Encuentro inesperado con Ectopsocus strauchi (Psocoptera, Ectopsocidae) en un terrario

Fig 1. Individuos de Ectopsocus strauchi./ C. Pradera 10-2021.

C. Pradera, Barcelona, 17-10-2021

Tengo dos terrarios con cucarachas. En uno hay cucaracha del Turquestán, Shelfordella (=Blatta) lateralis, que recolecté de un parterre de la zona portuaria de Barcelona donde la encontramos instalada el año pasado [1]. Y en otro terrario hay cucaracha argentina, Blaptica dubia, que adquirí en un cliente, una tienda de animales (figura 2). Es una especie utilizada para alimentación de reptiles. Me parece muy bonita.

Hace unos días aproveché un momento para hacer limpieza en los terrarios y ponerles comida. Son animales que con poco se valen. Por suerte, son especies que no tienen la capacidad para trepar como una cucaracha de cocina (Blattella germanica) o una cucaracha americana (Periplaneta americana). Y difícilmente van a sobrevivir en interiores del noreste de la Península Ibérica donde vivo.

Vi que en ambos terrarios había psocópteros (Psocoptera), llamados de manera genérica piojos de los libros. Me entretuve en observarlos. Vi algo interesante, con la cucaracha del Turquestán había del género Liposcelis y, con la cucaracha argentina, había Ectopsocus. Miré unos cuantos con la lupa binocular y vi que se trataba de Ectopsocus strauchi (figura 1). Esta especie posee un ala delantera translúcida con manchas oscuras que la hace singular (figura 4). Los individuos medían poco más de 3 mm (figura 5).

Fig 2. Pareja de adultos de Blaptica dubia./ C. Pradera 01-2021

Lo primero que me sorprendió es que apareciera Ectopsocus strauhi en un terrario. Hace años que mantengo insectos en pequeños terrarios y otros envases para ver su evolución y solo han aparecido Liposcelis. Siempre encuentro alguno, pero en especial cuando las condiciones de humedad en el interior son altas. Por otra parte, desde hace casi cinco años tengo un terrario con Ctenolepisma longicaudata (Lepismatidae) en el que solo se han desarrollado Liposcelis. En este punto, no tengo explicación de por qué se ha desarrollada Ectopsocus. Puede que el terrario esté menos ventilado y le añado más fruta y verdura. Lo que sí tengo claro es que Ectopsocus ha llegado volando del exterior. Tanto los machos como las hembras poseen alas, cosa que no sucede con Liposcelis que carece de ellas.

Lo dicho me hace pensar que Ectopsocus strauchi la podríamos considerar una especie doméstica solo cuando se producen unas condiciones ambientales adecuadas. Como sabemos, el orden de los psocópteros comprende insectos que se valen con poco y que prácticamente los podemos calificar de ubicuos. Muchas especies pueden vivir tanto alrededor de viviendas en exteriores (bajo hojas, bajo piso, muros, madrigueras, árboles, etc.) como en interiores. Requieren unos mínimos de humedad, pero encuentran alimento fácilmente. Por otra parte, es un orden del que falta mucho conocimiento a pesar de su presencia. En España, se publicó en 1999 un artículo francamente interesante en el que se realizó un muestreo en 52 apartamentos de Madrid [4]. En la imagen número 3, se puede ver reproducida la tabla que recoge las 10 especies encontradas.

Fig 3. Especies en apartamentos en Madrid por Baz & Montserrat (1999).

Me da la sensación de que, si realizáramos un muestreo en otras ciudades peninsulares, no debería salir muy diferente. En especial con las especies del género Liposcelis de las que constan 5. Obsérvese que hay dos, L. decolor y L. brunnea, que destacan por encontrarse en la mitad de apartamentos. Y si tenemos en cuenta el número de individuos recolectados, son mayoría. Representan el 58’2% del total (238 de 409), lo cual significa para mí su gran capacidad de reproducción cuando se encuentran en ambientes adecuados. Y estos son lavabos y cocinas. Pero también en otras zonas como falsos techos y cámaras sanitarias.

Como se puede ver Ectopsocus strauchi, ni ninguna otra especie de Ectopsocus, aparece en el estudio realizado en viviendas de Madrid. Esto no significa que no sean especies domiciliarias, ya que se pueden encontrar en interiores de fábricas de industria alimentaria [5]. Según la distribución aparecida en la web Psocodea Species File Online, E. strauchi tiene una amplia distribución [6]. Podría tratarse de una especie originaria de África y el Mediterráneo que habría sido llevada a otras partes. Se cita para Marruecos, España, Italia, Madeira, Islas Canarias, Cabo Verde, Isla Santa Helena, Isla Ascensión, Islas Bermudas, Estados Unidos y Perú.

Notas:

[1] C. Pradera. 04-10-2020. Se confirma el establecimiento de la cucaracha de Turquestán, Shelfordella lateralis (Blattodea, Blattidae), para la Península Ibérica. El desinsectador y desratizador.

[2] C. Pradera. 06-10-2019. Dos casos de presencia de Blaptica dubia (Blattodea, Blaberidae) en Barcelona. El desinsectador y desinsectador.

[3] C. Pradera. 16-11-2013. Piojos de los libros Liposcelis (Psocoptera, Liposcelididae). El desinsectador y desratizador.

[4] A. Baz & A. V. Montserrat. 1999. Distribution of domestic Psocoptera in Madrid apartments. Medical and Veterinary Entomology, 13: 259-264.

[5] C. Pradera. 15-11-2020. Psocópteros Ectopsocus y Lachesilla (Psocopera: Ectoposicdae, Lachesillidae) en industria alimentaria. El desinsectador y desratizador.

[6] Psocodea Species File Online. Species Ectopsocus strauchi Enderlein, 1906. Enlace: psocodea.speciesfile.org/Common/basic/Taxa.aspx?TaxonNameID=1195104 (Consulta: 17-10-2021).

Fig 4. Ala delantera y trasera de Ectopsocus strauchi./ C. Pradera 10-2021.

Fig 5. Individuos de Ectopsocus strauchi./ C. Pradera 10-2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.