Tigre del plátano de sombra

Fig 1. Plátanos de sombra en una calle de Barcelona./ Desinsectador 2015

El plátano de sombra (Platanus hispanica), es un árbol común en las calles y parques de donde vivo (figura 1). A mí me gusta porque me es familiar y porque es un árbol de bienvenida. Es habitual encontrar hileras flanqueando la entrada de muchos pueblos y ciudades de España. Tengo el recuerdo de dos grandes ejemplares que había en la plaza del pueblo de mi abuela y daban sombra a la terraza del bar. Es por ello que me sabe muy mal la tesitura en la que se encuentra este árbol en la actualidad.

Para empezar decir que desde hace unos años los árboles que crecen en la calle donde vivo ya no dan copas frondosas. El año pasado hubo un gran ataque de hongos en las hojas de lo que parece oídio [1]. Este año, los hongos empiezan a atacar de nuevo. Además del ataque de hongos, creo que otro problema es el ataque de la brigada de parque y jardines. Considero que no se poda bien a este árbol. Se le cortan las ramas en exceso y bajo unos criterios que, en muchos casos, desequilibran el crecimiento del árbol. Este año observé donde vivo que se podaron los plátanos de sombra en época de crecimiento. Me he fijado que en las zonas donde no se los poda, crecen mejor.

Además de los dos problemas anteriores, está el ataque de insectos fitófagos exóticos. Se trata de especies provenientes del continente americano. Se han convertido en una plaga para el plátano de sombra. La primera en llegar fue la chinche conocida como el tigre del plátano (Corythuca ciliata). Originaria de los Estados Unidos, fue detectada en la década de 1970 en la Penísula Ibérica. En este posteo se pueden ver imágenes de esta chinche. La segunda especie en llegar fue detectada a mediados de la pasada década y se ha extendido rápidamente. Se trata de la chinche Belonochilus numenius, de la cual escribí un posteo la semana pasada [2]. Sobre esta han aparecido un montón de noticias al respecto por su presencia en la ciudad de Barcelona. También parece que llega desde los Estados Unidos.

Fig 2. Hoja de plátano de sombra atacada por oído y tigre del plátano./ Desinsectador 2015

En la imagen número 2, se puede ver una hoja de plátano atacada por oídio y por tigre del plátano. En el reverso de la hoja se pueden apreciar multitud de puntos negros que son los excrementos de esta chinche. En la imagen 3 se puede ver con mayor tamaño los excrementos. Es en reverso de las hojas, zona que queda protegida de la luz, donde se desarrolla esta chinche. En la imagen número 4 también se pueden ver restos de mudas que quedan adheridos.

He de comentar que esta chinche me parece de gran belleza. Está recubierta por una cutícula blanca que parece hecha de encaje de bolillos. Además no es lisa, sino que tiene relieve. Sobre la cabeza tiene una especie de cofia que me recuerda a la que llevaban antaño algunas órdenes de monjas. Pero si volteamos una de estas chinches, veremos que, en verdad, el color de su cuerpo es oscuro, tanto como el color del líquido que excreta (figura 9). Tiene un tamaño de unos 4 milímetros [3].

Fig 3. Reverso de una hoja de plátano con tigre y excrementos./ Desinsectador 2015

Esta tarde, mientras hacía fotografías debajo de un árbol afectado, he visto que sobre mi camiseta habían aterrizado algunas chinches. Así que he aprovechado para hacerles unas fotos sobre fondo oscuro, lo cual las hace resaltar. En las tres últimas imágenes se puede ver el aparato succionador que introducen en las hojas. En la imagen número 11 se puede ver este aparato. Parece grueso, pero no lo es. Lo que vemos es el recubrimiento que protege un fino tubo. En la imagen número 12, si se mira con detalle, se podrá ver este fino tubo. A medida que la chinche penetra el aparato succionador, el recubrimiento se va plegando. Lo mismo que pasa cuando una chinche de cama (Cimex lectularius) nos chupa la sangre.

Para acabar, comentar que el futuro del plátano de sombra parece incierto. Además de los problemas que tiene para su desarrollo, en la actualidad se lo mira mal por las alergias que genera. Es curioso porque parece que en la actualidad un alto número de personas padece alergias a alguna cosa. En definitiva, en las ciudades se va sustituyendo al plátano de sombra. Y esto no es fácil. A veces se plantan unos árboles que son bonitos, pero no son capaces de proporcionar lo que tan necesario es en verano: sombra.

Notas:

[1] Oídio, Wikipedia.

[2] Chinche Belonochilus numenius, plaga de los plátanos de sombra. Desinsectador, 06-07-2015.

[3] Una hembra llega a poner hasta 350 huevos. La ninfa pasar por cinco mudas. Pueden sucederse hasta 3 generaciones por año. En invierno los adultos se refugian en el tronco del árbol y soportan temperaturas muy bajas.

Fig 4. Reverso de una hoja de plátano con cutículas de ninfa y excrementos./ Desinsectador 2015

Fig 5. Adultos de tigre de plátano sobre el reverso de una hoja./ Desinsectador 2015

Fig 6. Ninfa de tigre del plátano/ Desinsectador 2015

Fig 7. Tigre del plátano sobre mi dedo meñique./ Desinsectador 2015

Fig 8. Adulto del tigre del plátano sobre mi camiseta./ Desinsectador 2015

Fig 9. Adulto del tigre del plátano sobre mi camiseta./ Desinsectador 2015

Fig 10. Adulto del tigre del plátano sobre mi camiseta./ Desinsectador 2015

Fig 11. Adulto del tigre del plátano sobre mi camiseta./ Desinsectador 2015

Fig 12. Adulto del tigre del plátano sobre mi camiseta./ Desinsectador 2015

4 comentarios en “Tigre del plátano de sombra

  1. Ted Byrne dijo:

    Es una pena que los plátanos de sombre estén pasando por un mal momento. Son icónicos. Esperemos que se adapten a las nuevas plagas. Con un poco de suerte igual que ha aparecido la plaga aparece el depredador o parásito que mantanga su población a raya.

  2. stephen Diego Martin dijo:

    Muchas gracias por la informacion tan detallada.
    Estoy pasando unos dias en la avda Atlántida y lo primeor que me llamó la atención fue el mal estado en que están los plátanos plantados en las aceras.
    Despúes, mi preocupacion ha crecido pues a dia de hoy, no he conseguido encontrar un árbol sano en parques o jardines.
    lo del oidio se ve a primera vista y afecta principalmente a los brotes jóvenes y a las hojas mas tiernas, por lo que está afectando gravemente la salud del árbol en general.
    Lo del chinche tigre que has mencionado, no tenía ni idea y prestaré mas atención a las hojas afectadas.
    Esperemos que se encuentre alguna manera efectiva y sin efectos adversos sobre el ecosistema para tratar este problema, pues causa pesar ver estos árboles tan icónicos,como dice Ted, sufrir tal deterioro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s