Fourmidor cambia el envase

Fig 1. Envases de Fourmidor./ Desinsectador 2013

Esta mañana he visto en el almacén de biocidas que el gel para hormigas Fourmidor ha cambiado el envase. En la imagen que acompaña este posteo se puede ver el envase antiguo (a la izquierda) y el nuevo (a la derecha). El contenido de ambos es el mismo, 25 gramos. Había oído alguna crítica sobre el envase de este producto. Se decía que no era muy profesional que el técnico fuera con un potecito. Parecía mejor que fuéramos los técnicos con una pistola dosificando el producto. Yo, en cambio, que tengo un espíritu práctico, prefiero el potecito antes que el nuevo cartucho de tipo Maxforce. Este producto es muy líquido. De hecho, lo llamamos gel, pero no lo es. Basf no lo clasifica en estos términos. Con el potecito, se dosificaba muy bien. Además, cuando ya no lo necesitas, le pones el tapón. Ahora con el cartucho veo más problemática su aplicación. Usarlo significará, quitarle el tapón y ponerle una cánula o ponerlo en una pistola aplicadora. Al ser tan líquido, no podremos dejarlo en la pistola, ya que goteará. Sobre todo en épocas de calor. Además, serán necesarias más cánulas de las que vienen en la caja. A la que estemos una semana sin usarlo, se secará el producto y quedará inservible la cánula. Para mí todo un engorro. Esto es lo que me pasa con el Maxforce Quantum.

Tanto el Fourmidor como el Maxforce Quantum son cebos muy líquidos. Esto, como ya he comentado en alguna ocasión, es bueno, ya que atrae bastante a las hormigas que quieren beber. Aunque tiene el problema de su aplicación. Con el calor el producto corre pared abajo. Además, hay que aplicarlo sobre superficies que no sean porosas. En la hoja informativa que la casa Basf adjunta con el Fourmidor, podemos leer:

Sobre suelo absorbente (tierra, madera, cemento, etc) depositar unas gotas sobre una piedra plana o un trozo de cristal.

En estos casos, lo mejor es aplicar una bandejita en la salida del hormiguero y hacerlas entrar a base de extender líneas de gel por los bordes. Por el momento, no he encontrado ningún gel que sirva para todas las hormigas. Esto es lógico ya que los formícidos (Formicidae) son una familia extensa y variada. Lo ideal es llevar varios cebos en forma de gel y de granulado. Aunque puede que nos encontremos con alguna especie que se resista a tales exquisiteces. En este caso, tan solo queda una aplicación de tipo perimetral con un insecticida. Las hormigas son muy sensibles y si hacemos bien una barrera, no las veremos durante algunos meses. Con los materias activas actuales, es decir, con los piretroides, las barreras hechas en interiores no duran más allá de unos 3 meses. Y eso siempre que no sea una zona húmeda o que esté sujeta a productos de limpieza que neutralicen los insecticidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.