Lasius fuliginosus (Formicidae) en Bossòst, Val d’Aran

Fig 1. Vista de Bossòst, Val d’Aran, desde el cauce del río Garona./ Desinsectador 09-2018

Paré a la entrada de Bossòst, Val d’Aran, población que se encuentra a 920 metros sobre el nivel del mar (figura 1). Junto a la orilla del río Garona pude ver desfilar una larga hilera de hormigas negras brillantes. Recogí una obrera y con la ayuda de una lupa la observé. Vi que tenía el mesosoma característico del género Lasius y, también, poca pilosidad. Al mirar la cabeza de frente pude ver que tenía el contorno en forma de corazón. Con estas caracterísiticas, solo tenemos una especie en Europa. Se trata de Lasius (Dendrolasius) fuligionosus, cuyo comportamiento es pacífico y acorde al contorno de su cabeza.

Fig 2. Árbol que acoge una colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Dato importante es que esta especie especie está clasificada dentro del subgénero Dendrolasius, palabra compuesta por dendro que significa árbol en griego. Y esto indica que Lasius fuliginosus construye sus nidos en los árboles. Sabido esto, si se sigue una hilera de obreras, se encuentra el árbol donde se ubica la colonia. Y esto hice. En la imagen número 2, se puede ver indicado el árbol. Pude ver que por su tronco trepaba una hiedra (figura 3), signo inequívoco de que pocos años le quedaban de vida. El nido es construido en la base y ocupa un buen espacio tanto por debajo del nivel del suelo como por encima. Las obreras poseen unas fuertes mandíbulas con las que labran la madera y construyen las galerías. En principio, no dañan al árbol, ya que aprovechan las partes muertas para entrar y se instalan en el corazón.

Fig 3. Árbol que acoge una colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Los accesos al nido son diversos y grandes. Son fácilmente visibles sobre el tronco (figura 4). Aproveché para retirar algo de corteza para observar un poco el nido (figura 5). Pude ver las galerías exteriores. Sin embargo, poco más vi, porque la mayor parte del nido ocupa el corazón del árbol. Pude ver las grandes grandes galerías que se adentraban en la albura (figuras 6 a 9). Fuera de retirar algo de corteza, no quise hacer más destrozo. Otra manera se saber el árbol donde se encuentra la colonia es por el serrín que las obreras van retirando y que dejan alrededor de la base (figuras 10 y 11). Como otras Lasius, construyen paredes para separar las galerías o protegerse del exterior. Según los manuales, utilizan el serrín con el que forman un cartón en el que se desarrollan hongos cuyos micelios aportan consistencia [1].

Fig 4. Entradas al nido de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

En las imágenes 12 a 15, se puede ver una obrera que recogí y sujeté con los dedos. En estas cuatro fotografías, se pueden ver bien los rasgos característicos. Las obreras miden entre 4 y 5 milímetros de largo. En las imágenes 16 a 18, se puede ver una regla que puse sobre una pista para dar una idea de las dimensiones. Las obreras que van de derecha a izquierda miden algo más, ya que tienen el gastro lleno de melaza y regresan al nido. Como otras especies del mismo género, en la base de su dieta se encuentra el líquido excretado por áfidos y cóccidos. Son bien visibles las pistas hasta sus fuentes de alimentación (figuras 19 a 21). La colonia está formada por miles de obreras. Por lo general, son colonias monogínicas en cuya fundación se da el parasitismo social. Es decir, que una hembra reproductora se adentra en una colonia de Lasius del subgénero Chthonolasius y se hacer querer suplantando a la reina original.

Dato importante es que el nido se encuentra bien aislado del exterior, por lo que esta especie la podremos en cotas altas. Según los manuales, hasta los 1.700 m [1]. Justo dos días después de haber encontrado esta colonia en Bossòst, encontré otra en Isaba, Valle del Roncal, a 800 metros junto al río Belagua.

Notas:

[1] C. Lebas, C. Galkowski, R. Blatrix & P. Wegnez: Guía de campo de las hormigas de Europa Occidental. Editorial Omega, Barcelona, 2017.

Fig 5. Entradas al nido de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 6. Entradas a la colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 7. Entradas a la colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 8. Entradas a la colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 9. Entradas a la colonia de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 10. Serrín alrededor de la base del árbol producto de las obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 11. Serrín alrededor de la base del árbol producto de las obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 12. Obrera de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 13. Obrera de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 14. Obrera de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 15. Obrera de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 16. Obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 17. Obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 18. Obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 19. Obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 20. Obreras de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Fig 21. Obrera de Lasius fuliginosus./ Desinsectador 09-2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.