Hormiga Pheidole pallidula (Formicidae, Myrmicinae) en Barcelona

Fig 1. Obrera menor y mayor de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

C. Pradera, Barcelona, 08-07-2012 [actualizado]

Llamaron de un hospital en el que la empresa en la que trabajo presta servicios de desinsectación y desratización. Avisaron de hormigas en un office de la planta 11. A llegar, me puse a buscar las hormigas. Eran de pequeño tamaño. Llegué al agujero por donde salían. Por suerte, en un lugar donde estaban, apenas tenían comida. El hormiguero parecía de pequeño y fácil de controlar. Me arrodillé y con mi linterna me puse a observarlas con curiosidad.

Vi un buen número de obreras de unos 2 mm de longitud. Entonces vi que una de ellas tenía una cabeza más grande de lo normal y medía el doble. Esta observación me hizo pensar que la colonia era de Pheidole pallidula. Esta especie tiene obreras de dos tamaños (dimórficas), menores y mayores (figura 1). Estas últimas tienen una función defensiva y disponen de grandes mandíbulas con las que trocean los alimentos. Tienen una alimentación variada, pero buscan principalmente otros artrópodos vivos o muertos. Una mosca, una cucaracha o cualquier animal que tengan a mano será aprovechado.

Fig 2. Obrera mayor de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

Al cabo de unas semanas, en la cocina de otro cliente me encontré con las mismas hormigas. Esta vez, la colonia de hormigas era muy grande. Había varias columnas de hormigas que recorrían la gran cocina de un lado a otro. Debido a la problemática que tenía delante, esto no se solucionaba fácilmente con un poco de cebo. Había que realizar un tratamiento perimetral y solicitar que en la cocina mantuvieran la limpieza de manera exquisita.

Como se ver de ambas situaciones, P. pallidula es una especie que se adapta bien a interiores. Al ser de pequeño tamaño, se adaptar bien a los recursos disponibles. Su distribución es mediterránea, básicamente se encuentra en el sur de Europa y en el noroeste de África. Es una especie común a baja altitud que puede instalarse en cualquier lugar de una ciudad como Barcelona. La colonia es fundada de forma independiente por una reina. Por tanto, es una especie monoginia, pero parece que puede adoptar otras reinas [1].

Fig 3. Cabeza de obrera minor de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

La mejor manera de identificar esta especie es por las obreras dimórficas. Las menores miden de 1’5 a 2’5 mm de longitud y tienen una cabeza pequeña. Y las mayores miden de 3’5 a 5’5 mm y tienen una cabeza muy grande en relación al cuerpo. Si se dispone solo de obreras menores, entonces hay que mirar que tenga el tamaño indicado lo siguiente: una maza antenal acabada en punta y formada por tres largos artejos, una línea dorsal del tórax en forma de ese, dos pequeñas espinas en el propodeo y dos nódulos peciolares (peciolo con punta aguda y pospeciolo con punta roma). El color de las obreras es variable y va desde el amarillo pálido hasta el marrón oscuro. No es una característica principal para un diagnóstico [1].

Ahora bien, a pesar de que se trata de una especie única en su género en Europa, se encuentran en expansión dos especies exóticas con las que se puede confundir: P. indica (también Pheidole teneriffana) [2] y P. megacephala [3]. Para identificar la primera especie, hay que fijarse en el tórax donde hay una fisura entre el pronoto y el mesonoto. Y respecto a la segunda, hay que mirar el pospeciolo que tiene aspecto abombado por la parte ventral.

Notas:

[1] C. Lebas, C. Galkowski, R. Blatrix & P. Wegnez. 2017. Guía de campo de las hormigas de Europa Occidental. Editorial Omega, Barcelona. 415 pp.

[2] C. Pradera. 28-12-2016. Hormiga Pheidole indica (Formicidae, Myrmicinae) en Almería y en Bugibba. El desinsectador y desratizador.

[3] C. Pradera. 16-12-2016. Distribución de la hormiga Pheidole megacephala (Fabricius, 1793) en la ciudad de Barcelona. El desinsectador y desratizador.

Fig 4. Cabeza de obrera mayor de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

Fig 5. Macho de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

Fig 6. Reina y obrera menor de Pheidole pallidula./ C. Pradera 09-2020

5 comentarios en “Hormiga Pheidole pallidula (Formicidae, Myrmicinae) en Barcelona

  1. Juan dijo:

    He observado el comportamiento de estas hormigas en una cocina. Prefieren las grasas y las proteínas a los dulces. He probado este cebo y no lo prueban:

    Saludos.

  2. Pedro dijo:

    Buenos días, lo primero felicitarte por este blog, es una pasada, rigor científico y además ameno.

    Tengo una invasión de pequeñas hormigas que por lo que he visto en tu blog podrían ser pheidole pallidula. Tengo una casa en Chiclana de la Frontera (Cádiz) muy cerca del mar. No vivimos allí permanentemente. Tengo varios pinos y el jardín está lleno de unas hormigas negras medianas que no me dan ninguna guerra, nunca entran en la casa. Suben y bajan por los pinos y se quedan en la grama, como mucho se pasean por el porche pero no me molestan.
    Pero luego tengo unas pequeñitas (unos 2 mm) y de color rojizo o marrón claro, que empezaron a invadirnos a raíz de una obra que hicimos para ampliar la casa comiéndonos una parte del jardín. Están como debajo de la casa, excavan sus hormigueros y sacan la arenilla fuera, en la unión del suelo y la pared exterior de la casa. Si sumo todos los montoncitos que llevo barriendo en los últimos año, saco un cubo grande de arena. También hacen unos hormigueros grandes en el jardín, pero justo pegados a la casa, no en medio. Todos los hormigueros los hacen en la cara sur de la casa, al norte ninguno. Pero además entran en la cocina, no sé por dónde, creo que por la unión de los marcos de las puertas y la solería o bien por el marco de la ventana, ya que les encanta la encimera. Atacan todos los restos de comida, pan, queso, cereales, pasta, incluso agujerean un paquete de patatas fritas de bolsa metálica. Esto creo que lo hacen unas un poco más grandes que tienen pinzas (unos 3-4 mm)

    Lo he intentado todo, insecticida, gel cebo (que parece que ni lo tocan), remedios caseros, y nada. Lo único que me funciona un poco mejor es un cebo granulado de la marca Bioplagen (acetamiprid 0,2%) que las pone un poco a raya, desaparecen durante un tiempo, pero acaban volviendo. Aparte tengo que tener cuidado porque pongo el cebo en la encimera de la cocina y en el marco de la ventana cuando nos vamos, pero cuando volvemos hay que limpiarlo muy bien para no contaminarnos. Y no parece una solución definitiva.

    Llamé a un servicio de plagas pero se limitaron a poner gel y no sirvió para nada. Otra empresa de plagas me pidió un dineral por un tratamiento de inyecciones en las paredes pero me dijo que era para termita porque seguro que tenía termitas. Yo lo dudo porque por lo que he leído las termitas son blancuzcas y no les gusta la luz.

    Mi pregunta es si me recomiendas algún otro tratamiento, y si crees que puede tratarse de pheidole pallidula. Espero que no sea la hormiga argentina!

    Muchas gracias de antemano!!
    Pedro

    • desinsectador dijo:

      Buenos días. Si la has identificado como Pheidole pallidula, entonces el mejor cebo que conozco es Protect Home SBM Antihormigas Granulado. Lo puedes encontrar en tiendas y por internet sin problemas. Ahora bien, no es fácil la identificación de especies del género Pheidole. Además de tener esta especie autóctona, tenemos otras que hay que mirarlas con la lupa binocular para saber de cuál se trata. Cualquier duda, si quieres me puedes enviar fotos a desinsectador@yahoo.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.