Garrapata Dermacentor sp

Fig 1. Hembra y macho de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

El pasado sábado estuve en Calaf, un bonito pueblo de la comarca de la Anoia. Luego anduve por sus alrededores. Hacía un día ventoso. En lo alto, las nubes corrían rápido. Sobre los campos en los que despuntaba el trigo, discurría veloz la sombra de las nubes. Comí en la linde de un campo, cerca de lo que parecía un corral abandonado. Al regresar al coche, mi mujer vio que por su pantalón trepaba una garrapata. Ella sabe que tengo interés por estos artrópodos. Sin alterarse, me permitió que cogiera la cámara y me pusiera a hacer fotos. Pero, la garrapata no paraba quieta y seguía ascendiendo. Así que saqué un pote y la metí dentro. Luego nos pusimos a buscar si había alguna más. Y mi mujer descubrió otra sobre la otra pernera de su pantalón que también metí en el pote. Por suerte, a mí no se me había subido ninguna. Eso sí, estuve nervioso un buen rato buscando.

Al día siguiente, pensé en hacer fotos a las garrapatas. Y tuve la grata sorpresa de encontrarme que tenía un macho y una hembra del género Dermacentor. No es fácil distinguir entre las diferentes especies de este género. Me faltan conocimientos para poder decir a qué especie pertenecen la pareja. Sin embargo, creo que podría tratarse de Dermacentor marginatus, especie común en esta parte del Mediterráneo.

Fig 2. Detalles de una garrapata./ Desinsectador 2016

Las garrapatas son animales especialmente preparados para pasar vicisitudes. Entre huésped y huésped pueden pasar muchos meses sin alimentarse. Además de esta notable característica, parece que tienen otras. Quizás la más sobresaliente sea la mandíbula en forma de sierra que le permite fijarse fuertemente a la piel de otros animales. En la imagen número 2, se puede ver la situación de esta mandíbula que recibe el nombre de hispostoma, la cual está protegida por dos pedipalpos. Otra característica que me parece interesante es que la garrapata camina de una forma muy particular. Lo hace alzando las dos patas delanteras como si se tratara de antenas. Parece ser que en el extremo de estas, en el tarso, tiene un órgano sensorial.

En último lugar, destacaría la capacidad de la garrapata de trepar por casi cualquier superficie. Esto parece que se debe a que en el extremo de cada pata tiene una fina garra con dos uñas. Si se miran las imágenes, se apreciará esta garra que cuando camina dobla como si fuera un pie. Espero que en estas imágenes se pueda apreciar, hasta donde los prejuicios de cada uno le permitan, la belleza de esta parejita.

Fig 3. Hembra y macho de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 4. Hembra y macho de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 5. Macho y hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 6. Macho y hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 7. Hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 8. Hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 9. Hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 10. Hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 11. Hembra de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Fig 12. Macho de garrapata Dermacentor sp./ Desinsectador 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s