A la espera de Racumin Foam

Fig 1. Montaña de bolsitas de 50 gramos de Racumin Cebo (registro de 1992)./ Desinsectador 2016

Hace poco un compañero llegó con un montón de bolsitas de raticida antiguas. Eran bolsitas de 50 gramos de Racumin Cebo con registro de 1992 [1]. Un cliente las tenía almacenadas en una caja desde hacía mucho. Calculo que llevaban guardadas cerca de 20 años. Las entregó para que fueran gestionadas debidamente. Con una tercera parte de las bolsitas, hice la montaña de la imagen número 1. Luego tomé imágenes del anverso y del reverso de la etiqueta (figuras 2 y 3). Como es sabido, Racumin es una marca que Bayer creó para comercializar cebos raticidas formulados con cumatetralilo, una materia activa anticoagulante de primera generación desarrollada por esta misma casa germana en la década de 1950. Pero no fue hasta la década de 1970 que fue introducida la marca en España.

Fig 2. Bolsita de 50 gramos de Racumin Cebo./ Desinsectador 2016

De la importancia de Racumin ya he dado cuenta en varios posteos dedicados a algunos de los numerosos formulados que fueron comercializados. Y también he dejado constancia de una cierta pena que siento por esta marca. Con el tiempo la he visto envejecer. Ha habido un notable declive desde la gran cuota de mercado que tuvo en el sector de control de plagas profesional en el pasado hasta la nula presencia en la actualidad. De hecho, el único producto comercializado en España bajo esta marca es Racumin Pasta para el mercado doméstico. Hasta hace unos meses, este producto se encontraba inscrito en el registro de biocidas según el Real Decreto 3349/83 con el número 467. Y desde junio de 2016 pasó al registro según el Real Decreto 1054/2002 con el número 337. Respecto al declive de la marca, se pueden aducir algunas razones. En primer lugar, es cierto que la competencia en el mercado de raticidas es fuerte. Si miramos los catálogos de los distribuidores y el registro de biocidas según RD 1054/2002 hay un exceso de productos raticidas. Demasiados. Esto me lleva a pensar que o bien se vende mucho raticida en España, lo cual sería digno de análisis por los peligros ambientales, o bien más de un fabricante se va a pillar los dedos cuando no recupere lo gastado en la puesta en el mercado. En la última década, en el mercado español, se han ido sumando productos de diversa procedencia. En especial, los raticidas de origen italiano que han ocupado buenas posiciones. En segundo lugar, se podría aducir que Racumin ha quedado ligado al cumatetralilo, una materia activa de segunda generación que difícilmente puede competir con las de primera generación. Esto me lleva a la tercera razón, y es que Bayer no parece tener mucho interés en presentar batalla en el mercado de productos raticidas como sí continúa haciéndolo en el de los insecticidas.

Fig 3. Bolsita de 50 gramos de Racumin Cebo./ Desinsectador 2016

Aunque esta debacle de la marca quizás se vea frenada con la aparición del producto Racumin Foam, el cual obtuvo registro en marzo de 2016 con el número ES/MR(NA)-2016-14-00358. Veremos qué impacto tiene este novedoso formulado en espuma al que dediqué un posteo hace casi dos años, cuando en septiembre de 2014 fue presentado para el mercado británico [2]. Aunque Racumin Foam lleva unos meses registrado, por el momento no ha sido comercializado. Quizás lo hagan para después del verano que es cuando aumenta la presencia de roedores urbanos. No entiendo la política de Bayer. Creo que está tardando mucho en ofrecernos este producto que parece que ha sido un éxito en otros países. Este formulado es una novedad que llena, hasta cierto punto, el vacío que dejó la desaparición de Racumin Polvo [3]. Aplicado en el interior de un portacebos contra ratas que recelan del cebo, será de gran ayuda. Y quizás para cuando llegue, lo haga tarde, ya que los raticidas anticoagulantes que contengan la materia activa anticoagulante en un porcentaje superior al 0’003% van a ser clasificados como tóxicos para la reproducción. Y con ello se verán perjudicados la mayoría de materias activas anticoagulantes. En especial, la warfarina y el cumatetralilo, las cuales son de primera generación y si se formulan por debajo del 0’003% no van a ser eficaces. En Racumin Foam, el cumatetralilo está formulado al 0’408%.

Notas:

[1] Registro DGSP 92-10-00468/HA y registro DGSPA 13.589/05.

[2] Racumin Foam, Desinsectador, 25-10-2014.

[3] ¡Bye, bye, Racumin Polvo!, Desinsectador, 08-05-2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.