Buscando gorgojos xilófagos

Fig 1. Madera atacada por hongos y coleópteros xilófagos./ Desinsectador 05-2017

Hace unos días encontré el trozo de madera que se puede ver en la imagen número 1. Medía unos 75 centímetros de largo y estaba en muy mal estado. Formaba parte de un marco de la puerta de una ducha. La madera se encontraba suelta. La observé y vi que había gorgojos xilófagos (Curculionidae). Esta pieza se encontraba sujeta a una humectación diaria. Así que los hongos habían hecho una parte del trabajo y los gorgojos otra.

Me entretuve un rato en buscar ejemplares de gorgojos para saber de qué especie se trataba. Cuando conseguí unos cuantos, los puse debajo de la lupa binocular y vi que se trataba de Pselactus spadix. Me resultan muy interesantes estos coleópteros que aprovechan la madera que otros coleópteros xilófagos como los anóbidos (Anobiidae) no pueden aprovechar. Pero, en concreto, me resulta fascinante la vida de Pselactus spadix por dos aspectos. El primero es que puede completar todo su ciclo de vida sin necesidad de salir al exterior. El macho y la hembra realizan la cópula en las galerías y allí es realizada la puesta. Y el segundo es que no vuela. Y a pesar de tener esta vida tan oculta e inmóvil, es capaz de llegar a madera puesta en obra y minarla si las condiciones son adecuadas. Todo un misterio. Aunque sí es cierto que este gorgojo se encuentra en el medio natural. A su favor está el hecho de que los adultos son longevos hasta 12 meses. Esto quizás le da posibilidades de llegar a nuevas maderas.

Hasta el momento, Pselactus spadix es la especie de gorgojo xilófago que más me he encontrado. Recuerdo un caso en el que los gorgojos caían de las vigas del techo de un lavabo. Y se lo confundió con el gorgojo de los granos (Sitophilus sp). Es importante pararse a reflexionar cuando encontremos madera en zonas como baños y cocinas con humedad y poca ventilación. Por otra parte, el ataque de Pselactus spadix puede confundirse fácilmente con el ataque de anóbidos, ya que también realiza galerías circulares. Sin embargo, gracias a la acción del agua y de los hongos de prudrición, los gorgojos realizan un ataque más profundo tanto en la albura como en el duramen. Y atacan madera de confífera y frondosa.

Más información:

– Bobadilla Maldonado, Ignacio: Bobadilla Maldonado (2006) Madera estructural y el xilófago Pselactus spadix Herbst. Boletín de Información Técnica, No 243, pp 38-40, Madrid, 2006.

Fig 2. Madera atacada por hongos y coleópteros xilófagos./ Desinsectador 05-2017

Fig 3. Madera atacada por hongos y coleópteros xilófagos./ Desinsectador 05-2017

Fig 4. Madera atacada por hongos y coleópteros xilófagos./ Desinsectador 05-2017

Fig 5. Ejemplares de Pselactus spadix./ Desinsectador 05-2017

Fig 6. Ejemplares de Pselactus spadix./ Desinsectador 05-2017

Fig 7. Ejemplares de Pselactus spadix./ Desinsectador 05-2017

Fig 8. Ejemplares de Pselactus spadix./ Desinsectador 05-2017

Un comentario en “Buscando gorgojos xilófagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.