Moscas drosófilas del grupo repleta

Fig 1. Ala de una mosca drosófila del grupo repleta./ Desinsectador 2013

Una de las metas que me fijé meses atrás es la de intentar identificar las especies de dípteros que gustan de procrear en bares y restaurantes, así como en sistemas de aguas residuales y alcantarillado. Para ello voy recogiendo muestras. Tengo curiosidad por saber cuántas especies hay. En dos anteriores posteos escribí sobre las mosca del vinagre del grupo melanogaster [1] y sobre la mosca jorobada [2]. En este posteo escribiré sobre las drosófilas del grupo repleta, entre las cuales están la Drosophila hydei o la Drosophila mulleri. Las moscas de este género pertencen a la familia Drosophilidae. Es un grupo grande y variado que puede identificarse a través del reconocimiento del ala. En la fotografía número 1 se puede ver la venación típica que comparten estas moscas.

Fig 2. Larva de drosófila del grupo repleta./ Desinsectador 2013

Las del género Drosophila son moscas de 3 milímetros que nos traen de cabeza a los técnicos de control de plagas. Estas pequeñas moscas crían en los mismos restaurantes. Si las condiciones higiénicas no son buenas, la población de estas moscas crece. Materia orgánica en descomposición, humedad alta y una temperatura entre 20 y 30 grados es lo que buscan. Cuanto mayor sea la temperatura, en menos tiempo completan su ciclo de vida. A 27 grados, lo completan en menos de 10 días. De aquí que en la época de calor se desarrollen rápidamente formando pequeños enjambres que infestan la cocina o la barra de un establecimiento de restauración. Diferenciar las drosófilas del grupo repleta de las drosófilas del grupo melanogaster no es difícil, ya que tienen un tórax diferente. Otra cosa es saber a qué especie pertenece una mosca de este grupo. En la fotografía número 4 se pueden ver una del grupo repleta. El tórax está moteado de manchas oscuras y el abdomen tiene bandas oscuras en cada segmento. En esta foto no se puede apreciar bien el tórax. Hay que decir que tienen pequeñas diferencias físicas. Una de ellas es que hay diferencias en el dibujo de las manchas oscuras del abdomen.

Fig 3. Pupa de drosófila del grupo repleta./ Desinsectador 2013

Las drosófilas de este grupo son muy abundantes. En verano, solemos tener llamadas de clientes para pedirnos que busquemos una solución a tanta mosca. El cliente supone que estas moscas le llegan de fuera y que su local está óptimas condiciones. El cliente además puede suponer que con la contratación de más aparatos insectocaptores se solucionará el problema. Desde mi punto de vista, el alquiler o compra de más aparatos contra moscas no soluciona el problema. Los aparatos insectocaptores funcionan relativamente bien con los insectos voladores que entran en un local. Pero con los insectos que procrean en el mismo local no funcionan como desearíamos. La solución a esto es limpiar y dejar bien secas las zonas donde esta mosca cría. Unas actuaciones tan sencillas solucionarán el problema de manera drástica. Aunque cuando se habla de limpieza, los propietarios suelen mirar hacia otro lado. He estado en muchas situaciones donde le explicas al cliente que hay que limpiar y no sirve de nada. Lo mejor es ser pedagógico y, is se puede, hacer que las mejillas del cliente se sonrojen. Lo que suelo hacer es llevar al cliente a la zona donde crían las moscas, hacer que se agache, y con una linterna iluminar las zonas donde cría la mosca. A la que el cliente ve la suciedad acumulada en su local suspira. Hay que ser práctico. Y si esto no funciona, por lo menos el cliente deja de quejarse.

Fig 4. Mosca drosófila del grupo repleta./ Desinsectador 2013

Las moscas drosófilas del grupo repleta son habituales en cualquier lugar donde tengan unas buenas condiciones. Podemos verlas criando en verano en contenedores de basura que no se limpian con regularidad. En una barra de bar, está a sus anchas en la zona del tirador de cerveza o entre los cascos vacíos de bebidas. Las botellas nunca quedan limpias del todo. Los restos de bebidas azucaradas enseguida empiezan a fermentar y a atraer a las moscas. Lo mismo que los de cerveza. Una práctica que es recomendable desterrar de los bares es el contenedor grande donde van metiendo todos los envases. El poco contenido que queda en las botellas cae al fondo y se produce una fermentación que llama a los insectos. Además, estos cubos no se suelen limpiar mucho. En resumen, contra esta mosca tan solo hay un remedio: más higiene.

[1] Sobre la mosca del vinagre, Desinsectador, 16-02-2013.

[2] Mosca jorobada, Desinsectador, 29-04-2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s