Antonio Guasp Sastre

Fig 1. Folleto publicitario de Toni Guasp SCP, portada./ Desinsectador 03-2017

1/ INTRODUCCIÓN

Esta entrada está dedicada al mallorquín Antonio Guasp Sastre, quien fue pionero en el tratamiento y conservación de la madera en las Islas Baleares. Yo no conocía esta figura hasta que me la dio a conocer Amador Barambio Zarco [1]. De hecho, recientemente Amador fue muy amable -como es normal en él-, y me pasó numerosos documentos que guardaba de su trayectoria en el sector. Y entre estos documentos se encontraba un folleto publicitario de Toni Guasp SCP (figuras 1, 3 y 4). Al leerlo me encantó la claridad del contenido donde se muestra la profesionalidad de la empresa. Y también me gustó la sobriedad de su composición, propia de la era anterior a la digitalización de la impresión.

Le pregunté a Amador quién era Antonio Guasp. Y me dijo que fue un pionero en los tratamientos curativos de la madera en las Islas Baleares. Le dije que quería publicar el folleto. Y me pasó el contacto de su hijo, Pedro Guasp Font, quien es propietario de la empresa Tratamiento y Conservación de la Madera Balear SL (TYCMA BALEAR) [2]. Aproveché esta oportunidad y hace unos día me puse en contacto con él para recabar información sobre su padre. Le envié un cuestionario por correo electrónico con algunas preguntas para poder situar la figura de Antonio Guasp. Amablemente accedió y respondió a las preguntas que le planteé.

2/ CUESTIONARIO

¿En qué año Antonio Guasp empezó a hacer tratamientos de protección de la madera?

Mi padre creó TONI GUASP SCP en agosto de 1990. Antes de esta empresa creó también CYTESA en enero de 1985, que fue cerrada por motivos familiares en 1990.

Fig 2. Antonio Guasp Sastre./ L’Estel de Mallorca 1997

¿Por qué razón empezó a realizar tratamientos de la madera?

No sé exactamente cómo empezó todo, pero recuerdo que en 1975 o 1976 mi padre asistió a unas conferencias para representantes de productos decorativos de la madera. Y uno de los días el ponente era el catedrático Sr. José Antonio Rodríguez Barreal, ingeniero de montes. A partir de aquel momento el interés de mi padre fue en aumento y más cuando pudo comprobar que este tema relacionado con los tratamientos de la madera en aquel momento era un mundo sin explorar y muy interesante, ya que era todo un reto conseguir que las termitas y las carcomas dejasen de estropear la madera y acabar con los problemas que ocasionaban de forma oculta. En aquellos años, la gente que no era especialista en el tema, como por ejemplo los biólogos, desconocían la biología de estos insectos y, por tanto, la forma correcta de actuar para eliminarlas. A pesar de esto sé que también en Galicia fue organizado un curso sobre el tema, el daño que provocaban las termitas y algunos tipos de xilófagos de la madera, organizadas por J. A. Rodríguez Barreal.

Para ponerse en situación, en aquella época Zeltia Agraria SA de Pontevedra era una de las empresas pioneras en protectores de la madera. En la década de 1960 importaba y comercializaba los prestigiosos productos Desowag-Bayer Holzschutz GmbH como Xylamon, Xyladecor, Consolan, Solbatan, Xylatop o Basilit [3]. Y en 1975 ambas empresas fundaron Xylazel SA y pusieron a dirigirla al ingeniero Joaquín Martín Diéguez [4], destacada figura que creó multitud de proyectos sobre protección de la madera. Esta empresa devino un foco de conocimiento y formación de los profesionales del sector. También en aquella época fue impartido el primer curso sobre tratamiento y conservación de la madera que se celebró los días 20 al 25 de octubre de 1975 en el Instituto de Ingenieros Civiles de España (IICE). Este curso contó con profesores como Henry Alliot, Domingo Cadahía Cicuéndez, Joaquí Martín Diéguez, José Antonio Rodríguez Barreal y Kurt Steinberg. El director del curso fue Juan Torres Juan, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes [5].

¿Y cómo empezó a realizar tratamientos?

Un arquitecto técnico mallorquín, que vivía y ejercía en Francia, y que tenía su casa de Mallorca afectada por las termitas, puso a mi padre en contacto con una empresa francesa que ya realizaba tratamientos de madera para este insecto. Y fue allí donde mi padre aprendió cómo se realizaban este tipo de tratamiento.

¿Contra qué clase de xilófagos realizaba tratamientos? ¿Cómo hacía los tratamientos?

Los xilófagos más comunes eran las termitas subterráneas, Hylotrupes, anóbidos y hongos de pudrición. Las actuaciones contra anóbidos normalmente se realizaban pincelando los muebles y las vigas si no estaban lacadas o pintadas. En el caso de Hylotrupes, se realizaba cámaras en las vigas donde se colocaban inyectores, se inyectaba en su interior y después se pulverizaban. Acabar con las termitas es más difícil, ya que se han de colocar inyectores en la madera puesta en obra y se han de realizar inyecciones en el perímetro de la vivienda.

¿Sabe qué productos utilizaba?

Al principio los productos eran de la casa Bayer. Y los inyectores se compraban directamente en Francia. Más tarde las empresas españolas de distribución empezaron a vender los productos.

Fig 3. Folleto publicitario de Toni Guasp SCP, interior./ Desinsectador 03-2017

¿Sólo hacía tratamientos de protección de la madera?

Sí, tan solo realizaba este tipo de tratamientos.

¿Recuerda algún tratamiento en edificios emblemáticos que realizara su padre?

Se hicieron diversos tratamientos en edificios emblemáticos como por ejemplo en el Ayuntamiento de Palma, el Ayuntamiento de Santanyi, el Castell de Bellver, el  Monasterio de Lluc y en las parroquias de Búger y de Biniali. Y muchos otros como actuaciones puntuales en la Delegación de Hacienda y en el Parlamento Balear.

¿Siempre tuvo su negocio en Son Ferriol?

Sí. Por cuestiones de salud se jubiló antes, pero a pesar de esto no se desenganchó nunca del todo porque le gustaba mucho lo que hacía y, sobre todo, el trabajo bien hecho. A menudo me decía que hacer el trabajo mal era la peor publicidad que se puede hacer.

¿Hasta cuando estuvo operativa Toni Guasp SCP?

Hasta diciembre de 1997 que es cuando cerró.

Usted empezó con su padre, ¿no?

Yo empecé a trabajar en este campo en el mes de enero de 1985 en la empresa CYTESA hasta que cerró. En enero del año 1998 me establecí por mi cuenta con la empresa TYCMA BALEAR hasta octubre de 2003 que pasó a ser  TYCMA BALEAR SL. Es decir, que llevo en la profesión 32 años certificados.

.

Fig 4. Folleto publicitario de Toni Guasp SCP, contraportada./ Desinsectador 03-2017

3/ UN TRATAMIENTO

Buscando información sobre Antonio Guasp, he encontrado el reporte de un tratamiento que realizó contra termitas subterráneas. Es muy interesante porque se detalla hasta los productos empleados para proteger el convento de Sant Bernadí en Petra, ciudad donde nació fray Junípero Serra, evangelizador de la Alta California. Este convento es de gran interés artístico por albergar una buena colección de obras de arte barroco. Veamos.

En el número 212 de abril de 1996 de la revista Apóstol y Civilizador -boletín de divulgación del beato fray Junípero Serra-, fue publicada una noticia titulada ‘Las termitas se ensañan con el convento de Petra’ (figura 6). Ante la constatación de que los muebles de la sacristía se encontraban atacados por termitas, el superior del convento decidió llamar al especialista Antonio Guasp, quien es definido como “técnico diplomado por el Instituto de Ingenieros Civiles de España en tratamiento y conservación de la madera.” Esto indica que Antonio Guasp realizó algunos de los cursos realizados por el IICE a partir de 1975, los cuales daban una buena formación en la materia. Esta formación era del todo voluntaria, no como ahora los cursos para el uso de protectores de la madera TP8, y muestra el grado de profesionalidad de Antonio Guasp. En la noticia se da detalle del diagnóstico que realizó para determinar el grado y alcance del ataque de termitas. Y también se apunta a que el tratamiento se realizará una vez se encuentre financiación.

En el número 219 de junio de 1997 de la misma revista fue publicado otro artículo donde se detalla cómo fueron realizados los trabajos contra las termitas bajo el título de ‘Salvar el barroco’ (figura 7 y 8). Se explica que las labores de extinción han sido supervisadas por Antonio Guasp y realizadas por Pedro Guasp y Jaume Bauzá. Transcribo dos párrafos donde se reporta el tratamiento.

«Las labores de extinción se han realizado por igual en el interior y exterior del templo. El perímetro de la iglesia, al borde mismo de las paredes, ha sido taladradada con una sucesión de pequeños agujeros en los que con posterioridad, mediante un sistema de válvulas, se ha inyectado un preparado de líquidos tóxicos para las termitas capaz de crear una barrera de rechazo que impida su acceso a la iglesia. Cada uno de los agujeros ha bebido en torno a un litro de líquido antes de ser recubierto con tierra y cemento.»

«Provistos de trajes, botas y guantes de neopreno y de la imprescindible mascarilla, Pedro Guasp y Jaume Bauzá se han introducido después en cada una de las capillas laterales del convento de San Bernardino y han castigado a las termitas con una disolución de disolventes homologados para este trabajo y que entre los especialistas se conocen con las denominaciones comerciales de Gladiator y MKI. Este preparado ha sido repartido de manera equitativa en la parte posterior de los retablos -es posible acceder directamente a ellos- como en las esculturas y retablos tanto del altar mayor y de los altares laterales. El trabajo de exterminio, al que se concede un alto nivel de eficacia, se ha prolongado por espacio de quince días y está previsto realizar labores de revisión y mantenimiento cada tres o cuatro años.»

Fig 5. Anuncio publicado en L’Estel de Mallorca en 1997

4/ CONCLUSIÓN

Quede aquí constancia de todo un profesional y de un pionero. Orientó su vida laboral hacia la protección de la madera convirtiéndose en un verdadero especialista. Para empezar, buscó formación en Francia que, como bien sabemos, se toma muy en serio la protección de la madera. Y luego buscó formación en España de la mano de los mejores expertos de la época. Y todo este conocimiento y dedicación no se perdió, sino que pasó a una segunda generación, a Pedro Guasp.

Por la experiencia que tengo -que no es mucha-, considero que los tratamientos de la madera no están los suficiente profesionalizados en nuestro país. Muchas empresas de control de plagas se ponen a realizarlos para aumentar su cartera de servicios y su facturación. Parece que la obtención de un título da derecho a su realización. Pero lo cierto es que se hacen con una mentalidad no adecuada y con falta de criterios de calidad. Faltan a menudo planes de seguimiento de los trabajos ejecutados. Debería existir algún tipo de certificación obligatoria.

Notas:

Foto de Antonio Guasp Sastre. Publicada en el periódico L’Estel de Mallorca el 15 de abril de 1997, página 7. A pie de página se puede leer: “N’Antoni Guasp, natural d’Alaró, fa 30 anys que va obrir la Botiga Guasp, pel tractament de la fusta contra les termites i altres animals que se la mengen, a Son Ferriol.”

[1] Ambihelp, ambihelp.com

[2] Tycma Balear SL, www.tycmabalear.com

[3] Sobre Xylamon. Desinsectador, 26-10-2015.

[4] ‘La carcoma de la madera y métodos para combatirla’, por Joaquín Martín Diéguez (1960). Desinsectador, 16-11-2015.

[5] ‘Tratamiento y conservación de la madera’, IICE (1976). Desinsectador, 15-06-2014.

Fig 6. Página 16 del número 212 de abril de 1996 de la revista Apóstol y Civilizador, Petra.

Fig 7. Página 16 del número 212 de abril de 1996 de la revista Apóstol y Civilizador, Petra.

Fig 8. Página 12 número 219 de junio de 1997 de la revista Apóstol y Civilizador, Petra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s