Rata de alcantarilla (Rattus norvegicus) en un armario de contadores del gas

Fig 1. Armario de los contadores del gas debajo de las escaleras al lado del ascensor./ C. Pradera 07-2013.

C. Pradera, Barcelona, 10-07-2013

Ayer realicé una desratización en una comunidad de vecinos. Estos se vieron obligados a contratar los servicios de la empresa en la que trabajo a causa de las repetidas quejas de la persona que hace las lecturas de los contadores del gas. Encontrarse con presencia de ratas en un cuarto de contadores no es nada agradable para estas personas que trabajan para las compañías suministradoras de agua, gas o electricidad.

Cuando estas personas detectan presencia de ratas, lo comunican a la comunidad de vecinos. Si después de varias veces de comunicarlo, la comunidad no hace nada al respecto, la compañía suministradora toma métodos más expeditivos. Recuerdo que un presidente de comunidad me dijo que los de la compañía de aguas habían dicho que no bajarían a tomar nota de los consumos hasta que no se realizara una desratización. Con el tema de las cucarachas, ya no es tan habitual que presionen a la comunidad de vecinos. Aunque también lo hacen. Recuerdo el caso de una comunidad que realiza una desinsectación periódica debido a la queja de la compañía de electricidad. Lo cierto es que había mucha cucaracha americana (Periplaneta americana) en el sótano. Normal que no quisieran bajar.

Fig 2. Interior de armario de contadores del gas./ C. Pradera 07-2013.

En la comunidad en la que estuve ayer, realicé una desratización en el cuarto de contadores del gas que estaba situado bajo la escalera (figuras 1 y 2). Al abrir las puertas, vi salir algunas polillas volando. Esto me hizo pensar que había alguna rata de alcantarilla muerta (Rattus norvergicus) de la que se estarían alimentando del pelo. La busqué con la vista y efectivamente la vi en un rincón. El suelo del armario estaba lleno de excrementos de rata (figuras 3 y 4).

Pensaba que tanto excremento se había acumulado durante algunos años. Un vecino me dijo que no, que hacía un año que él había hecho una limpieza en este armario. Todavía lo pintaba peor. Imagino la cara de la persona que realizó la lectura de los contadores al ver este panorama. Esperemos que se encontrara con la rata muerta casi en los huesos. Una rata muerta desprende un olor nada agradable. La finca era antigua. Quizás fuera construida en la década de 1920 o 1930. La acometida del gas era todavía de plomo. Lo más seguro es que las ratas alcanzaran este armario desde la calle siguiendo la entrada del tubo del gas.

Fig 3. Imagen del suelo del armario de contadores del gas./ C. Pradera 07-2013.

Fig 4. Detalle del suelo lleno de excrementos de rata./ C. Pradera 07-2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .