Curruca cabecinegra macho, Sylvia melanocephala (Passeriformes, Sylviidae)

Fig 1. Curruca cabecinegra macho (Sylvia melanocephala)./ Desinsectador 01-2014

No sé qué sería para mí un bosque mediterráneo sin el canto de las currucas. Estas aves son el sonido del secano. Un grito parco que rompe el silencio. Se las puede observar en zonas periurbanas. En invierno se suelen ver picando los brotes verdes de los árboles. Ahora ya despunta la primavera. Los árboles se empiezan a preparar para proporcionar una cubierta de hojas que nos proporcionará el placer de la sombra.

La curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala) es un ave que mide unos 14 centímetros de largo. El macho tiene un capirote negro por lo que es fácil de identificar. La hembra, en cambio, tiene un plumaje más modesto y apagado. Su distribución es circummediterránea. Es sedentaria y solitaria. No la veremos formando bandadas en la época fría. Su lugar preferido es el sotobosque.

Fig 2. Curruca cabecinegra macho (Sylvia melanocephala)./ Desinsectador 01-2014

Fig 3. Curruca cabecinegra macho (Sylvia melanocephala)./ Desinsectador 01-2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .