Abeja albañil Osmia (Hymenoptera, Megachilidae)

Fig 1. Ladrillos abandonados, restos de obra, en una era de Abiego, Somontano./ C. Pradera 03-2016

C. Pradera, Barcelona, 30-03-2016

Disfruté de un maravilloso tiempo de primavera en Abiego, en el Somontano de Aragón. Es el pueblo de mi abuela y tengo una relación emocional fuerte. Pasé muchos veranos allí. En una era cercana encontré ladrillos abandonados, restos de una obra que no se colocaron (figura 1). Lo que nosotros desechamos, es una oportunidad para otros. Sin embargo, estos ladrillos expuestos al sol no son una oportunidad para cualquiera. Están llenos de agujeros que pueden ser cámaras para el desarrollo de larvas de abejas albañil del género Osmia. No es fácil la identificación de las abejas de este género que cuenta con un número largo de especies.

Como se puede ver en las imágenes tantos ladrillos ofrecen una gran posibilidad para las Osmia. Y no la desaprovechan. Las Osmia son fáciles de ver en un hotel de insectos. Si colocamos cañas, ellas aprovechan el interior hueco. En los ladrillos había muchas celdillas tapadas y otras por tapar con barro. Las Osmia pasan el invierno en la cámara. Cuando llega el buen tiempo a finales de la primavera salen y se ponen a trabajar. Lo primero es la cópula entre machos y hembras. El macho tiene su función, así que pronto muere.

Es necesario completar el ciclo tantas veces como sea posible. Y este trabajo lo llevan a cabo las hembras. Se meten dentro del agujero para llenarlo de polen y depositar el huevo. Es necesario mucho polen para el desarrollo de la larva. Y es por ello que las Osmia son unas grandes polinizadoras. Muy necesarias. Muchos viajes llevando polen. La abeja albañil recubre la cámara con barro y la subdivide levantando tabiques de barro. Cada subcámara la llena de polen y néctar y luego deposita un huevo encima. Luego recubre el orificio de entrada. Un trabajo fino de albañilaría. Luego el sol hace lo que toca y seca el barro dejando la cámara sellada.

Como se puede ver, las Osmia, además de ser necesarias para la polinización de muchas plantas, son de gran belleza. La especie de las imágenes tiene un precioso abdomen con claras filas de pelos rojos y amarillos, según se vea. En conjunto, esta abeja es de las más bonitas que hay en nuestros campos

Fig 2. Cámaras artificiales para el desarrollo de las larvas./ C. Pradera 03-2016

Fig 3. Celdillas tapadas y otras por tapar con barro para proteger los huevos./ C. Pradera 03-2016

Fig 4. Una abeja albañil ve la oportunidad en un agujero para su prole./ C. Pradera 03-2016

Fig 5. También se pueden aprovechar agujeros ya utilizados./ C. Pradera 03-2016

Fig 6. Esta abeja albañil tiene un precioso abdomen con claras filas de pelos rojos y amarillos./ C. Pradera 03-2016

Fig 7. El tórax está cubierto por pelos negros./ C. Pradera 03-2016

Fig 8. Esta abeja es de las más bonitas que hay en nuestros campos./ C. Pradera 03-2016

Fig 9. La larva se desarrolla y pupa a lo largo de todo el verano./ C. Pradera 03-2016

Fig 10. La responsable de tanto trabajo es la hembra./ C. Pradera 03-2016

Fig 11. Una hembra trabajando en la cámara./ C. Pradera 03-2016

Fig 12. Mucho trabajo tienen por delante estas dedicadas abejas./ C. Pradera 03-2016

Fig 13. Una hembra sellando con barro./ C. Pradera 03-2016

Fig 14. Una hembra sella la cámara./ C. Pradera 03-2016

Fig 15. El sol seca el barro fresco./ C. Pradera 03-2016

Fig 16. Maravilloso trabajo. Disfruté contemplando seres tan bellos./ C. Pradera 03-2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .