‘Pest Control Worker’ de Jessica Cohn (2011)

Fig 1. Portada de ‘Pest Control Worker’ de Jessica Cohn, 2011./ C. Pradera 06-2014

C. Pradera, Barcelona, 22-06-2014

He encontrado con un libro de divulgación que habla del oficio que desarrollo. Se titula ‘Pest Control Worker’, escrito por Jessica Cohn y publicado en 2011. El libro forma parte de la colección ‘Dirty and Dangerous Jobs’, es decir, trabajos sucios y peligrosos. Interesante. A juzgar por la imagen que aparece en la portada, cualquiera opinaría lo mismo de mi oficio. Aunque me parece una visión un poco exagerada de alguien que no trabaja en el sector. Esta colección está formada por 12 libros todos ellos dedicados a otros tantos oficios peligrosos como ‘Bat Researcher’, Oil Rig Worker’, ‘Parasite Collector’ o ‘Sewer Inspector’ (figura 3). La editorial Marshall Cavendish Benchmark tiene un extenso fondo dedicado a obras de no ficción y dirigida principalmente a un público joven.

La fotografía de la portada tiene delito (figura 1). En primer lugar porque se trata de un montaje para la ocasión. Y en segundo lugar, porque enfrentarse con dos botes de aerosol contra un avispero de esas dimensiones tiene algo de quijotesco. Esta imagen me recuerda a un película de vaqueros protagonizada por John Wayne. Los revólveres se han sustituido por botes de aerosol. Es una imagen que califico como muy yanqui. Si yo tuviera que realizar ese tratamiento, lo haría a mayor distancia y rociando el avispero con un buen chorro de líquido. El papel con el que está construido absorberá rápidamente el químico. Además, no tardaría ni cinco minutos. También podría dejar una máquina nebulizando y no tener que estar presente en el área tratada. En resumen, lo último que haría sería correr riesgos innecesarios.

Es posible que mi oficio tenga algo de sucio porque tienes que buscar a los animales considerados plaga allí donde estén. Aunque hay que decir que un oficio no es sucio, sino que son sucias las personas. Cada trabajador tiene su actitud. También es posible que mi oficio sea peligroso. Aunque lo cierto es que situaciones como las de la portada del libro son excepcionales. Sinceramente, ya me gustaría tener a menudo tratamientos parecidos. Pero no es el caso. Mi trabajo tiene algo de aburrido y rutinario como cualquier trabajo manual. Uno va de cliente en cliente revisando los puntos de control. En verano el trabajo aprieta y tienes un montón de servicios por hacer. La empresa no afloja. La faena tiene que salir. Y para ir al cliente tengo que conducir por ciudad, lo cual es estresante en una ciudad como Barcelona.

Fig 2. Interior de ‘Pest Control Worker’ de Jessica Cohn, 2011./ C. Pradera 06-2014

Puedo decir que mi actitud ante el trabajo dista un poco de la de mis compañeros. Muchos están en el oficio por azar. En un principio sentí curiosidad por trabajar en control de plagas. Me gusta aprender y en este oficio no paras. Sin embargo, el trabajo de un técnico es duro. Y en este punto me esforcé para que mi trabajo me gustara. He tenido que buscar alicientes y motivarme. Uno de ellos es este blog, que es como una válvula de escape. El hecho de encontrar algo nuevo me motiva. Salgo a trabajar con curiosidad. Si un cliente me da una muestra por identificar, ese día ya estoy entretenido. Y no digamos cuando me encuentro una vieja bolsita de raticida de una marca desconocida. A veces, un compañero piensa en mí y me trae un viejo portacebos. Entonces, si el día ha sido duro, se pasa todo.

En mi oficio hay algo de peligroso. Es cierto que tratas con animales que pueden transmitir enfermedades o que a veces tienes que subir a un tejado o meterte en una cámara sanitaria. Pero lo realmente peligroso es el uso de plaguicidas. Aunque hoy en día, ha cambiado mucho. Y básicamente usamos cebos o formulados de uso muy dirigido. El uso de productos químicos que requieran plazo de seguridad va a menos. En la actualidad se reservan las pulverizaciones para tratamientos contra pulgas y poco más. Hace diez años cuando empecé, en 2004, el pincelado y la pulverización eran bastante habituales. El cliente quería que la renovación del contrato se hiciera con líquido insecticida. Costó convencer al cliente de lo contrario. Sin embargo, nada que ver con decenios antes cuando un tratamiento significaba una pulverización. Yo empecé en una empresa con tradición en el uso de laca, o como también se dice una empresa laquera. Recuerdo tener que brochear cada año durante el invierno todas las habitaciones de los hoteles de costa a los que prestábamos servicio. Hoy en día, en cambio, un compañero mío puede tener tan solo un servicio con plazo de seguridad al mes. De ello puedo dar cuenta donde trabajo en Barcelona, ya que en otras zonas se sigue aplicando mucho líquido insecticida.

Para finalizar, comentar que si a alguien le gusta la marcha y quiere actividad de riesgo, control de plagas tiene menos del que podría creer. Sin embargo, hay que agradecer que esta editorial se haya fijado en nuestro oficio. Hasta cierto punto el libro sirve para dignificarlo. No es un oficio conocido. Y no es fácil encontrar personas que quieran trabajar en control de plagas.

Referencia bibliográfica:

– Jessica Cohn. 2011. Pest Control Worker. Dirty and Dangerous Jobs. Marshall Cavendish Benchmark, Tarrytown, NY. 32 pp. 23,5 x 13,5 cm. ISBN 978-1-60870-176-6.

Fig 3. Contraportada de ‘Pest Control Worker’ de Jessica Cohn, 2011./ C. Pradera 06-2014

6 comentarios en “‘Pest Control Worker’ de Jessica Cohn (2011)

  1. Luis Rejat dijo:

    En mi parecer no carece de fundamento el título del libro y me gustará ver su contenido. Yo sí que soy controlador de plagas por vocación. Tal como tú dices la forma de trabajar de los operarios de control de plagas ha ido cambiando. A mí me gusta mostrar el comentario que me hizo el profesor que tuvimos tú y yo en común, Fernando García del Pino, cuando nos explicó los tratamiento térmicos contra las chinches de las camas y mi rechazo en aquél momento a dejar de usar productos químicos que ahora se está viendo que resultan muy peligrosos a largo plazo para la salud de las personas y del medio ambiente https://llistes.uab.es:4443/pipermail/controlintegrat-l/2008-October/000089.html
    Por suerte la OMS va haciendo su trabajo y nos va enseñando los peligros. ¡Cuidado con la química! Yo sufrí trastornos graves antes de darme cuenta de que el origen estaba en los productos empleados y ha habido fallecimientos entre mis compañeros de control de plagas que tenían edades en que no parece natural. Un abrazo.

    • desinsectador dijo:

      Es cierto. Quizás subestimo el tema de los químicos. Pero claro, en comparación a hace 10 años, considero que hoy en día aplicamos mucho menos. También he de decirte que mejor no pienso en los tratamientos de madera que hice aplicando mucho clorpirifos y indebidamente protegido. Saludos.

      • Luis Rejat dijo:

        Generalmente, cuando trabajamos para otros nos vemos obligados a hacer lo que ellos nos mandan, que siempre está orientado hacia la obtención de beneficios. La alternativa está en establecernos por nuestra cuenta, pero entonces los que nos mandan son los clientes y la cosa aún puede ser peor. Por suerte, por encima está la administración, que marca las pautas a seguir de acuerdo con las corrientes de opinión y los conocimientos del momento, aunque, lamentablemente, la industria química tiene fuerza suficiente para aplastar las corrientes de opinión e incluso los conocimientos que no les convienen. El organismo que se muestra más neutral es la OMS que, sobre la materia, en el año 2008 publicó “Public Health Significance of Urban Pests” http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0011/98426/E91435.pdf haciendo especial énfasis en el análisis de riesgos.
        Hace algunos años yo impartí la formación de prevención de riesgos en materia de plagas a técnicos de protección civil en el área de prevención y seguridad http://lapistadelsinsectes.eu/data/documents/El-risc-depidemies-plagues-i-contaminacions-Lluis-Rejat-UPC-1995.pdf y me consta el interés de los responsables de la administración en este ámbito, aunque ellos también se ven obligados a hacer lo que les mandan los que están por encima suyo, que se supone que deberíamos ser la sociedad civil que les ha puesto en el cargo pero que, desde luego, no es así.
        Tal como dices hay que minimizar los riesgos. No hay que banalizarlos.
        Saludos.

  2. VRubio dijo:

    Ah! La triste y monótona vida del controlador de plagas
    Te recomiendo al respecto un comic de un autor francés Jacques Tardi: EL EXTERMINADOR DE CUCARACHAS
    Editor: NORMA EDITORIAL, S.A. (1 de diciembre de 1991)
    Colección: TARDI
    Idioma: Español
    ISBN-10: 8479040971
    ISBN-13: 978-8479040970
    Te acompaño la reseña del editor:
    “La vida de Walter Eisenhower era de lo más banal hasta que por equivocación pulsó el botón del 13º piso, sabiendo que es algo que no existe en Nueva York y fue a descubrir una organización que planea asesinatos para manejar en su provecho los hilos de la política. El gusto común de Tardi y Legrand por el cine americano ha dado como resultado este EXTERMINADOR DE CUCARACHAS.”

    Una cosa es cierta, el trabajo diario puede ser monótono, pero al menos una vez por mes o por semana en temporada alta, vamos a sitios que no va nadie y estamos en lugares en los que accede muy poca gente para ver cosas que solo algunos comprendemos

    Salutacions i felicitats pel blog

    • desinsectador dijo:

      Gracias por la recomendación. Hacía días que quería comprarme este cómic. Es cierto lo que dices. A mí me gusta mucho este aspecto que comentas del oficio. Me da opción de conocer muchos lugares diferentes y adentrarme donde nadie lo hace. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .