‘Compendio de la conservación de maderas’ de Gustav Kraemer Koeller (1958)

Fig 1. Portada del libro ‘Compendio de la conservación de la madera’ por Gustav Kraemer, de 1958.

Hace unas semanas, dediqué un artículo de Gustav Kraemer Koeller publicado en el periódico ABC en 1956 [1]. No conocía a este biólogo de origen alemán que se estableció en Santander y dedicó su carrera al estudio de la conservación de la madera. Se trata de una figura muy interesante. Repasando las hemerotecas, encuentro su nombre ligado a diversos tratamientos contra termitas de la época. Kraemer tuvo un papel destacado en el tratamiento llevado a cabo en San Lorenzo del Escorial. Tarea en la que parece que se invirtieron 15 años. En Barcelona fue el responsable de controlar las termitas en el Museo Marítimo de Barcelona y en el Palacio Episcopal. Otra faceta de su carrera, fue la que dedicó al estudio de la conservación de bibliotecas y archivos.

Uno de los libros más importantes que escribió fue el ‘Compendio de la conservación de maderas’. Una obra extensa de 528 páginas llena de datos interesantísimos. Contiene numerosas fotografías, figuras y gráficos. La parte que a mí me interesa es la parte dedicada a la conservación de la madera de edificios antiguos, puesto que habla del ataque de xilófagos y su control. Gracias a este libro he podido completar mi conocimiento de cómo se realizaban los tratamientos contra hongos, termitas y coleópteros.

Una grata sorpresa ha sido que me he encontrado con algunas imágenes sobre tratamientos contra termitas. En la imagen número 2, se pueden ver las dos páginas donde aparecen estas imágenes y algunos esquemas. Se puede ver un hombre vertiendo insecticida en el suelo a través de unos embudos o dos hombres impregnando una zanja. En la imagen de abajo, hay dos hombres pulverizando sobre libros. Es interesante que llevan un mono con unas palabras escritas sobre la espalda. Se puede leer Industrias Sotileza. Este nombre pertenece a la empresa que fabricaba el producto Poimate, muy empleado en la época para la conservación de la madera. Este producto lleva en el mercado más de 50 años [2].

En la primera página del ejemplar que poseo del libro de Kraemer hay un sello marcado con tinta roja. Se puede leer “Conquimasa, Conservación Química de la Madera SA”. Esta empresa fue fundada en 1959 en Santander y Gustav Kraemer fue su director técnico. El objeto social de esta era “la fabricación, distribución y venta de productos conservantes para maderas u otros similares, así como también el efectuar tratamientos para la impregnación y conservación de aquellas, los de sus enfermedades, conservación de edificios, museos, bibliotecas, obras artísticas, etc” [3]. Con semejante director técnico, Conquimasa debía de ser una de las principales empresas de la época dedicadas a la conservación de la madera.

– Gustav Kraemer Koeller: Compendio de la conservación de maderas. Santander, 1958, Depósito Legal 122-1958, 528 páginas.

Notas:

[1] ‘Cómo se lucha prácticamente contra los termites’, por Gustav Kraemer (1956). Desinsectador, 25-01-2014.

[2] Poimate, http://www.poimate.com/

[3] Conquimasa. ABC, jueves 7 de mayo de 1959, página 50.

Fig 2. Imagen de fotografías sobre tratamientos contra termitas./ Desinsectador 02-2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.