Nido de gorriones (Passer domesticus) justo frente a casa

Fig 1. Una hembra de gorrión común dando de comer a sus tres polluelos./ V. Ramírez 07-2013

Hacía días que oíamos piar a polluelos de gorrión común (Passer domesticus) desde el comedor de casa. Mi mujer se puso a observar y encontró que en un agujero de la fachada del edificio de enfrente habían anidado una pareja de gorriones. Tomó unas fotografías de los polluelos (figura 1 y 2). Se los oía piar todo el rato llamando a sus padres para que les llevaran comida. Están creciendo y tienen hambre. Se deben preparar bien para dar el salto y buscarse la vida. No solo es dura la vida de la especie humana. Los gorriones no tienen que buscar trabajo y pagar hipoteca. Pero no por ello es su realidad es menos cruda. Tienen competencia en la búsqueda de alimento y hay que resguardarse de los depredadores. Además, el invierno es duro.

Había tres tragones en el nido. Gran trabajo levantar esta nidada. Los padres buscan continuamente comida. Además, vigilan atentamente el nido. Los gorriones son muy cuidadosos a la hora de escoger el lugar para instalar el nido. Buscan escondrijos para ocultar a sus crías. Una oquedad es el lugar preferido para establecer el nido. Aunque también lo pueden hacer en árboles e, incluso, aprovechar los nidos de otras aves (figura 3). Además de protegerse de los depredadores, una pareja de gorriones debe vigilar que otros gorriones no entren en su nido. El infanticidio y el parasitismo es habitual en las colonias de gorriones. La monogamia es común entre estas aves, ya que forman parejas estables que van de año en año. El período de reproducción va de abril a agosto, durante el cual pueden hacer entre 1 y 4 puestas. En cada una pueden poner hasta 4 huevos. El período de incubación es de unos 15 días. El desarrollo de los polluelos es de unos 15 días hasta que abandonan el nido. Aunque tras dejar el nido, son aún dependientes durante unos 10 días (figura 4). Los padres les ayudan a alimentarse (figura 5). En otoño los jóvenes gorriones adquieren su plumaje adulto.

Fuente:

– Enrique Murgui Pérez: Gorrión común, Passer domesticus: biología de la reproducción. Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Ibéricos, www.vertebradosibericos.org, Museo Nacional de Ciencias Naturales CSIC, publicado en 01-08-2011,

Fig 2. Los tres tragones asomando la cabeza y piando para que les lleven más comida./ V. Ramírez 07-2013

Fig 3. Gorrión común hembra dando de comer a las crías instaladas en un nido de avión común (Delichon urbica)./ Desinsectador 06-2013

Fig 4. Cría de gorrión común pocos días después de abandonar el nido./ Desinsectador 07-2013

Fig 5. Macho de gorrión común junto a una cría./ Desinsectador 07-2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.