¡Bye bye, Racumin Polvo!

Fig 1. Envase de Racumín Polvo de 1 kilo./ Desinsectador 2013

El día 30 del mes próximo, el producto Racumin Polvo caerá del registro de biocidas del Ministerio de Sanidad. Tristeza siento. Este producto raticida es el último de los formulados en forma de polvo disponible en España para uso profesional. Hace 10 años había varias marcas de este raticida en polvo pensado para espolvorear en zonas de paso de roedores. En los últimos años ha habido una criba entre las diferentes marcas de polvo de pista. Tan solo quedaron Racumin Polvo y Spyant Polvo de Pista [1] debido a la aplicación de la nueva normativa europea implementada a principios de la década de 2000. Con esta nueva normativa, se disparó el número de pruebas con que los productos biocidas debían cumplir. Esto encareció el costo de inscripción de los productos en el registro oficial de biocidas del Ministerio de Sanidad. Si a esto sumamos que el polvo de pista no es un producto muy consumido, entenderemos que manda la economía. A partir del primero de julio, los aplicadores de control de plagas ya no podremos echar mano de este producto milagroso. Cuando tenías una rata que se resistía a comer el cebo, ponías un poco en un área de paso y te marchabas contento pensando que el asunto estaba en vías de solución. Producto ideal para espolvorear en madrigueras. Pude consultar a un responsable de Bayer la razón por la que el producto iba a caer y entendí que era por la peligrosidad del formulado. Es cierto que hay que ir con mucho cuidado con el polvo de pista, ya que puede haber derivas.

El uso de polvo de pista para control de roedores se viene usando desde hace tiempo. No sabría decir con seguridad cuándo se empezó a usar. En un libro de 1950 escrito por Valentín Matilla y Gonzalo Piédrola Gil de 1950 [2], he encontrado de momento la referencia más antigua a algo parecido al actual polvo de pista. Se trata del uso de DDT como raticida:

«Los investigadores hermanos Sergent, habiendo observado una gran mortaldad en ratas y ratones después de la aplicación de aquel insecticida, realizaron experimentos colocando ratones y ratas en dos jaulas conectadas por un tubo estrecho; en una de ellas estaban los alimentos; en la otra, su madriguera,  en un tubo que las unía espolvoreaban DDT al 5 por 100.

Después del contacto, los síntomas primeros de la intoxicación aparecieron de las seis a las veinticrutrao horas y murieron 47 de 50 ratones que componían el lote y 30 de 50 ratas. Por eso, los autores recomiendan el DDT como eficaz para la destrucción de ratones. En localidades peruanas, usado como decimos, se vio que también las mataba si se espolvoreaban profusamente las madrigueras.»

Fig 2. Anuncio sobre el raticida Racumín aparecido en 1971 en el periódico ABC.

Pienso yo que con el uso de los raticidas anticoagulantes, a alguien se le ocurrió mezclarlo con talco para los mismos propósitos que el uso de DDT. Aunque el polvo de pista se viene usando desde hace décadas, no lo es tanto en España la marca Racumin. Toda la gama de productos raticidas que este nombre engloba son elaborados con cumatetralilo, un anticoagulante que también recibe el nombre de endrocid. Esta materia biocida fue descubierta por los laboratorios Bayer a mediados de la década de 1950. Al igual que otras compañías químicas, fue a raíz del descubrimiento de la warfarina que Bayer desarrolló su propio compuesto anticoagulante. Los productos rodenticidas Racumin desembarcaron en España a principios de la década de 1970. Consultando la hemeroteca del periódico ABC, el primer anuncio es de 1971. Véase la foto número 2 donde se reproduce el anuncio. Cuando Bayer desembarcó en España con productos para el control de plagas, encomendó la fabricación a una empresa llamada Jasala SA, que estaba radicada en Cornellá de Llobregat. Uno de los primeros productos que fabricó para Bayer fue el insecticida Baygon. Jasala fue fundada a finales del siglo XIX [3]. En este tiempo se dedicó a la fabricación de tintes de color y productos para el hogar. A partir de la década de 1960 empezó con la fabricación de insecticidas, razón por la que Bayer se fijó en esta. Jasala fabricó una amplia gama de con marcas como Frescor (ambientadores), Neva (jabón en crema), Paradiclor (desodorante antipolillas), o Punto Azul (insecticidas). Desconozco la historia de esta empresa. Aunque algunas de sus marcas pasaron a la empresa Nubiola, Europea de Productos de Gran Consumo. También es propietaria de la marca de raticida Nogat. Seguiré investigando.

Notas:

[1] Datos del registro de plaguicidas no agrícolas o biocidas. RACUMIN POLVO, fabricante Bayer CropSciense, número de registro 10-10-00466(-HA), caducidad en 30-06-2013, cumatetralilo al 0’75%. SPYANT POLVO DE PISTA, fabricante Vectem, número de registro 08-10-00633, caducidad en 11-06-2013 (no para industria alimentaria), polvo azul con clorofacinona al 0’2%.

[2] Matilla Gómez, Valentín y Gonzalo Piédrola Gil: Los roedores reservorios y vectores de enfermedades infecciosas y parasitarias. Estudio especial de ratas y ratones. Desratización en la ciudad y en el campo con los nuevos raticidas sintéticos, Madrid, 1950, Instituto Español de Medicina Colonial, páginas 72 y 73.

[3] La Vanguardia, sábado 23 de julio de 1988, página 24.

[4] Raticida Nogat, Desinsectador, 02-01-2013.

3 comentarios en “¡Bye bye, Racumin Polvo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.