La fumigación con monóxido de carbono (CO) como método para la eliminación de ratas

Fig 1. Fumigación de un barco con monóxido de carbono publicada en ‘The National Geographic Magazine’ en 1917

C. Pradera, Barcelona, 08-11-2020

Escribo esta entrada a raíz de un artículo titulado ‘The rat pest’ publicado en julio de 1917 en The National Geographic Magazine [1]. Encontré este artículo buscando información sobre desratización mediante gases fumigantes, método muy utilizado entre las décadas de 1900 y 1940 para desratizar locales, barcos y otros medios de transporte. En el artículo aparece una interesante fotografía que reproduzco en la imagen número 1 donde se fumiga mediante la aplicación de monóxido de carbono (CO). El artículo fue escrito por el naturalista Edward William Nelson (1855-1934) a raíz de la creciente preocupación por el papel de las ratas en la transmisión de la peste. En aquellos años en Estados Unidos hubo dos importantes brotes epidémicos en San Francisco (1900-1904) y Nueva Orleans (1914-1915).

A finales de la década de 1890 Alexandre Yersin (1863-1943) dio a conocer el patógeno causante de la peste, demostró que se encontraba tanto en las ratas como en las personas que padecían la enfermedad y apuntó que la pulga podía hacer de transmisor entre ambos. Entonces se mantenía el vivo recuerdo de las epidemias de peste que asolaron Europa desde finales del medievo. Así que se inició una guerra contra las ratas. Y en especial en los barcos que llegaban de zonas pestosas. La rata pasó de ser un animal insoportable que acababa con los alimentos y roía hasta lo más inaudito a ser un saco portador de gérmenes del que había que deshacerse.

Fig 2. Fumigation of a Training Vessel. Grabado sobre la fumigación con dióxido de azufre publicado en el semanario británico ‘The Graphic’ en 1881.

CO A BORDO

El mejor método para eliminar las ratas de un barco era mediante una fumigación. Durante el s. XIX fue un método muy utilizado para realizar desinfecciones y evitar la propagación de enfermedades infectocontagiosas. En el Reglamento de Sanidad Exterior de 1899 la fumigación se define como un método de desinfección gasesosa [2]. Pero pronto pasó a utilizarse para la desratización, término que aparece en la legislación española por primera vez en una circular de 1910 sobre reglas de desinfección para las estaciones sanitarias de Sanidad Exterior [3]. En la circular se explica la necesidad de realizar la desratización de los buques para mantener la salud pública mediante la sulfuración o fumigación con dióxido de azufre (SO2) [4]. El método más antiguo era la sulfuración que consistía sencillamente en quemar azufre en un hornillo para generar el SO2. Luego aparecieron otros métodos más sofisticados que utilizaban aparatos como el Clayton, Marot, etc.

Sin embargo, la sulfuración tenía algunas desventajas y a partir de la década de 1910 se empezó a utilizar la cinahidrización o fumigación con ácido cianhídrico (HCN) [5]. En Estados Unidos, se empezó a utilizar en barcos hacia 1914 [6] y, en España, a partir de principios de la década de 1920 [7]. La cianhidrización pasó a ser preferente y aparecieron diversos métodos de generación del HCN. Además de estos dos gases, fueron usados otros gases aunque de forma reducida y experimental. Quizás el que más utilizado como alternativa fuera el monóxido de carbono (CO). Tengo constancia de que fue usado en Alemania y Estados Unidos. Pero en España desconozco si hubo alguna aplicación en algún puerto.

Teniendo en cuenta la toxicidad bien conocida del CO, es lógico que fuera propuesto para fumigar. Como sabemos el CO es un gas incoloro y muy tóxico que si se respira, aunque sea moderadamente, puede causar la muerte. Esto sucede porque molécula de CO tiene afinidad con la hemoglobina y sustituye al oxígeno lo cual impide que sea transportado por los glóbulos rojos y llegue a los tejidos. Las propiedades tóxicas del CO fueron estudiadas por el médico francés Claude Bernard (1813-1878) quien además propuso un tratamiento de desintoxicación mediante ventilación mecánica. Sabemos que el CO se puede producir fácilmente en nuestras casas si hay una mala combustión de gas en una caldera o en una estufa de butano. Y también sabemos que es producido en la combustión de la gasolina. Cada año mueren personas envenenadas por CO de forma accidental. Sin embargo, antaño cuando el carbón era una fuente importante de energía que movía las máquinas de fábricas y calentaba las viviendas, la intoxicación por CO era más común que en la actualidad.

El método para fumigar con CO fue ideado por los médicos alemanes Albert Eduard Bernhard Nocht (1857-1945) y Gustav Giemsa (1867-1948). Es por ello que fue llamado método Nocht-Giemsa. En 1900 fue fundado el Instituto para Enfermedades Navieras y Tropicales de Hamburgo, y Nocht fue nombrado director y Giemsa responsable del Departamento de Química. Consta que en 1900 Nocht disponía de un método efectivo para la fumigación de barcos que consistían en la generación de SO2 en combinación con pequeñas cantidades de dióxido de carbono (CO2) para que el SO2 se difundiera mejor [8]. Años después Nocht y Giemsa desarrollaron la máquina de combustión para generar el CO. Este método parece que estuvo vigente en Hamburgo hasta mediados de la década de 1920 [9]. Sin embargo, como sabemos la cianhidrización se impuso en esa década. De hecho, en Alemania fue desarrollado un método de generación de HCN muy práctico que recibió el nombre comercial de Zyklon.

Ahora bien, la generación de CO requería de una máquina de combustión de gran tamaño que era montada sobre una embarcación auxiliar que se colocaba junto al barco a fumigar. En la imagen número 1, se puede ver la embarcación auxiliar a la derecha desde donde sale un largo tubo flexible que es introducido por una escotilla del barco a desratizar. El tamaño de la máquina y el uso de una embarcación auxiliar era un inconveniente porque requería cierta inversión y lo hacía menos práctico que otros métodos. Sin embargo, tenía otro inconveniente más importante. Se dieron cuenta de que el CO era efectivo contra las ratas, pero no contra los insectos. Y esto significaba que no había garantías de eliminar las pulgas. Por tanto, no era adecuado para las operaciones antipestosas [10]. Esto hizo que la fumigación con CO tuviera poca implantación. Hay constancia de que en Estados Unidos fue utilizado el CO para fumigar a bordo hasta la década de 1920 restringido a unos pocos puertos.

Fig 3. Recorte de la revista ‘Modern Mechanics’ de julio de 1931./ blog.modernmechanix.com

CO EN TIERRA

El CO también fue utilizado para desratizar en tierra con todas las limitaciones que comporta su uso. El dato más antiguo que he encontrado al respecto es en el opúsculo ‘How to destroy rats’ de 1917 [11]. Se trata de un librito escrito por el US Department of Agriculture destinado a los granjeros. Se menciona el CO como método de fumigación contra ratas, pero se remarca que es peligroso, ya que es inodoro y puede permanecer acumulado en una estancia sin disiparse largo tiempo. Se indica que su empleo para fumigar barcos dio lugar a accidentes mortales.

El método más sencillo de fumigar con CO es usar los gases generados por un vehículo de motor de gasolina. Para ello se conecta el tubo de escape a la entrada de la madriguera mediante un tubo o manguera. Para evitar la pérdida de gases se hace necesario buscar otras entradas y cerrarlas con tierra. Con el funcionamiento del vehículo al ralentí se requieren entre 10 y 15 minutos. En la imagen número 3, se puede ver un artículo publicado en la revista ‘Modern Mechanics’ en la edición de julio de 1931. En la fotografía que acompaña al texto se puede ver un Fort T con una larga manquera acoplada al tubo de escape

Este método también aparece descrito en el manual de 1930 titulado ‘Rat control’ [12]. Y  posteriormente se encuentra en otro manual de 1952 titulado ‘Controlling rats and mice’ [13]. Se indica que este método es efectivo, ya que el CO permanece largo tiempo en la madriguera y no es absorbido por el suelo ni por el agua.

Fig 4. Undergorund Exterminator./ undergroundexterm.com

Este método tan sencillo de utilizar los gases del tubo de escape parece que tuvo su buena práctica en Estados Unidos. Constancia de ello es el producto de la imagen número 4 que se encuentra a la venta en la actualidad en páginas como Amazon. Se trata de una pieza de plástico que sirve de adaptador para conectar el tubo de escape con la manguera que se coloca a la entrada de la madriguera. Hay que apuntar que este método es eficaz con vehículos de gasolina, ya que pueden emitir CO. Sin embargo, en vehículos diésel no se emite este gas, sino básicamente CO2, que también puede matar a las ratas no por ser tóxico, sino por desplazar el oxígeno y producir anoxia.

Fig 5. Máquina generadora de CO llamada PERC./ handmgophercontrol.com

Junto a este método que utiliza los gases del tubo de escape de un vehículo, también se desarrollaron en Estados Unidos máquinas transportables que generaban una mezcla rica en CO. En la imagen número 5, se puede ver una máquina de gran tamaño de la marca PERC (pressurized exhaust rodent controller). Genera CO al 2’5% y permite tratar varias madrigueras en cuestión de segundos de manera que no da tiempo al animal a escapar. Junto a esta máquina, también se comercializan otras de pequeño tamaño para usos menores en campos o huertos. En la imagen número 6, se puede ver un generador de CO de la marca GopherX que se vende como burrowing rodent exterminator device.

Fig 6. Tratamiento de madrigueras con aparato GopherX./ gopherx.com

Ahora bien, otro método que parece que goza de popularidad en Estados Unidos para tratar madrigueras son los cartuchos generadores de gases. En la imagen número 7, se puede ver una de las varias marcas disponibles en el mercado. Se trata de un cartucho de mecha. Cuando se enciende, se produce una combustión que genera los gases tóxicos. Una vez encendido, se introduce en la entrada de la madriguera con la mecha hacia dentro. Luego se tapa la entrada con tierra y se deja que se consuma el cartucho. El humo denso llena rápidamente las galerías de la madriguera. Si el humo sale por otras entradas, hay que taparlas. Parece ser que estos cartuchos se comercializan desde la década de 1940. Además de CO pueden generar otros gases como SO2, dependiendo de las sustancias químicas con las que haya fabricado.

Fig 7. Tratamiento de madrigueras con Amdro Gopher Gasser./ amdro.com

Un método más refinado que el anterior es el llamado Den-co-fume que comercializa la compañía Animal Control Technologies of Australia (figura 8). Consta de un cartucho de cartón que contiene carbón (35%) y nitrato de sodio (65%). El encendido es eléctrico mediante un fusible. Los componentes se consumen durante 2 a 4 minutos para producir CO al 3% en un volumen de 1 m3. El modo de empleo es igual que el anterior. Se coloca en la entrada de la madriguera apuntando la salida de humos hacia el interior y se tapa con tierra. Este método está autorizado contra el zorro europeo que, como sabemos, es una plaga en aquel país. Las llamas del cartucho se pueden extender hasta 30 cm por lo que puede haber un riesgo de incendio. Es por ello que también se comercializa una cámara de acero dentro de la cual se puede colocar el cartucho y mediante un tubo de acero se dirige al gas hacia la entrada de la madriguera.

Fig 8. Método Den-co-fume para fumigar con CO./ animalcontrol.com.au

El uso de CO en madrigueras es un método de fumigación que tiene dos ventajas. Por un lado, implica menos incruento para los animales que el uso de cepos o cualquier otro método. Y por otro, bien usado no tiene implicaciones para otras especies. Para acabar, indicar que los métodos de fumigación en tierra descritos no son aplicables de utilizar en Europa debido a la normativa de biocidas vigente. Y además no los veo factibles en el futuro a lo restrictiva de la normativa europea.

Notas:

[1] Edward W. Nelson. 1917. The rat pest. The National Geographic Magazine, Vo 32, No 1 (julio), pp 21-23. [Volumen disponible en: biodiversitylibrary.org/]

[2]  Reglamento de Sanidad exterior. Ministerio de la Gobernación. Gaceta de Madrid, No 302, de 29 de octubre de 1899, páginas 337 a 349.

[3] Circular dictando reglas para la desinfección de buques en las Estaciones sanitarias. Inspección General de Sanidad exterior. Ministerio de la Gobernación. Gaceta de Madrid, No 99, de 9 de marzo de 1910, página 63.

[4] C. Pradera. 17-04-2013. Sobre la sulfuración. El desinsectador y desratizador.

[5] C. Pradera. 19-10-2013. ‘Aplicaciones sanitarias del ácido cianhídrico’ por Centro Técnico de Fumigación Casa Grima (1927). El desinsectador y desratizador.

[6]  C. L. Williams. 1934. El bióxido de azufre para la fumigación de los buques. Modo de emplearlo y esperanzas de perfeccionarlo. Oficina Sanitaria Panamericana, pp 221-231.

[7] Real orden disponiendo se adopte la cianhidrización como procedimiento preferente de desratización y desinsectación de los servicios sanitarios dependientes de este Ministerio. Ministerio de la Gobernación. Gaceta de Madrid, No 221, de 9 de agosto de 1922, páginas 590 a 592.

[8] A.C. Smith. 1900. Method of killing rats at Hamburg. Public Health Reports (1896-1970), Vo 15, No 17, pp 1012-1014.

[9] US Public Health Service. 1923. Health measures in German Seaports. Public Health Reports, Vo 38, No 21 (25 de mayo), pp 1139-1141.

[10] P.G. Stock, C.B., C.B.E., A.B., F.R.C.P., (Hon.) F.R.C.S.Ed., D.P.H. 1938. The Utilization of Lethal Gases in Hygiene. Proceedings of the Royal Society of Medicine, Vo 31, No 5, pp 427-442.

[11] C. Pradera. 28-03-2014. ‘How to destroy rats’, por David E. Lantz (1917). El desinsectador y desratizador.

[12] James Silver. 1927. Rat control. Farmer’s Bulletin, No 1523. 21 pp. US Department of Agriculture, Washington.

[13] Tracy I. Storer. 1952. Controlling rats and mice. College of Agriculture, University of California. 35 pp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .