Carcomas anóbidas (Anobiidae) en la iglesia parroquial de Prats de Molló (Pirineos Orientales)

Fig 1. Vista interior de la iglesia parroquial de Prats de Molló./ Desinsectador 07-2018

El pasado domingo 1 de julio estuve Prats de Molló, población cercana a la frontera que pertenece al departamento francés de Pirineos Orientales. Me acerqué a la iglesia parroquial para visitarla. En la imagen número 1, se puede ver la nave que data del siglo XVII, cuando fue remodelada la anterior iglesia románica del siglo XIII, de la cual queda básicamente el campanario [1].

Fig 2. Capilla lateral./ Desinsectador 07-2018

No soy de visitar iglesias. Así que mi visita iba a ser fugaz. Sin embargo, me fijé que los bancos estaban todos atacados por carcoma anóbida (Anobiidae). Aunque atacados es decir poco. Estaban muy atacados. Me pareció muy interesante averiguar qué carcomas había en esa iglesia. Luego vi que los retablos estaban también atacados. Cosa lógica al llevar centurias allí colocados. Estuve buscando por la nave algún ejemplar adulto. Siempre con sumo cuidado, porque ir con el aspirador entomológico por las esquinas de una iglesia no pinta muy bien. Pero, a pesar de ver bastante serrín caído de las galerías, no encontré ejemplares. Entonces, no sé por qué, me metí por una puerta y descubrí una capilla con su altar y diversos grupos escultóricos (figura 2). Y allí sí que encontré.

Fig 3. Grupo escultórico atacado por Anobium punctatum./ Desinsectador 07-2018

Encontré ejemplares de dos especies de anóbido: Anobium punctatum y Oligomerus ptilinoides. En principio, esto es lo común en una población del oeste del Mediterráneo y que perteneció al Principado de Cataluña hasta el Tratado de los Pirineos en 1659.  Cada una de estas especies estaba en maderas diferentes. En la pared lateral derecha de la capilla había un espacio con un grupo escultórico de dudoso valor artístico (figura 3) y también una hornacina con una escultura que sí tenía valor por su antigüedad (figura 7). Veamos.

La especie Anobium punctatum estaba atacando la estructura de madera que aguantaba a una santa (figura 4) y a la urna con el Cristo (figura 5). Se podía ver serrín en el suelo. Recogí una decena de ejemplares en mal estado de conservación de los que se pueden ver cuatro en la imagen número 6. Por otra parte, la especie Oligomerus ptilinoides estaba atacando una escultura románica del siglo XIII que presidía la hornacina. Entiendo que esta escultura de madera policromada y dorada es originaria de cuando se levantó el tempo románico. Se pueden ver varias imágenes de la actividad de la carcoma. Y en la imagen número 13, hay tres ejemplares que pude recolectar.

En resumen, encontré dos especies atacando la madera labrada que son las comunes en esta zona del Mediterráneo donde vivo. Pude observar desde fuera que el tejado de la iglesia había sido restaurado. Espero que se hiciera un buen trabajo de protección de la madera. Para ello, en Francia cuentan con buenas empresas y con una legislación que dirige todos los trabajos protectores. Ahora bien, eliminar la carcoma del interior (mobiliario, retablos, esculturas, etc.), será una tarea muy difícil.

Notas:

[1] Iglesia parroquial de Santa Justa i Santa Rufina de Prats de Molló. Viquipèdia, consultada el 07-07-2018.

Fig 4. Grupo escultórico atacado por Anobium punctatum./ Desinsectador 07-2018

Fig 5. Grupo escultórico atacado por Anobium punctatum./ Desinsectador 07-2018

Fig 6. Ejemplares de carcoma Anobium punctatum recolectados./ Desinsectador 07-2018

Fig 7. Hornacina con escultura atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 8. Hornacina con escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 9. Escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 10. Escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 11. Escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 12. Escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 13. Ejemplares recolectados de Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Fig 14. Cartel informativo de la escultura del siglo XIII atacada por Oligomerus ptilinoides./ Desinsectador 07-2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.