dan el sueldo. Es la contradicción que tiene este oficio al que me dedico. Persigues hasta el exterminio aquello de lo que vives. Por suerte, por mucho que nos esforcemos, la cucaracha sobrevivirá a nosotros. Y creará resistencias a cuantos venenos le echemos. Está en nuestras cloacas por alguna razón. Y aunque a muchos les parezca inútil, diré que a mí me es útil. Por alguna razón está con nosotros. Tiene su papel en el alcantarillado y sirve para reciclar materiales. Además, en tanto que vector de organismos patógenos y gracias al miedo que provoca, en la empresa en la que trabajo se firman contratos y entra el dinero.

Fig 2. Ninfa de cucaracha americana tras realizar la muda. / C. Pradera 08-2012.

La cucaracha americana tiene una longitud de 4 a 5 cm. Dependiendo de la temperatura, esta cucaracha puede completar su ciclo de vida entre 6 y 24 meses. Y durante este tiempo puede realizar entre 6 y 14 mudas. Se desarrolla con normalidad con temperaturas de 21 a 33ºC. Cuanta mayor sea la temperatura, mejor para ellas. En obradores de pan, la encontraremos en la zona de hornos. Y cuanta más humedad ambiental haya, mejor. Hay que tener en cuenta que es un insecto originario de la zona tropical de África. Una hembra puede poner entre 6 y 30 ootecas, aunque la media es de unas 10 ootecas.  Y en cada una hay entre 14 y 16 embriones. Ahora bien, el período de incubación, desde la puesta hasta la salida de las larvas, es de unos 50 días. Es por ello que las puestas realizadas en la primavera darán lugar a cucarachas en otoño. La hembra busca un lugar idóneo donde depositar la ooteca. La puede transportar durante unos pocas horas o hasta cuatro días. Y es capaz de fijarla sobre una pared rugosa como sería la pared de una alcantarilla.

Fig 3. Ninfa. / C. Pradera 08-2012

A simple vista, no es fácil distinguir un macho de una hembra. Si las miramos por el dorso, las alas del macho sobrepasan el abdomen, mientras que las de la hembra no. Sin embargo, si las miramos por el vientre, el macho tiene dos pequeños cercos en el extremo del abdomen que no tiene la hembra. Como la mayoría de animales que viven a nuestras expensas tienen hábitos nocturnos. Es lógico que los animales considerados parásitos hagan su vida cuando nosotros estemos ausentes. Y nosotros no podemos vivir sin luz. Por otra parte, somos los humanos quienes hacemos más competentes a las cucarachas, porque si una cucaracha no temiera la luz y, en vez de esconderse se dejara ver, fácilmente podría recibir un pisotón o un escobazo. Hablé la semana pasada con una mujer que le tiene mucho asco a estas cucarachas tan grandes. Y me explicaba que al vivir ella sola no tenía quien se las pisara. Así que se armaba de valor y le daba un buen escobazo a la primera que asomara la cabeza.

Fig 4. Adulto. / C. Pradera 08-2012

Se alimentan de todo lo que encuentran y que pueda ser nutritivo, por poco que lo parezca. Dicen los manuales que prefieren la comida fermentada. Es decir, que si algo está en proceso de putrefacción, ellas irán contentas. La verdad es cualquier cosa les sirve. A mí, particularmente me da rabia cuando hago una desratización y, en zonas donde abunda la cucaracha americana, veo que se lo han comido. A veces he enganchado a una cucaracha dentro de la bolsa de raticida acabándose lo poco que quedaba. Y no sólo se comen el raticida en bolsa, sino que el parafinado en bloques también. Esta cucaracha tiene mucha miga y mucho por contar.

Fig 5. Adulto pegado boca abajo de un conducto de uralita de aguas residuales. Por el tamaño de las alas, parece un ejemplar hembra. / C. Pradera 08-2012

Un comentario en “Notas sobre la cucaracha americana (Periplaneta americana)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .