SERCONSA, limpieza y desratización

Fig 1. La Vanguardia, 16 de marzo de 1971, página 14.

Un tema interesante que daría para un largo análisis es la relación entre empresas de limpieza y empresas de control de plagas. La tentación de una empresa de limpieza de entrar en el control de plagas es grande. Si la empresa es de tamaño mediano o grande, más grande es la tentación. Esto es lógico, ya que se buscan nuevas oportunidades de negocio y el sector de control de plagas las ofrece. Las empresas de limpieza están bien posicionadas ante sus clientes para poder obtener servicios de control de plagas. El personal de limpieza se encuentra con evidencias de plagas, cuando no, con la misma plaga. Los técnicos de control de plagas sabemos que el personal de limpieza es nuestro mejor informador. Información de primera mano.

Una empresa de limpieza puede fácilmente pasar a ofertar servicios de desinsectación y de desratización. Si es de tamaño medio o grande, puede convertirse en una empresa de facilities. Y en la diversidad de servicios ofertados caben los de control de plagas. Esto lo suele hacer a base de la adquisición de una empresa del sector. Un caso paradigmático es el de ISS Facility Services que creó una división de plagas a nivel nacional por medio de compra de empresas [1]. Un caso reciente es el de Zebra Facility Services que se hizo con la mítica y añeja Fumix [2].

Pero en dirección contraria, también se da el caso de que una empresa de control de plagas se abra mercado en el sector de la limpieza. Aunque esta tentación es más concreta y de especialista. Por ejemplo, puede ofertar limpiezas especiales como es el caso de pisos con síndrome de Diógenes. Aunque el campo natural al que tiende una empresa de control de plagas es en el de la higiene de locales, ya que tiene también una posición privilegiada ante sus clientes. Los servicios de aparatos de higiene para lavabos es un tipo de producto que suelen vender las empresas de plagas. Un caso paradigmático de esto es el de Rentokil cuando en 1996 adquirió Initial.

Llegados a este punto, quiero comentar que considero que la incursión de una empresa de limpieza en el campo de control de plagas no es una buena decisión. Una empresa de limpieza vende un tipo de producto diferente. La venta y gestión de un servicio de control de plagas es más compleja. No es lo mismo colocar a una persona en un tiempo y lugar determinado para que limpie un local que organizar la ruta siempre variable de un técnico. En fin, el negocio de control de plagas y el de la limpieza son muy diferentes. El hecho de que ISS vendiera a Anticimex su división de plagas y de que Rentokil vendiera Initial es sintomático. Y dejo a parte los posibles problemas de tesorería que llevaran a sendas ventas. Creo que el mejor camino es el de la especialización.

Una pregunta que me formulo a veces es saber cuándo empezó la tentación de empresas de limpieza por entrar en el negocio de plagas. Buscando en hemerotecas, el caso más antiguo que he encontrado es de Servicios y Contratas SA (SERCONSA). Seguramente habrá otros más antiguos, pero los desconozco. No sé cuándo fue constituida esta empresa, pero bien podría ser a mediados de la década de 1960. Tenía su sede en la Carrera de San Jerónimo, número 35, de Madrid. Tuvo como presidente del Consejo de Administración a Antonio Garrigues Walker. Había detrás un capital económico importante. El objetivo de esta empresa era sencillamente hacerse con las contratas municipales de limpieza. Hay que pensar que en esos años, muchas ciudades medianas empezaron a subrogar servicios. Y el de la limpieza era un capítulo importante.

Parece ser que en aquellos años surgió la idea de un plan integral de ingeniería sanitaria, el cual incluyera la recogida de basura domiciliaria, la limpieza viaria, el tratamiento de basuras y la desratización (figura 2). Con este planteamiento, SERCONSA intentó hacerse con las contratas de limpieza. En 1973 prestaba servicios en 21 ciudades españolas. Entre estas estaban Córdoba, Granada, Marbella, Fuengirola, Guadalajara, Sabadell, Sant Boi de Llobregat o Santa Coloma de Gramanet. La década de 1970 fue importante para esta empresa. Creo que la de 1980 no tanto. De la misma manera que desconozco cuándo empezó sus actividades, también desconozco cuando las acabó. Quizás la comprara otra empresa más grande para hacerse con las contratas que ostentaba.

En este posteo pongo algunas reproducciones de anuncios aparecidos en los periódicos de la época. En la parte superior hay un anuncio donde SERCONSA informa a los vecinos de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) para que sepan que se va a realizar la campaña de desratización y colaboren con esta. En las hemerotecas, de donde más información hay sobre SERCONSA es en relación a las poblaciones de Córdoba y Guadalajara. En la imagen número 2, se puede ver un anuncio de 1970 a toda página relativo a Córdoba. El concepto plan integral de ingenieria sanitaria se vende como revolucionario y moderno. SERCONSA aparece como pionera al aplicar esta manera de obrar por primera vez en España.

En las imágenes 3 y 4 se pueden ver un par de avisos, uno de 1973 y otro de 1979, relativos a Guadalajara. Informan de que se va a realizar la desratización en el municipio y solicitan la colaboración de todos. Muy interesante la lectura del publicado en 1973. Un párrafo dices así: “Se encarece al vecindario en general que los cebos colocados (bolsitas de plástico) no sean deteriorados ni se trasladen de los lugares depositados.” El detalle de que el cebo va en bolsitas de plástico es importante, porque en aquellos años no era la norma común en las desratizaciones. Lo corriente era que el cebo se depositara suelto en montoncitos. Creo que no fue hasta finales de la década de 1970 cuando se estandarizó el uso de la bolsita.

Otro aspecto es saber qué materia activa usaba SERCONSA en las desratizaciones. En un artículo publicado en la revista Flores y Abejas en marzo de 1976 se explica que se usan anticoagulantes [3]. En concreto, se usaba warfarina. En este artículo aparece algún dato interesante como que en la campaña de 1974 fueron empleados la nada despreciable cantidad de 3.258 kilos. El censo de 1970 arrojó para la ciudad de Guadalajara el número de 31.917 habitantes [4]. Para la desratización se contaba con 7 personas más una furgoneta. En 1978 la cantidad de raticida usada era similar, unos 3.200 kilos por año [5]. Se usaban unos 2.000 kilos para la campaña de choque y unos 1.200 para mantenimiento. La brigada de desratización contaba con 6 personas y 3 furgonetas con los que se formaban 3 equipos.

Hasta aquí llegó lo que he encontrado sobre SERCONSA. Si alguien tiene más información al respecto, agradeceré su colaboración.

Notas:

[1] Centrándose en lo suyo, Desinsectador, 10-04-2014.

[2] http://www.fumix.es/

[3] Cada día menos ratas (por Fernando Chapuli), Flores y abejas, semanario de información de la provincia de Guadalajara, Época II, Año LX, Número 3105, 30 de marzo de 1976.

[4] http://www.ine.es/

[5] Guadalajara, más ratas que habitantes (por Fernando Chapuli), Flores y abejas, semanario de información de la provincia de Guadalajara, Época II, Año LXI, Número 3247, 20 de diciembre de 1978.

Fig 2. Anuncio publicado en el ABC de Sevilla el 27 de marzo de 1970, página 6.

Fig 3. Flores y Abejas, semanario de Guadalajara, época I, año LVII, número 2963, 10 de julio de 1973.

Fig 4. Flores y Abejas, semanario de Guadalajara, época II, año LXIII, número 3300, 7 de diciembre de 1979.

5 comentarios en “SERCONSA, limpieza y desratización

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s