Mosquitos invasores Aedes

mapa-aedes-aegypti-albopictus-japonicus-2015-distribcion-min

Fig 1. Distribución mundial de Aedes aegypti, Ae. albopictus y Ae. japonicus./ Desinsectador 2016

La expansión mundial de algunas especies del género Aedes parece imparable. Este hecho es muy preocupante puesto que son vectores de enfermedades que afectan seriamente a la salud de las personas. Hasta hace unos meses nos eran familiares nombres de enfermedades víricas como fiebre amarilla, dengue o chikungunya. Y desde 2015, se ha añadido la palabra zika para denominar un virus que se está expandiendo por el continente americano. En principio, este virus no tendría más impacto en la salud que el virus del chikungunya, si no es porque se le relacionó con la microcefalia en neonatos a finales del pasado año [1].

Hay que tener en cuenta que la presencia de mosquitos del género Aedes no significa necesariamente la posibilidad de una epidemia. Para ello tiene que haber además una importante densidad, cosa que propicia un clima adecuado. Esto se ve claro en lo ocurrido en América en los últimos años donde tenemos dos vectores, Aedes aegypti y Aedes albopictus, ampliamente extendidos y trabajando de manera complementaria. A finales del año 2013 llegó el virus del chikungunya al Caribe y se expandió rápidamente por las islas para luego saltar al continente. Lo mismo ha sucedido con el virus zika, el cual llegó al estado de Río Grande del Norte en Brasil y se está expandiendo rápidamente. Visto esto, me pregunto cuál será la próxima enfermedad vírica transmitida por mosquitos que llegará a este continente.

En la imagen número 1 (figura 1), se puede ver un mapa que he elaborado a partir de uno que publicado en la página Science News con fecha de junio de 2015 [2]. En el mapa se puede observar, de manera aproximada, la distribución a nivel global de tres mosquitos invasores: Aedes aegypti, Ae. albopictus y Ae. japonicus. Es interesante ver cómo se distribuyen, ya que cada especie tiene unas características ecológicas. Y más interesante cómo interactúan entre ellos. Daré unas pinceladas al respecto.

Aedes aegypti es la primera especie de mosquitos del género Aedes que lleva varios siglos de expansión por todo el planeta. Tiene su origen en la zona de Etiopía, en África. Allí se le puede encontrar viviendo en estado natural alejado del ser humano. Pero se acercó a nosotros y le ayudamos a expandirse al llevarlo por el resto del orbe. Es por tanto, una especie exitosa, si consideramos que el fin de cualquier especie es la colonización del máximo espacio posible. Desde principios de siglo XX colonizó gran parte del continente americano y se convirtió en vector de la fiebre amarilla. A partir de 1947 se inició una seria campaña de control que consiguió que fuera erradicado de amplias zonas. Sin embargo, a partir de 1980, el hombre lo volvió a diseminar y recuperó parte del terreno perdido [3].

Junto a Ae. aegypti se encuentra Ae. albopictus, otro vector tanto o más peligroso. Se ha distribuido con mucha rapidez en las últimas décadas desde su origen en el sudeste de Asia. Ello es debido a que gracias a la globalización el mundo está más conectado que nunca. El trasiego de mercancías alcanza proporciones nunca vistas. Ae. albopictus me parece más peligroso por un par de razones. La primera es que Ae. albopictus tiene una distribución mayor, ya que aguanta mejor el frío que el Ae. aegypti. En el mapa se puede ver que coloniza espacios más fríos y llega más al norte. La segunda razón es que ha desplazado a Ae. aegypti de zonas donde este predominaba. Y cuando no ha sido así, se ha producido un reparto del terreno, quedando Ae. albopictus en zonas más húmedas y Ae aegpyti en zonas más secas [4].

El tercer vector a considerar es Ae. japonicus que, como su nombre indica, es originario del este de Asia, de la zona de Corea y Japón. A finales de la década de 1990 se estableció en EUA. Y a finales de la década de 2000 se estableció en Europa. Si comparamos este mosquito con los anteriores, veremos que se desarrolla en ambientes más fríos que Ae. albopictus. Sin embargo, ambas especies tienen zonas donde se solapan. Es muy interesante ver qué pasará en un futuro, si ambas especies pueden coexistir o una acaba desplazando a otra. Al estar distribuido por zonas más frías, Ae. japonicus no ha jugado hasta el momento un papel como vector de enfermedades. Sin embargo, tiene gran plasticidad ecológica como las otras dos especies de Aedes, lo cual lo convierte en un peligro potencial.

aedes-spp-oct-2015-europa-min

Fig 2. Distribución en Europa de los mosquitos invasores del género Aedes./ Desinsectador 2016

En la imagen número 2 (figura 2), se puede ver un mapa sobre la distribución los mosquitos invasores del género Aedes en Europa. He elaborado este mapa sobre la base de los realizados por el ECDC en fecha de octubre de 2015 [5]. De las tres especies mencionadas, Aedes albopictus es el más ampliamente distribuido en Europa. Cada año gana terreno en una carrera del todo imparable. Después de este se encuentra distribuido Ae. japonicus en menor medida. Pero como el anterior, está en expansión. Ambas especies se solapan en algunas zonas. También se solapan Ae. albopictus y Ae. aegypti en la región del Cáucaso. Es interesante ver que Ae. aegypti se encuentra en la periferia de Europa. Anteriormente se han encontrado ejemplares de este mosquito en diferentes lugares, pero sin embargo no ha conseguido establecerse. Mención a parte es el hecho de que se encuentra establecido en la isla de Madeira en donde en 2012 fue causa de un importante brote de dengue [6].

Además de las tres especies anteriores, en Europa se encuentran poblaciones establecidas de otras dos especies más: Aedes koreicus y Ae. atropalpus. La primera, como su nombre indica, es originaria de Corea.  En Rusia ha sido vector del virus de la encefalitis japonesa. Y además de vector de virus, podría ser transmisor de dos especies de nematodos: Dirofilaria immitis a perros y Brugia malayi a humanos [7]. La segunda especie tiene su origen en América del Norte. En estos momentos está establecida en tres zonas del sur de Holanda. Su expansión es incipiente, pero todo apunta a que ha llegado para quedarse. Entre otros factores que juegan a su favor, está que la hembra puede realizar una puesta de huevos sin necesidad de haberse alimentado de sangre (autogenia).

Visto lo anterior, el panorama no pinta nada bien. Esta situación la veo con interés y curiosidad, pero también con enorme preocupación. Los mosquitos invasores del género Aedes parecen diseñados para que la mano del hombre los expanda. Una de las características más importantes es que los huevos son resistentes a la desecación y al frío. Otra, que aprovechan muy bien recipientes con muy poca capacidad de agua. Las larvas se apañan bien con poca agua y tienen una gran resistencia.

Notas:

[1] Virus Zika en Latinoamérica, Desinsectador, 12-08-2015.

[2] https://www.sciencenews.org/article/chikungunya-move

[3] Salvatella Agrelo, Roberto: Aedes aegypti, Aedes albopictus (Diptera, Culicidae) y su papel como vectores en las Américas. La situación de Uruguay, 1996.

[4] Rey, Jorge R. y Philip Lounibos: Ecología de Aedes aegypti y Aedes albopictus en América y transmisión enfermedades, Biomédica Revista del Instituto Nacional de Salud, 2015, Vol. 35, Núm 2.

[5] http://ecdc.europa.eu/

[6] Aedes aegypti, vector de dengue en Madeira, Desinsectador, 11-11-2012.

[7] http://ecdc.europa.eu/en/healthtopics/vectors/mosquitoes/Pages/aedes-koreicus.aspx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s