Salamanquesa rosada, Hemidactylus turcicus (Sauropsida, Gekkonidae), en Barcelona

Fig 1. Una salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) entre mis dedos./ C. Pradera 08-2014

C. Pradera, Barcelona, 29-08-2014

Ayer tuve la suerte de encontrar salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus). Estaba con un compañero de trabajo levantando una tapa de un pozo de alcantarillado. En el interior no vimos ninguna cucaracha americana (Periplaneta americana). Y entonces salieron corriendo dos hermosas salamanquesas. Fui rápidamente tras una de ellas para poder tomarle una fotografías. Fue un placer tener entre mis dedos un animal de tanta belleza. Junto a la salamanquesa rosada tenemos también la salamanquesa común (Tarentola mauritanica) que es más común y fácil de ver en una ciudad como Barcelona [1]. En cambio, la rosada es más escasa.

No es dificil dar con una salamanquesa si se sabe buscar. Barcelona tiene unos interiores de manzana amplios con jardines y patios que son ideales para que las salamanquesas puedan vivir. Además, hay un montón de cucarachas en Barcelona para mantenerlas bien alimentadas. Me he llegado a encontrar con salamanquesas hasta en aparcamientos subterráneos. La semana pasada, por ejemplo, tuve que sacar una salamanquesa de un baño. En esta época, si tengo que hacer una desratización en un exterior, me encuentro con alguna dentro de las estaciones de cebado.

Fig 2. Distribución de salamanquesa rosada en la Península Ibérica./ A. Masó & M. Pijoan 2011

Un adulto de salamanquesa rosada alcanza una longitud de unos 12 centímetros. Es más pequeña que la salamanquesa común y tiene una apariencia menos robusta. Es más estilizada. Además difiere en la coloración del dorso, que es entre rosado y ocre. Aunque es cierto que hay individuos con una coloración grisácea. Es de hábitos nocturnos. Al anochecer sale de su escondite en busca de alimento. Se la puede ver trepando por las paredes a la caza de insectos. Cerca de farolas encuentra sobrado alimento. Durante el día se esconde bien. Cuando llega el frío para su actividad dependiendo de la zona donde se encuentre.

Está distribuida por toda la orilla del mar Mediterráneo. En la Península Ibérica se encuentra en en zonas cercanas al mar que son las más cálidas (figura 2) [2]. Tiene una distribución menor que la salamanquesa común. Es además una especie viajera. Ha sido llevada de manera involuntaria a zonas distantes como América del Norte.

Se han realizado muchas investigaciones sobre las salamanquesas para descubrir su capacidad de trepar por cualquier superficie. Incluso como muchos habrán observado, son capaces de caminar bajo el techo. En la imagen número 5 se puede ver la base de uno de los pies. Está cubierta de millones de pelillos que se adhieren aprovechando una atracción a nivel atómico que recibe el nombre de fuerzas de Van der Waals [3]. Para acabar, comentar, como ya es sabido, que estos reptiles son muy útiles, ya que nos libran de insectos molestos.

Notas:

[1] C. Pradera. 13-12-12. Salamanquesa común, Tarentola mauritanica (Sauropsida, Gekkonidae), en Barcelona. El desinsectador y desratizador.

[2] Albert Masó Planas & Manuel Pijoan Rotger. 2011. Anfibios y reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias. Editorial Omega, Barcelona. 848 pp. ISBN 8428213682.

[3] Henry Gee. 14-06-2000. Las salamanquesas se pegan al techo con una fuerza atómica. El País, Madrid. Enlace: elpais.com/diario/2000/06/14/futuro/960933605_850215.html

Fig 3. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus)./ C. Pradera 08-2014.

Fig 4. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus)./ C. Pradera 08-2014.

Fig 5. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus)./ C. Pradera 08-2014.

Fig 6. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus)./ C. Pradera 08-2014.

Fig 7. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) atrapada en una trampa para cucarachas./ C. Pradera 06-2013

Fig 8. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) atrapada en una trampa para cucarachas./ C. Pradera 06-2013

Fig 9. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) liberada una trampa para cucarachas./ C. Pradera 06-2013

Fig 10. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) liberada de una trampa para cucarachas./ C. Pradera 06-2013

Fig 11. Subadulto de salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) en Barcelona./ C. Pradera 08-2020

Fig 12. Subadulto de salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) en Barcelona./ C. Pradera 08-2020

Fig 13. Subadulto de salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) en Barcelona./ C. Pradera 08-2020

Fig 14. Subadulto de salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) en Barcelona./ C. Pradera 08-2020

Fig 15. Subadulto de salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) en Barcelona./ C. Pradera 08-2020

3 comentarios en “Salamanquesa rosada, Hemidactylus turcicus (Sauropsida, Gekkonidae), en Barcelona

  1. pulnix dijo:

    Les tengo fobia desde niña. Es, probablemente, uno de los pocos animales que nunca me he atrevido a tocar. ¿Son ásperas al tacto? Es una estupidez, pero de verdad que siento curiosidad. ¡Un abrazo!

    • desinsectador dijo:

      Pues son suaves. Más que una lagartija. Son muy delicadas. Pero lo más suave que he tocado en mi vida es una serpiente. Hace años me pusieron encima una boa y me pareció lo más suave que he acariciado.

  2. Cris. Miguel dijo:

    A las chicas le da miedo sobre todo su velocidad (necesaria para cazar),a mi me impresiona la fuerza que tienen para lo pequeñas que son. Os recuerdo que son animales protegidos por la Generalitat.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .