El coipo,  Myocastor coypus (Rodentia, Myocastoridae), otra nueva especie invasora

Fig 1. Cría de coipo realizada por los Agentes Rurales de Cataluña./ La Vanguardia 2013

C. Pradera, Barcelona, 01-09-2013

Acabo de enterarme a través de la edición online del periódico La Vanguardia que en Cataluña tenemos otra nueva especie invasora. El título de la noticia es claro: ‘El coipo, una especie invasora originaria de la Patagonia, se establece en el Alt Empordà’ [1]. Se trata de un roedor procedente de Sudamérica que recibe el nombre coipo o coipú. Su nombre científico es Myocastor coypus y pertenece al orden de los roedores (Rodentia). En lugares de los Andes es llamado nutria, nombre puesto por los colonizadores españoles por su semejanza con este mustélido.

Se trata de una especie acuática que vive en lagos y ríos originaria del sur del continente americano, desde Bolivia hasta la Patagonia. Su captura es codiciada tanto por su carne como por su pelaje que es usado para hacer tupidos abrigos. Un coipo puede medir hasta 1 metro, 60 centímetros de cuerpo más 40 de cola, y pesar hasta 10 kilos [2]. Con estas dimensiones, un coipo es todo un trofeo para un cazador. En la fotografía publicada en La Vanguardia (figura 1) se puede ver una cría. Parece que tiene un cuerpo de unos 25 centímetros de largo.

Según leo, el coipo tiene una alimentación herbívora a base de plantas acuáticas. Está perfectamente adaptado para la vida fluvial. En Sudamérica los depredadores acaban con el 80% de las crías. Es por esto que debe de tener hábitos crepusculares y nocturnos. Aunque en la Península Ibérica, quizás carezca de depredadores y se expanda con facilidad. Si las condiciones son buenas, se puede reproducir durante todo el año. No le gusta mucho el frío, por lo que no creo que lo vayamos a ver a mucha altitud. La noticia de La Vanguardia explica que ya se tiene constancia de que el coipo está bien instalado en la comarca catalana del Alt Empordà, Girona. No se dice la localización exacta. Esta comarca tiene numerosos humedales como son las marismas del río Fluvià y Muga en su tramo final. Un lugar ideal para que procree.

Fig 1. Distribución mundial del coipo./ Wikimedia

El asunto en cuestión ahora que se la ha detectado es que se la quiere catalogar como especie invasora debido a su voracidad. Su impacto no solo afecta a los ecosistemas naturales, sino también a los cultivos de cereales y frutas. En el Empordà abunda el cultivo del maíz y del manzano. Es una importante zona agrícola y ganadera.

La pregunta que uno se hace cuando se entera de la detección del coipo es cómo llegó hasta la Península Ibérica. La respuesta más probable está en la preciada piel de este animal que es útil a la industria peletera. En la década de 1970 el coipo fue llevado a Norteamérica y Europa para ser criado en cautividad. Así pues, los individuos naturalizados procederían de escapes de granjas peleteras. Aunque también cabe apuntar apuntar en dirección a personas que habrían comprado un coipo como mascota. Si compras una parejita y se ponen a criar, en un año tendrás una legión por casa. ¿Qué haces entonces? Pues te deshaces de ellos.

En Francia parece que el coipo está muy extendido y es un problema [3]. Aunque por mucho que lo hayan incluido en el correspondiente anexo de su legislación sobre especies invasoras, mucho me temo que esta voraz rata de agua tiene la intención de hacerse su sitio en los grandes humedales y ríos de que disponen. Es probable que el coipo esté campando por otros ríos y lagos de los que no se sabe nada. Tenemos la suerte de que somos más de secano y no llegaremos a la invasión de Francia. Sin embargo, causará daño en los humedales donde se introduzca. Estaré atento a su expansión en años venideros.

Notas:

[1] El coipo, una especie invasora originaria de la Patagonia, se establece en el Alt Empordà. ACN, La Vanguardia, 26-08-2013.

[2] Gabriel Omar Rodríguez. Coipo o Nutria, Myocastor coipus. PatrimonioNatural. Consulta: 01-09-2013. Enlace: patrimonionatural.com/HTML/especies/mamiferos/coipo/descripcion.asp

[3] Wikipedia. Ragondin, Myocastor coypus. Consulta: 01-09-2013. Enlace: fr.wikipedia.org/wiki/Ragondin

5 comentarios en “El coipo,  Myocastor coypus (Rodentia, Myocastoridae), otra nueva especie invasora

  1. Mati dijo:

    ¿Pero que culpa tiene el pobre animal de que un pelotudo lo lleve a Europa para comercializar su piel?
    Porque mejor no le dan unos años de carcel a los tipos que comercializan con este animal

    • desinsectador dijo:

      Totalmente de acuerdo. Ha faltado una conciencia y responsabilidad medioambiental. Y durante muchos años no se ha hecho nada contra los delitos ecológicos. Así está el planeta…

    • desinsectador dijo:

      No es fácil utilizar términos como “invasor” para clasificar una especie. Pero para ello están los estudios científicos. Está clasificada como invasora por el Catálogo Español de Especies Invasoras. No sé si has estado en zonas donde esta especie se ha establecido. Saludos.

Responder a Bs Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .