Barcelona refuerza el control de roedores

Fig 1. Técnicos de Lokimica SA colocando cebo rodenticida en un pozo de alcantarillado./ Desinsectador 08-2017

A finales del pasado mes de julio, la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) anunció que iba a reforzar el servicio de control de plagas de la vía pública desde agosto a noviembre [1]. De los actuales cinco equipos formados por dos personas cada uno se iba a pasar a diez. Es decir, se iban a doblar las fuerzas. En el trasfondo de esta decisión se encuentra el repunte de incidencias por múridos que se viene experimentando desde hace un tiempo. Esta tendencia es confirmada de manera general por muchas empresas de control de plagas que trabajan para municipios del área metropolitana. Y más concretamente, el repunte se debe a rata de alcantarilla (Rattus norvegicus), lo cual significa un grave problema de salud pública.

Se trata de una importante decisión que creo necesario destacar. La celebro por partida doble. Por una parte, como ciudadano al que afecta esta mejora en el control de vectores. Una labor que el ciudadano no percibe como importante hasta que tiene un problema de plagas, pero que es la base para el mantenimiento de la buena salud de una sociedad. Y por otra parte la celebro como trabajador del sector de control de plagas. El hecho de que el Ayuntamiento de Barcelona decida destinar más recursos es algo importante porque hace valer la necesidad de mantener los vectores a raya. Y más si tenemos constancia de que los consistorios que rodean a la capital de Cataluña hacen justo lo contrario: disminuir recursos. Desde hace unos años, los servicios de control de plagas salen a licitación en concursos en los que no se premia la calidad, sino el precio. De esta manera, no gana la empresa más capacitada para solventar los problemas de la población, sino la que oferta el precio más bajo. En la actualidad, parece desaparecida la figura de descalificación por baja temeraria. Ni siquiera los responsables municipales se plantean los costos de una plantilla de técnicos competentes. Lo cual afecta directamente en el empeoramiento de las condiciones laborales. En consecuencia, el descontrol.

Un asunto que quiero ligar en este artículo es si el aumento de incidencia por roedores no tiene una de sus causas en que el Ministerio de Sanidad se haya pasado de frenada. He constatado en los últimos años cómo el ente responsable del registro de biocidas ha tomado algunas decisiones, las cuales no han sido justificadas públicamente, que han ido más lejos que las tomadas en otros países europeos. En España la aplicación de cebos rodenticidas, a excepción de su uso en el alcantarillado, ha de realizarse en “portacebos correctamente etiquetados.” Parece lógico, por supuesto, que un producto peligroso para la salud deba utilizarse de manera segura. Sin embargo, esto ha creado la dificultad de aplicar rodenticida en madrigueras de ratas, que es justamente lo que constato que va cada día a más. De hecho, la decisión tomada por el Ministerio de Sanidad, sin contar con la opinión de los profesionales, agrava el riesgo lejos de disminuirlo. Un portacebos debidamente etiquetado colocado en la entrada de una madriguera en plena calle es permitir que alguien pase y le dé una patada o se lo lleve. Y además, hemos de contar con que las ratas decidan entrar en el portacebos. Ante esta difícil situación sabemos que el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido una excepción que ha sido concedida y prorrogada por el Ministerio de Sanidad. Además se han hecho estudios que certifican que el rodenticida colocado en un portacebos junto a una madriguera es menos eficaz que aplicado directamente en la madriguera. Y por tanto, aumenta los costos, el tiempo de tratamiento, la solución de la problemática, etc. Me pregunto si el Ministerio de Sanidad se va a pronunciar ante este problema. O por el contrario va a facilitar al resto de municipios una hoja estandarizada para poder solicitar la excepción.

Volviendo a la noticia de origen, la ASPB también anunció que está llevando a cabo una estimación de la población de rata de alcantarilla en Barcelona [2]. Este tema es una buena e interesante noticia. En primer lugar, porque es algo poco habitual que se quiera saber cuántas ratas hay en una ciudad. Lo que sí suele interesar es el número de avisos por parte de la ciudadanía. Pero lo uno no está en relación directa con lo otro. Y en segundo lugar, porque arrojará una metodología que quizás sirva para otras ciudades que quieran saber cuántas ratas tienen. He de decir que las cifras, particularmente, no me interesan tanto como saber cómo se han llegado a ellas. Esto se pone interesante. Me recuerda a los estudios que se empezaron a hacer sobre la densidad de paloma doméstica en Barcelona.

Y para acabar, dar las gracias a los dos técnicos de Lokímica SA [3] a quienes fotografié realizando su importante labor.

Notas:

[1] Barcelona refuerza el control de ratas durante el verano. El Periódico de Catalunya, 28-07-2017.

[2] Barcelona elabora un censo para saber cuántas ratas hay en su subsuelo. El País, 29-07-2017

[3] http://www.lokimica.com/

Fig 2. Vehículo para la realización de los servicios de control de plagas./ Desinsectador 08-2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.