Productos raticidas e insecticidas de Jean Cappeau

Fig 1. El Anunciador Catalán, domingo 24 de febrero de 1878, pág. 4.

C. Pradera, Barcelona, 04-09-2013

Hace unos días busqué viejos anuncios de productos de control de plagas en hemerotecas disponibles online. Dejé a un lado los productos para uso agrícola y me centré en los de uso doméstico. Encontré algunos antiguos de la segunda mitad del s. XIX que hacían referencia al comerciante francés Jean Cappeau.

El primero que encontré fue publicado en el periódico ‘El Anunciador Catalán’ del domingo 24 de febrero de 1878 (figura 1). Se anuncia el raticida El Incomparable y el insecticida Polvos Cappeau. El raticida se presenta como un polvo de gran eficacia para exterminar ratas y ratones. Tiene la importante «ventaja de no dañar á la persona ni á ningun animal doméstico, destruyendo en poco tiempo toda clase de ratas, ratones, topos turones, que infestas nuestros campos». Se vendía el paquete a 4 reales. Dato importante es que es un producto original que ha sido autorizado para la venta inventado por Jean Cappeau. El producto es fabricado en la plaza San Sebastián, 17, de Barcelona. Se mencionan las tiendas donde se puede adquirir.

Fig 2. La Publicidad, jueves 2 de octubre de 1879, pág. 4.

Respecto al producto insecticida, se indica que «destruye completamente las pulgas, chinhes y otros parásitos, las cucarachas y escarabajos, en fin, toda clase de insectos que tanto molestan y repugnan». No sabemos qué materia activa insecticida llevaba. Este mismo anuncio fue publicado en el mismo periódico durante el mismo año hasta mediados de junio. Y también fue publicado en el periódico ‘La Publicidad’ en el mismo año 1878 y en el siguiente 1879 (figura 2).

Fig 3. El Diluvio, jueves 1 de junio de 1882, pág 4724.

De 1882 he encontrado otro anuncio de J. Cappeau (figura 3). Fue publicado en el periódico ‘El Diluvio’ de Barcelona. El anuncio no publicita los productos, sino una tienda que clasifican como de «almacén especial» donde se encuentra todo lo necesario para «la destrucción de las ratas, ratones, chinches, piojos, moscas, hormigas, escarabajos, mosquitos y todos los insectos dañinos». La tienda se encuentra en la calle San Ramón, 6, de Barcelona. Este anuncio fue publicado en diversas ocasiones en el mismo periódico durante el mes de junio.

Fig 4. La Publicidad, el sábado 22 de julio de 1882, pág. 4.

En el mismo año 1882 en el periódico ‘La Publicidad’ de Barcelona fue publicado otro anuncio parecido (figura 4). Se anuncia en primer lugar un insecticida calificado como fulminante. Es un formulado en polvo que se aplica mediante fuelle. También se anuncian «polvos para la destrucción de toda clase de ratas». Y demás otros productos insecticidas.

Fig 5. El Diluvio, domingo 10 de junio de 1883, pág. 4658.

Al año siguiente, en 1883, aparecieron anuncios en diversos periódicos. Vuelven a aparecer anuncios en el periódico ‘El Diluvio’ (figura 5) y también en ‘La Vanguardia’ (figura 6). El texto en ambos anuncios es el mismo. Se hace hincapié en la destrucción de insectos y ratas para «la seguridad de la salud».

Fig 6. La Vanguardia, jueves 7 de junio de 1883, pág. 3.

Después de 1883, no he encontrado más anuncios sobre la actividad y productos de J. Cappeu. Sin embargo, en 1889 se publica en las páginas de La Vanguardia un anuncio similar a los anteriores (figura 7). En este anuncio aparece Teresa Vilaseca como sucesora de J. Cappeau con domicilio en el mismo lugar, en la calle San Ramón, 6, de Barcelona.

Fig 7. La Vanguardia, viernes 27 de septiembre de 1889, pág. 4.

Se trata de un anuncio muy interesante. Se hace hincapié en la destrucción de animales dañinos para proteger la salud. Se dice que enfermedades como el cólera, tifus, viruela, etc., se combaten por medio del Insecticida Fulminante. Se explica que «con igual celeridad que los visibles destruye los insectos microscópicos provenientes de enfermedades de las personas, animales y plantas». Y junto al término insecticida se habla de desinfección. Se utiliza el adjetivo «desinfectante». Esto da cuenta de la influencia en aquella fecha de los descubrimientos de Louis Pasteur y su teoría de que en el origen de determinadas enfermedades se encontraban los microorganismos. Y para prevenir contraer la enfermedad, había que evitar su propagación por medio de la desinfección. Esta teoría fue el germen de los servicios de desifencción, desinsectación y desratización.

Después de este anuncio aparecido durante el año 1889 no he vuelto a encontrar nada sobre el Insecticida Fulminante. Ahora bien, otros comerciantes de insecticidas y raticidas se instalaron en la misma calle San Ramón.

2 comentarios en “Productos raticidas e insecticidas de Jean Cappeau

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.