Theocolax formiciformis (Pteromalidae), avispa parasitoide de Anobium punctatum

Fig 1. Confesionario de la iglesia parroquial de Vilallonga de Ter, Ripollès, Girona./ Desinsectador 08-2018

El pasado fin de semana estuve en los Pirineos. Anduve disfrutando del paisaje de la comarca del Ripollès (Girona). En Vilallonga de Ter, decidí entrar en la iglesia parroquial dedicada a Sant Martí. Esta población se encuentra a 1.067 metros de altitud. Entré con la idea de buscar algún elemento que estuviera atacado por carcomas y así determinar las especies. Entre las muchas líneas de trabajo que tengo, una es establecer un mapa de las especies de coleópteros anóbidos (Anobiidae) que se alimentan de la madera puesta en edificaciones. Por supuesto, el mapa se ciñe a la parte de la Península Ibérica donde resido.

Fig 2. Ejemplares de anóbido Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

En la iglesia de Vilallonga de Ter, pude ver un confesionario atacado por carcoma (figura 1). Los daños eran visibles y daba la sensación de que el confesionario era poco utilizado (figuras 9 a 15). También vi afectado algunos elementos de un altar que se encontraba próximo en una capilla lateral. Básicamente estaba afectado el pie de una escultura (figuras 16 y 17). Al ver estos daños, intenté con toda la discreción posible tomar imágenes de los daños y recoger muestras. Por suerte, el ataque era importante en un lateral del confesionario y pude encontrar bastantes adultos de carcoma. Además, estamos en agosto y todavía no ha finalizado la salida de adultos, por lo que encontré un par vivos. Con la ayuda de fotografías, pude determinar que se trataba de Anobium pucntatum (figuras 18 a 21). Como bien sabemos, esta carcoma es conocida como la “carcoma común” en los manuales de entomología y, especialmente, en los manuales dedicados a la protección de la madera. Pero como ya he documentado en otros artículos, en Barcelona y comarcas cercanas al mar, la carcoma común es Oligomerus ptilinoides, la cual causa daños más severos.

En la imagen número 2, se pueden ver siete ejemplares de A. punctatum sobre papel milimetrado. Obtuve muchos más, pero estos son los ejemplares más enteros que recolecté. Como se puede observar, los adultos miden entre 2’5 y 5 mm aproximadamente, medidas que cuadran con las dadas por Francisco Español Coll en su obra dedicada a los anóbidos [1].

Fig 3. Ejemplares de avispa Theocolax formiciformis./ Desinsectador 08-2018

Ahora bien, para mi suerte y gracias al aspirador entomológico, en la muestra que recogí encontré otros insectos muy interesantes. Se trata de una muestra muy rica. Teniendo en cuenta el número de ejemplares por especie, después de los adultos de A. punctatum, encontré adultos de una pequeña avispa con forma de hormiga. Al ver el largo oviscapto que asomaba por el extremo de su abdomen, deduje que se trataba de una avispa que completa su ciclo en los estadios inmaduros de A. punctatum. Es decir, que se trata de un parasitoide. Era la primera vez que me encontraba con esta especie. Entonces me puse a observar en detalle la avispa y busqué en la bibliografía. Tras un buen rato aprendiendo, llegué a la conclusión de que se trataba de la especie Theocolax formiciformis que pertenece a la familia Pteromalidae (Hymenoptera). Esta avispa es específica de A. punctatum. Existen otras especies del género Theocolax como T. elegans, que parasita los estadios inmaduros de plagas de granos almacenados como Rhyzopertha dominica y especies del género Sitophilus [2].

Fig 4. Dibujos de hembra de Theocolax formiciformis./ Marcus Graham (1969)

En la imagen número 3, se pueden ver 11 ejemplares de T. formiciformis sobre papel milimetrado. Sorprende la gran diferencia de tamaño cuya longitud iría de 1 a 3’5 milímetros aproximadamente. Apunto que no es fácil determinar la longitude en ejemplares que se encuentran secos y en mal estado. Según fue publicado en 1952 por Becker y Weber [3], las dimensiones son de 1’3 a 3’8 mm para las hembras y de 1’6 a 3 mm para los machos. De este artículo tomó datos Norman E. Hickin para su libro ‘The insect factor in wood decay’ [4]. Se trata de excelente texto escrito por un gran experto que fue publicado en 1963 dentro de la colección ‘The Rentokil Library’. Para su identificación adjunto la figura número 4 con dibujos publicados por Marcus Graham en 1969 dentro de un excelente artículo dedicado a la familia Pteromalidae del noroeste de Europa.

Como se puede ver en las imágenes 4 a 8, este himenóptero tiene un aspecto de hormiga. Destaca el hecho de tener unas alas muy reducidas que casi no se aprecian. Son vestigiales. Y también tiene una cabeza muy característica con unas mejillas acabadas en punta. Por tanto, se trata de un parasitoide que no vuela y que busca a su hospedador caminando. Esto me hace pensar que su distribución será limitada a unas zonas. Y también que la hembra debe ser fuerte y sobrevivir muchos días para poder buscar hospedadores en otros lugares.

Fig 5. Ejemplar de avispa Theocolax formiciformis./ Desinsectador 08-2018

Respecto a su ciclo biológico, según las fuentes antes indicadas, la hembra deposita los huevos en la pared de una galería donde se encuentra la larva de A. punctatum. Raramente, la hembra deposita el huevo sobre la larva. Una vez emerge, la larva de T. formiciformis busca la larva de su hospedador y se agarra a ella para succionar. Cuando llega el momento en que la larva ha de pupar, se aleja un poco de su hospedador que se encuentra sin vida arrugado y marrón. Lo hace sin construir ningún capullo. Según las fuentes, a 20ºC el desarrollo es el siguiente: huevo 3 días, larva succionando de 12 a 19 días, tiempo antes de pupar de 11 a 16 días, estadio pupal de 17 a 29 días, adulto de 3 a 54 días. Por tanto, tarda entre 46 y 121 días en completar su ciclo de vida. Un corto desarrollo el de las larvas. Menor que el de una larva de A. punctatum.

Como he indicado, este parasitoide es nuevo para mí. Estaré más atento cuando encuentre madera atacada por A. punctatum para ver si me lo encuentro. A diferencia del parasitoide Sclerodermus domesticus, no pica a las personas. Además es específico de una especie y no de varias. Tiene hábitos crepusculares. Los adultos emergen de enero a julio, según los autores consultados [5].

Notas:

[1] Francisco Español Coll: Coleoptera, Anobiidae. Fauna Ibérica, núm. 2, Museo Nacional de Ciencias Naturales (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Madrid, 1992.

[2] Theocolax elegans WestwoodICAR-National Bureau of Agricultural Insect Resources, Bengaluru, India. Consulta: 15-08-2018.

[3] G. Becker & W. Weber: Theocolax formiciformis Westwood (Hym. Chalcid.), ein AnobienparasitZ. f. Parasitenkunde, 15: 339356, 1952.

[4] Norman E. Hickin: The insect factor in wood decay. The Rentokil Library, Londres, 1968 (second edition).

[5] Marcus William Robert de Vere Graham: The Pteromalidae of Northwestern Europe (Hymenoptera: Chalcidoidea). Bulletin of the Britisch Museum (Natural History) Entomology, Supplement 16, London, 1969.

Fig 6. Ejemplar de avispa Theocolax formiciformis./ Desinsectador 08-2018

Fig 7. Ejemplar de avispa Theocolax formiciformis./ Desinsectador 08-2018

Fig 8. Ejemplar de avispa Theocolax formiciformis./ Desinsectador 08-2018

Fig 9. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 10. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 11. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 12. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 13. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 14. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 15. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 16. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 17. Daños por Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 18. Vista lateral de Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 19. Vista dorsal de Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 20. Ejemplar de Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Fig 21. Ejemplar de Anobium punctatum./ Desinsectador 08-2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.