‘Ce fléau méconnu: le termite’ por Henry Mathieu (1959)

Fig 1. Portada de ‘Ce fléau méconnu: le termite’ de Henry Mathieu, 1959./ Desinsectador 02-2018

Me ha llegado un libro francés muy interesante. Se titula ‘Ce fléau méconnu: le termite‘, es decir, ‘Ese flagelo desconocido: la termita’. Fue escrito por el Ingeniero Forestal Henry Mathieu y publicado en 1959 por la casa J.-B. Baillière et Fils de París. Consta de 92 páginas y se encuentra ilustrado con 43 figuras en blanco y negro.

Fig 2. páginas 12-13, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

El libro está divido en tres capítulos más una interesante adenda. En la imagen número 15 se puede ver el índice en detalle. El primer capítulo (Généralités) está dedicado a la descripción de las tres especies que afectaban entonces a Francia. Según nomenclatura de entonces eran: Reticulitermes santonensis Feytaud, Reticulitermes lucifugus Rossi, Calotermes flavicollis Fabricius. Aparece dibujado un mapa con la distribución de estas especies (figura 2). El segundo capítulo (Détection des termites) está dedicado a explicar cómo se detecta la presencia de termitas y a delimitar el alcance de su ataque. En el tercer capítulo (Lutte contre les termites) se explican los productos y métodos de preventivos y curativos contra las termitas. Y en la adenda (Addenda), que considero muy interesante, se explica un método de protección de la madera que desconocía mediante el uso de inyectores (injecteurs). Al final del libro se pueden ver anuncios publicitarios de empresas de aplicación, de productos termicidas y de maquinaria de aplicación (figuras 16 a 19). En esta entrada describiré el contenido del tercer capítulo y de la adenda.

Fig 3. páginas 36-37, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

El tercer capítulo empieza con tres recomendaciones: utilizar un protector de la madera eficaz, llevar a cabo tratamientos de prevención frente a xilófagos y confiar en personal competente y preparado para ejecutar los trabajos de protección. En cuanto a la primera recomendación, se hace hincapié  en la utilización de protectores que lleven la etiqueta de de calidad con el marcado C.T.B.F. (figura 4). Este sello se colocaba en los protectores que habían superado las pruebas de eficacia de los laboratorios del Centre Technique du Bois (CTB) y del Centre Technique Forestier Tropical (CTFT). El CTB fue creado en 1952 con la fusión del Centre Technique des Exploitations Scieries et Industries Forestières y el Centre Technique des Industries du Bois et de l’Ameublement. Y en 1982 cambió su nombre a Centre Technique du Bois et de l’Ameublement (CTBA).

Fig 4. páginas 44-45, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Se describen seis métodos de aplicación de protectores: brocheo (badigeonnage), pulverización (pulvérisation), inmersión (immersion), ósmosis (procéde para “osmose”), perforación (méthode dite du “forage”) y autoclave (imprégnation des bois en autoclave). Por si no queda claro, apunto que el método de perforación es el que comúnmente se utiliza en los tratamientos curativos sobre madera puesta en obra. En la página 57 (figura 7), también se lo describe como método de taladrar agujeros (méthode dite “du forage des trous”). En aquella época no había las válvulas antirretorno que hoy en día utilizamos. Tras la inyección, los agujeros eran sellados con un tapón de madera tratada con el mismo protector. Por lo que respecta a la profundidad y disposición de las perforaciones, es exactamente la misma que la de hoy en día.

Fig 5. páginas 50-51, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Como medidas preventivas de protección contra las termitas, se describen siete: tratamiento del suelo (traitement de l’emplacement du futur bâtiment), aislar el edificio (isoler le bâtiment du sol), revestir los cimientos (édification de la construction sur des fondations particulièrement soignées), evitar el contacto directo de la madera con el suelo (utilisation rationnelle du bois), eliminación de todas las fuentes de humedad (suppression de toutes les causes d’humidité), ventilación del suelo (ventilation rationnelle du sous-sol) y eliminar alrededor del edificio cualquier elemento que permita el acceso de las termitas (éviter de faciliter le franchissement du barrage antitermites). Y como medidas curativas se hace una descripción detallada de la inyección en suelos y muros. En las imágenes 8, 9 y 10 se pueden ver fotografías de estos tratamientos.

Fig 6. páginas 52-53, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

En la adenda se describe el método de impregnación utilizando inyectores. Se explica que es un método complementario al de la perforación. Se utilizaba para impregnar aquellos elementos de madera puesta en obra que no son tratables mediante la perforación. Parece ser que en el mercado había disponibles diversos sistemas patentados. En el libro se describen dos: el de J. M. Lauff y el de A. Springer. El método consistía en inyectar el protector a presión por medio de unas agujas metálicas que se clavaban en la madera. Esto permitía que la albura quedara totalmente impregnada. En el sistema de J. M. Lauff (figura 12), las agujas estaban conectadas mediante mangueras a una bomba que suministraba el protector a presión. En cambio, en el sistema de A. Springer (figuras 13 y 14), el protector se inyectaba a través de bombonas de acero cargadas con el protector a presión. La bombona se cargaba primero con el líquido y luego se le inyectaba aire bajo presión. Luego se le añadía a la bombona una aguja y se clavaba en la madera. Como vemos por las fotografías, el método de inyectores era laborioso. Y precisaba de un inyector cada 50 cm.

Para finalizar, apuntar que en el libro se hace una mención a una proposición de ley que fue presentada en el parlamento francés (Assemblée Nationale) en 1952 para la preservación de la madera puesta en obra. Como bien sabemos, desde hace años los franceses se han dotado de una legislación y normativa al respecto para proteger los edificios. Esto es reflejo de su mentalidad avanzada. Creo que en el origen se encuentra el hecho de que Francia posee un gran patrimonio arquitectónico, que nada que ve con lo que tenemos en España. Y además luchan por preservarlo, lo cual es justamente lo contrario de lo que tradicionalmente se ha hecho aquí. Fuera de algunos edificios singulares, el patrimonio ha sido poco protegido. Aquí ha primado la voluntad de tirar abajo un edificio viejo y levantar otro nuevo para dar una imagen de país moderno. Y es por ello que gran parte del patrimonio monumental se ha echado a perder.

– Henry Mathieu: Ce fléau méconnu: le termite. J.-B. Baillière et Fils, París, 1959 (20 pp, 20 cm).

Fig 7. páginas 56-57, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 8. páginas 60-61, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 9. páginas 66-67, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 10. páginas 68-69, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 11. páginas 80-81, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 12. páginas 82-83, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 13. páginas 86-87, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 14. páginas 88-89, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 15. páginas 92-93, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 16. páginas 94-95, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 17. páginas 96-97, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 18. páginas 98-99, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Fig 19. páginas 100-101, ‘Ce fléau méconnu: le termite’ (1959)./ Desinsectador 02-2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.