Distribución de la hormiga Pheidole megacephala (Fabricius, 1793) en la ciudad de Barcelona

Fig 1. Exposición del profesor Xavier Espadaler durante la jornada técnica./ ADEPAP 2017

1/ INTRODUCCIÓN

El pasado viernes 27 de octubre de 2017 tuve la oportunidad de hablar sobre la distribución en la ciudad de Barcelona de la hormiga exótica Pheidole megacephala (Fabricius, 1793). Esta exposición formaba parte de una jornada técnica organizada por ADEPAP [1], la asociación de empresas de control de plagas de Cataluña, bajo el siguiente título: ‘Pheidole megacephala, una nova espècie de formiga a casa nostra’ [2]. Fuimos tres las personas que expusimos: Xavier Espadaler, Josep Parnau y un servidor.

En primer lugar habló el experto mirmecólogo Xavier Espadaler. Fue quien llevó la parte capital de la jornada técnica y nos habló sobre las especies exóticas establecidas en Cataluña. Y más en concreto, sobre aquellas especies que por su capacidad de formar supercolonias devienen invasoras. Estas son tres: Linepithema humile, Lasius neglectus y Pheidole megacephala. Todo cuanto dijo fue de gran interés. Fue un placer poder escuchar a Xavier Espadaler y aprender de él. Toda su vida ha estado dedicada a la docencia e investigación, por lo cual escucharlo es aclarar los conceptos. En segundo lugar, hablé yo sobre la distribución de Pheidole megacephala. Fue una exposición discreta fruto de varias prospecciones realizadas en la zona donde fue detectada. Y en tercer lugar, habló Josep Parnau de Killgerm SA sobre control de hormigas.

Tras las exposiciones, se entregó a los asistentes una muestra de obreras de las tres especies del género Pheidole que podemos encontrar en la Península Ibérica. Estas son: Pheidole pallidula (nativa), Pheidole indica (exótica) y Pheidole megacephala (exótica e invasora). También se les entregó unas claves y se les invitó a que con la ayuda de una lupa binocular aprendieran a identificar estas especies.

Aprovecho para dar las gracias a ADEPAP y a Luis Lozano Blanco, mi jefe. Y sobre todo, agradecer la asistencia de mis compañeros de profesión. He de hacer notar que asistieron a la primera jornada sobre hormigas que ADEPAP organiza. Las hormigas no despiertan tanto interés como otras especies. Sin embargo, la calidad de los asistentes me hizo dar cuenta de la gran profesionalidad que está alcanzando el sector. Gracias a todos.

Fig 2. Observando a través de la lupa binocular./ ADEPAP 2017

2/ ESTRUCTURA SUPERCOLONIAL

Las tres especies citadas forman supercolonias, lo cual les otorga mayor capacidad de supervivencia sobre otras especies. El término supercolonia se utiliza para denominar una colonia formada por muchas reinas (poliginia) y muchos nidos interconectados (polidomía) en la que todos sus miembros se reconocen. Por extensa que sea una colonia formada por miles o millones de individuos, al recoger dos miembros alejados y colocarlos juntos, su agresividad es nula y se reconocen como pertenecientes a la misma colonia. Es conocido el caso de Linepithema humile en la que se han detectado dos grandes supercolonias en Europa. La mayor conocida como principal va desde Italia hasta Portugal recorriendo toda la costa mediterránea. La menor conocida como catalana se encuentra tan solo en el este de la Península Ibérica. Los miembros de cada supercolonia se reconocen a pesar de la distancia. Sin embargo, si se coloca una obrera de la supercolonia principal con una de la catalana luchan hasta la muerte.

Estas tres especies aseguran además la reproducción de una manera eficaz. Las hembras fértiles copulan con el macho en el interior de la colonia. Y cuando se encuentran preparadas para la puesta, se alejan unos metros con un séquito de obreras buscando un nuevo lugar donde instalarse. Con ello la colonia aumenta la superficie ocupada. Este comportamiento, junto con la gran densidad de individuos que va aumentando año tras año, lleva a que la supercolonia presione y expulse al resto de especies de hormiga. Su crecimiento se puede explicar gráficamente con la metáfora de aceite que se extiende sobre el agua. Es por ello que las especies exóticas que forman supercolonias son también consideradas invasoras, ya que reducen la diversidad de hormigas y otros artrópodos.

Hay que añadir dos aspectos importantes. Primero, las especies exóticas que provienen de zonas tropicales donde no existe el invierno. Así pues, no se encuentran preparadas para pasar toda esta época fría refugiadas en su hormiguero. Es por ello que, cuando descienden las temperaturas, es lógico que se adentren en las edificaciones en busca de calor y alimentos. Segundo, y en relación a esta capacidad de movimiento, es que estas especies son clasificadas en inglés como tramp ants, es decir, como hormigas vagabundas. Esto significa que no tienen un hormiguero fijo en el suelo como las especies autóctonas, sino que es móvil. Y si se las molesta o las condiciones no son las adecuadas donde se encuentran, buscan otra zona donde establecerse de manera temporal.

3/ PHEIDOLE MEGACEPHALA EN BARCELONA

Fig 3. Lugares donde se ha localizado Pheidole megacephala según Wetterer (2002).

La distribución de Pheidole megacephala a nivel mundial ha sido estudiada por James K. Wetterer, quien publicó un artículo muy interesante en 2002 [3]. Este autor elabora un mapa de alcance mundial (figura 3) donde quedan reflejados mediante puntos rojos los lugares donde P. megacephala ha sido encontrada. Se observará que hay localizaciones para Europa continental. Sin embargo en estos lugares ha sido reportada su presencia, pero no se ha establecido. Si nadie lo desmiente, el primer lugar de Europa continental donde se ha dado cuenta de su establecimiento es la ciudad de Barcelona. Del mapa también se observa que los puntos rojos se encuentran en las zonas más calientes del planeta. Esto es lógico si tenemos en cuenta que se establece el origen de esta especie en la zona tropical de África.

Fig 4. Datos de temperatura y precipitación de Can Bruixa (les Corts).

Que esta especie necesite un clima tropical o parecido, no significa que no se pueda adaptar a otras partes del mundo menos propicias. Por supuesto, un clima tropical permitirá que se desarrollen todas sus capacidades. Pero las especies exóticas invasoras son muy adaptables y con el tiempo pueden desarrollar cepas bien aclimatadas a la zona. La ciudad de Barcelona tiene algunas características que la hacen propicia. Al encontrarse cerca del mar tiene temperaturas moderadas y un ambiente más húmedo que ciudades cercanas que se encuentran al interior. El hecho de estar rodeada de montañas que mantengan la humedad ayuda a que en verano se vivan momentos de bochorno. En la figura número 4, reproduzco un gráfico que refleja la serie de temperaturas registradas entre 1987 y 2010 en el observatorio de Can Bruixa (les Corts) [4]. Se encuentra ubicado en el centro de Barcelona y muestra que las medias mensuales en invierno están por encima de los 10 ºC y, en verano, por encima de los 25 ºC. El centro de Barcelona es un medio alterado muy edificado donde hay un alto consumo de energía (combustibles, gas, electricidad, etc.), lo cual hace que suban las temperaturas y sea uno de los lugares más cálidos de Cataluña. Si a ello le sumamos el riego artificial de parques y jardines o el hecho de que la capa freática haya subido en los dos últimos decenios, encontraremos cantidad de espacios donde P. megacephala pueda encontrar unas buenas condiciones.

4/ DETECCIÓN EN BARCELONA

Fig 5. Primeras fotografías que tomé de obreras de Pheidole megacephala. Menor a la izquierda y, mayor, a la derecha./ Desinsectador 2016.

A principios de enero de 2016 llamó un cliente diciendo que tenía hormigas en la barra junto a la entrada. Era un restaurante situado en la calle Muntaner cerca de la confluencia con avenida Diagonal. Conocía el cliente y pensé que se trataba de Linepithema humile, ya que en verano de 2015 aparecieron en la cocina. Erróneamente las identifiqué como Pheidole pallidula. Apliqué el cebo granulado Maxforce GR (BAYER). Al cabo de unos 20 días, volvieron a llamar. Me pareció extraño porque el granulado siempre funcionó muy bien con P. pallidula. Volví a aplicar este producto y Fourmidor (BASF). El cliente no volvió a quejarse.

En abril de 2016 asistí a la jornada técnica sobre hormigas organizado por EIXAM que impartió Xavier Espadaler. Le comenté el caso y me dijo que no podía ser Pheidole pallidula, puesto que se trata de una especie autóctona y, por tanto, invierna. Me comentó que podría tratarse de una especie exótica como P. megacephala. Cuando regresé al cliente en septiembre de 2016 recogí una muestra (figura 5) y pude ver que se trataba de esta otra especie. Realicé una pequeña prospección y vi que estaba bastante extendida. Entonces recordé que a finales de 2014 realicé un presupuesto para control de hormigas en una comunidad de propietarios de la calle Buenos Aires cerca de la confluencia con la calle Casanova. La identifiqué como P. pallidula. Los vecinos se quejaban de que tenían hormigas durante todo el año en cocinas y baños. Presenté un presupuesto que no fue aceptado. En septiembre de 2017 pude constatar que en esa finca tenían P. megacephala.

5/ DISTRIBUCIÓN DE P. MEGACEPHALA EN BARCELONA

Fig 6. Ubicación de P. megacephala en Barcelona.

Fig 7. Distribución de Pheidole megacephala./ Desinsectador 2017

En la figura número 7, se puede ver un plano que es el resultado de varias prospecciones realizadas en la zona con fechas de 16-09-2016, 05-11-2016 y 21-09-2017. Fueron realizadas por X. Espadaler y un servidor. En el plano aparecen 88 puntos de muestreo. No es una prospección sistemática, sino que ha sido realizada para delimitar toda la zona que se supone colonizada por P. megacephala. Por tanto, se ha buscado establecer el perímetro, partiendo de la base de que una especie que puede desarrollar estructura supercolonial avanza como una gota de aceite. El muestreo se realiza en la vía pública (calles y plazas) y a ras de suelo (alcorques y jardineras). En la siguiente tabla se pueden ver las especies detectadas y el color asignado a cada una de ellas en el plano.

COLOR ESPECIE
Verde Pheidole megacephala
Marrón Tetramorium
Amarillo Lasius grandis, Lasius lasioides
Naranja Plagiolepis
Violeta Crematogaster scutellaris
Gris Pheidole pallidula
Turquesa Formica rufibarbis

Como se puede observar, no localizamos la presencia de Linepithema humile. Sin embargo, como ya he explicado constaté su presencia en el cliente de restauración para verano de 2015 en el interior de manzana, entre Muntaner y Aribau.

Fig 8. Zona ocupada por Pheidole megacephala./ Desinsectador 2017

Uniendo todos los puntos extremos donde se ha detectado P. megacephala, se obtiene el plano de la figura 8. Muestra una gran área que da un total de 18’8 hectáreas (0’188 Km2). En esta gran área, X. Espadaler recogió muestras de obreras de tres puntos alejados para realizar pruebas de agresividad. Los puntos fueron: Diagonal/Muntaner, Francesc Macià nº 10 y Casanova nº 172 (figura 9). Las pruebas consistieron en enfrentar 10 obreras de un punto contra 10 obreras de otro: A+B, B+C, A+C. Los enfrentamientos fueron 1 a 1. No hubo agresividad en ningún caso, lo cual demuestra estructura supercolonial.

Fig 9. Puntos de donde se recogieron obreras para pruebas de agresividad./ X. Espadaler 2017

6/ CÓMO ES P. MEGACEPHALA

En la imagen número 10, se puede ver una comparativa de P. megacephala respecto a dos especies comunes que se pueden encontrar en Barcelona y cercanías. Hay que destacar que tanto Lasius grandis como Linepithema humile tienen obreras monomórficas, es decir, muy similares en tamaño. Sin embargo, en las especies del género Pheidole las obreras son de dos tamaños bastante diferenciados, menores y mayores. En el caso de P. megacephala, las menores miden unos 2 mm y, las mayores, unos 3’5 mm. Las obreras mayores del género Pheidole destacan también por tener la cabeza más grande en relación al cuerpo. Es por ello que a la especie autóctona P. pallidula se la conoce coloquialmente como ‘hormiga cabezona’. A P. megacephala se la podría llamar ‘hormiga cabezona africana’ tal y como se utiliza en inglés: African big-headed ant. O mejor como ‘hormiga leona’, denominación que es utilizada en la literatura científica en español.

Fig 10. Especies comunes en Barcelona junto a P. megacephala./ Desinsectador 2017

En una colonia de hormigas del género Pheidole, las obreras menores forman la mayor parte de sus efectivos. Y en menor medida, las mayores. Si nos encontramos con mayores, nos daremos cuenta de que estamos ante hormigas de este género. Como ya he indicado, en las Península Ibérica hay tres especies de Pheidole. En la figura número 11, reproduzco un dibujo de una obrera mayor de P. megacephala según Edward O. Wilson (2003) [5]. He indicado los aspectos clave para su identificación, ya que en una obrera mayor se ven perfectamente.

Fig 11. Dibujo de mayor de P. megacephala según Edward O. Wilson (2003)

En primer lugar, observaremos si el mesonoto tiene una depresión marcada con una fisura y si la cabeza vista de frente está totalmente marcada por estrías. Si esto es así, estamos ante P. indica. En caso contrario, podemos estar ante P. megacephala o una P. pallidula. Para diferenciar estas dos especies nos fijaremos si el postpeciolo tiene una protuberancia en la cara ventral y si las espinas del propodeo esán bien marcadas. En caso afirmativo, estamos ante P. megacephala. En caso negativo, ante una P. pallidula.

7/ DÓNDE SE ENCUENTRA EN BARCELONA

El muestreo fue realizado en las calles de Barcelona a ras de suelo. Principalmente se buscó en alcorques como el que se puede ver en la imagen número 12. En la zona colonizada por P. megacephala se podían encontrar fácilmente en estos lugares. Son características las entradas al hormiguero visibles sobre la tierra limpia sin plantas (figuras 13 y 14). Estas entradas se encuentran o bien cerca del perímetro del alcorque o bien tocando al tronco del árbol. No hacen una o dos entradas como otras especies, sino varias.

Fig 12. Alcorque en Barcelona./ Desinsectador 10-2017

Fig 13. Entradas al hormiguero de P. megacephala./ Desinsectador 10-2017

Fig 14. Entradas al hormiguero de P. megacephala./ Desinsectador 10-2017

Un factor importante que ha favorecido la expansión de P. megacephala por la zona fue la remodelación de la avenida Diagonal en su tramo entre la plaza Francesc Macià y paseo de Gràcia. Fue realizada entre 2014 y 2015. Hubo gran movimiento de tierras, lo cual eliminó las especies establecidas y creó un vacío ecológico. En la reurbanización fueron creados numerosos alcorques y jardineras (figura 15). Estas nuevas zonas verdes fueron cubiertas con plantas, con un sistema de riego y cubierto el suelo con material aislante (manta y corteza de pino) para mantener la humedad del suelo (figura 16).

Fig 15. La reforma de la Diagonal propicia la expansión de P. megacephala./ Desinsectador 10-2017

Fig 16. Riego y material aislante que propicia la expansión de P. megacephala./ Desinsectador 10-2017

Algo bueno que tiene el material aislante colocado en la avenida Diagonal es que permite encontrar fácilmente hormigas. Nada más levantarlo, se pueden ver debajo las galerías (figura 17). Pude observar a principios pasado mes de octubre que P. megacephala seguía en época de crianza. En las imágenes 18 y 19 se pueden ver larvas y pupas debajo de la manta aislante. La primera vez que vi larvas este año 2017 fue a finales del mes de marzo cuando capturé dos reinas que intenté criar sin éxito. Por lo tanto, esta especie podría tener un período largo de cría. Habría que comprobar si existe un paro en julio y agosto.

Fig 17. Criando debajo del material aislante./ Desinsectador 10-2017

Fig 18. Larvas y pupas debajo del material aislante./ Desinsectador 10-2017

Fig 19. Larvas y pupas debajo del material aislante./ Desinsectador 10-2017

8/ EL IMPACTO

Lo primero que hay que remarcar es que, según el artículo de James K. Wetterer (2012), esta especie tan solo se introduce en medios alterados. Es aquí donde puede encontrar una oportunidad de éxito. No lo hace en medios naturales donde el impacto del hombre haya sido mínimo, ya que encuentra una fuerte competencia. Un medio alterado es la agricultura donde parece que puede tener un impacto importante, según el autor citado. Sin embargo, no hay que temer que su futura expansión pueda llegar a afectar a cultivos de fuera de Barcelona, dado que fuera de esta ciudad el clima es hostil.

El principal impacto de esta especie es sobre el resto de artrópodos. Y principalmente, sobre el resto de especies de hormigas que son competidoras directas. Su táctica es letal: avance discreto y en gran número. Gana por mayoría y no deja de importunar. En un medio urbano como Barcelona se las apaña para sobrevivir bien, ya que tiene comida suficiente. Se alimenta de otros insectos e invertebrados, de melaza excretada por hemípteros (figura 20), alimentos almacenados (comensal nuestro), etc.

Fig 20. Obreras de P. megacephala descendiendo con el buche lleno de néctar de áfidos y cochinillas recolectado en árboles./ Desinsectador 10-2017

9/ CONTROL DE P. MEGACEPHALA

La gran densidad de individuos que forma una estructura supercolonial, unido al hecho de ser vagabunda y exótica, conlleva que una infestación resulte muy difícil de manejar. Sinceramente, después de bastantes experiencias que he tenido con Linepithema humile, he llegado a la conclusión que su eliminación es imposible. Podemos sacarla de las instalaciones de un cliente, pero con el tiempo regresará si se encuentra en los alrededores. Así que considero importante identificar bien las especies y, al encontrarnos ante una de tipo exótico e invasor, plantear a nuestro cliente un Programa de Actuación anual y bien establecidas todas las actuaciones. Es necesaria la información al cliente para que este comprenda la situación.

Respecto a los productos biocidas para su control, hay que hacer pruebas con cebos líquidos para saber cuáles son los mejores. Habría que saber si como sucede con Linepithema humile puede no sentir atracción por cebos solo azucarados durante los períodos de cría. Desaparecido el cebo granulado Maxforce GR (BAYER), no disponemos de más cebos parecidos que son muy apetecibles para las especies del género Pheidole. Sí es cierto que hay muchos granulados que se comercializan como cebos, pero lo cierto es que no funcionan con hormigas por ingestión, aunque sí por contacto. Por otra parte, en el caso de realizar pulverizaciones, siempre es recomendable no utilizar formulados con piretroides para evitar la dispersión de la colonia.

10/ CONCLUSIONES

P. megacephala muestra una gran capacidad de adaptación. El clima de Barcelona no es el mejor para su desarrollo, pero bien se ha adaptado y muestra su carácter invasor. La primera pregunta que me formulo es saber si se encuentra en otro lugar de la Península Ibérica. Creo que es bastante probable. Su introducción habrá sido seguramente a través del comercio de plantas. De la misma manera que ha llegado a Barcelona, ¿por qué no a otro lugar? Sabemos que está establecida desde hace años en las Islas Canarias. Y lo que entra en estas islas, bien puede acabar en la península como ha sucedido con otras especies.

Fig 22. Zona donde más densidad de obreras de P. megacphala he encontrado./ Desinsectador 10-2017

Es interesante especular sobre cuánto hace que esta especie está en Barcelona y en qué lugar se originó. En la figura 22 he indicado en rojo las zonas donde he encontrado mayor densidad de obreras. De hecho, es donde he podido observar filas de obreras por los perfiles de los edificios. Es probable que allí llegara P. megacephala y desde allí se expandiera al resto de la zona. Como he indicado, la remodelación de la avenida Diagonal pudo ayudar a que pasara a la zona norte. La llegada de una especie y aclimatación a la zona no es rápida. Perfectamente pudo llegar hace 10 años o más.

También me parece interesante especular sobre su expansión. Veremos qué pasa de aquí a 10 años. Parece claro que no tenga más límite que el clima. Y por supuesto, que el hecho de encontrarse con Linepithema humile, la gran especie exótica invasora que hay en Barcelona. ¿Cómo será el enfrentamiento entre ambas especies?

Respecto al impacto sobre clientes, podría no ser se tan importante como el de Linepithema humile. Pero esto lo dirá el tiempo. Y sobre todo, la información que nos intercambiemos los profesionales del control de plagas. En este punto, como siempre comento, creo muy necesario que aprendamos a poner en valor la información que manejamos. Pasan por nuestras manos muestras muy importantes que no valoramos. Hace falta identificar bien y compartirla con la comunidad científica.

Notas:

[1] Asociación de empresas de control de plagas de Cataluña, http://www.adepap.com/

[2] Jornada Tècnica a ADEPAP: Pheidole megacephala, una nova espècie de formiga a casa nostra.

[3] James K. Wetterer: Worldwide spread of the African big-headed ant, Pheidole megacephala (Hymeno-ptera: Formicidae). Myrmecological News, Nº 17, pp 51-62, Vienna, agosto de 2012.

[4] Clima de Barcelona: http://w1.bcn.cat/temps/es/climatologia/clima_barcelona

[5] Edward O. Wilson: Pheidole in the New World: A dominant, hyperdiverse ant genus. Harvard University Press, Cambridge, 2003.

Fig 23. Exposición sobre la distribución de Pheidole megacephala en Barcelona el 27 de octubre de 2017./ ADEPAP 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s