Sobre el perforador del fruto de las palmeras, Coccotrypes dactyliperda (Coleoptera, Curculionidae)

Fig 1. Palmera Washingtonia robusta en Barcelona./ C. Pradera 09-2020

C. Pradera, Barcelona, 26-09-2020

Hace unas semanas pasé un buen rato entretenido con un pequeño perforador escolítido llamado Coccotrypes dactyliperda. En español lo podemos llamar perforador del fruto de las palmeras. En inglés es conocido como date stone beetle. Lo descubrí buscando hormigas debajo de una palmera del género Washingtonia en el puerto de Barcelona.

Las palmeras de este género abundan como planta ornamental en Barcelona y cercanías, especialmente en la zona litoral. Dos son las especies que se plantan y que tienen su origen en la península de la Baja California, W. robusta y W. filifera. No es fácil diferenciar ambas especies cuando las plantas son jóvenes. En este caso hay que observar las hojas nuevas que brotan del centro. En la W. robusta los foliolos se doblan y cuelgan. Por otra parte, esta especie tiene el tronco más delgado y supera los 20 metros de altura, cosa que no sucede con la otra especie, de tronco más grueso.

Fig 2. Frutos de palmera Washingtonia sobre el suelo./ C. Pradera 09-2020

Cuando llega el verano se pueden ver grandes inflorescencias llenas de frutos en la copa. En la imagen número 1, se pueden ver estas inflorescencias en una W. robusta que se encuentra en el puerto de Barcelona en la zona destinada al atraque de cruceros. Y fue justo debajo de esta palmera donde descubrí al perforador. El suelo estaba lleno de frutos caídos (figura 2). Al remover los frutos para ver si debajo había hormigas, observé unos pequeños coleópteros. Recogí uno y lo miré con la lupa de bolsillo. Vi que se trataba de un escolítido (Scolytinae). Por tanto, era un perforador relacionado con plantas. Entonces me fijé que muchos frutos estaban perforados (figura 3).

Recogí algunos frutos para observarlos. El fruto es de pequeño tamaño de unos 7-9 mm de diámetro aproximadamente (figura 4). Al retirar la cáscara se encuentra la semilla de gran dureza que ocupa casi todo el espacio (figura 5). Pude ver en el interior de algunos frutos había un poco de serrín. Y también pude ver a los pequeños perforadores. En las imágenes 6 a 9 se pueden ver adultos que me llevé a casa. Tienen el típico aspecto de los escolítidos en forma de cápsula. Como se puede ver, su aspecto es bien pequeño. Miden poco más de los 2 mm de largo y tienen una anchura de 1 mm.

Fig 3. Frutos de palmera Washingtonia./ C. Pradera 09-2020

En este punto no me costó encontrar la especie porque tenía el sustrato en el que se desarrolla, es decir, las semillas de Washingtonia. Una búsqueda rápida dio como resultado Coccotrypes dactyliperda, especie que ha sido muy estudiada en relación a los daños que provoca en la palmera datilera (Phoenix dactylifera). Ataca el fruto de palmeras pertenecientes a 18 géneros. Tiene por tanto, un impacto importante y un control difícil ya que se desarrolla dentro del fruto. En España, Gómez Vives estudió su biología en palmeras datileras del Palmeral de Elche durante 2012 [1]. Constató que tenía un ciclo anual y que su período de reproducción se concentraba entre agosto y septiembre. Ello significa que entra en el fruto en el momento justo en el que madura.

La hembra es la responsable de las perforaciones. Posee unas potentes mandíbulas con las que perfora la cáscara del fruto y realiza una galería de 1 mm de ancho en la dura semilla donde realiza la puesta. Esto lo realiza cuando el fruto se encuentra verde a punto de madurar en la inflorescencia. Las larvas desarrollan hasta alcanzar unos 3 mm de largo. Pasan el invierno en forma de pupa en la semilla. Probablemente la cópula se realizaría en el propio fruto entre hermanos. Y desde allí volaría hacia los nuevos frutos verdes. El adulto emerge en primavera. Un dato interesante es que una hembra no fecundada produce machos. Y una hembra fecundada produce más hembras que machos. Gómez Vives encontró que la relación entre hembras y machos era de 90:10.

Fig 4. Frutos de Washingtonia perforados./ C. Pradera 09-2021

Respecto a su distribución, hay un excelente artículo de Spennemann de 2018 que da cuenta de ello [2]. Este autor considera que el origen de C. dactyliperda se encuentra en Oriente Medio en relación a su planta original que sería la palmera datilera. En la actualidad ha llegado a todos los continentes. Y para acabar, comentar que a partir del descubrimiento de este escolítido, me puse a mirar otras palmeras Washingtonia del litoral de Barcelona. En todas pude observar frutos perforados.

Notas:

[1] S. Gómez Vives. 2004. Evolución e importancia del ataque y biología de Coccotrypes dactyliperda (Curculionidae: Scolytinae) perforador del fruto de
la palmera datilera
. Boletín de Sanidad Vegetal – Plagas, 2004, Vo 30, No 3, pp 497-506.

[2] Dirk H. R. Spennemann. 2018. Global distribution of the date stone beetle, Coccotrypes dactyliperda (Coleoptera: Curculionidae, Scolytinae). Journal of Insect Biodiversity and Systematics, Vo 4, No 3, pp 203-226.

Fig 5. Frutos de Washingtonia abiertos donde se pueden semillas perforadas./ C. Pradera 09-2021

Fig 6. Adultos del perforador Coccotrypes dactyliperda./ C. Pradera 09-2020

Fig 7. Adultos del perforador Coccotrypes dactyliperda./ C. Pradera 09-2020

Fig 8. Adulto perforador Coccotrypes dactyliperda./ C. Pradera 09-2020

Fig 9. Adulto perforador Coccotrypes dactyliperda./ C. Pradera 09-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .