Aparatos de luz ultravioleta para la captura de insectos voladores

Fig 1. Desconexión del aparato insectocaptor Plus Light 30. / C. Pradera 03-2015

C. Pradera, Barcelona, 26-03-2015

Una de las grandes soluciones para la captura de insectos voladores son los aparatos de luz ultravioleta. Se han convertido en una herramienta imprescindible en establecimientos donde se elabora o almacenan alimentos. Una correcta situación y un número adecuado para cubrir las necesidades de cada espacio, son de gran ayuda para librarnos de moscas. Aunque estos aparatos solo funcionan con aquellos insectos que se sienten atraídos por la luz ultravioleta. De hecho, cuando mejor funcionan es por la noche cuando no hay competencia lumínica.

Tenemos dos tipos de aparatos de luz ultravioleta: insectocutores e insectocaptores. Los primeros eliminan el insecto cuando este se acerca hacia la luz y pasa entre una parrilla eléctrica que produce una descarga cuando toca los bornes. Esta queda abrasada y cae sobre una bandeja situada en la parte inferior del aparato. Aunque tiene el inconveniente de que a veces el insecto explota y saltan partes de este fuera de la bandeja. Por otra parte, una corriente de aire puede hacer volar los insectos muertos fuera del aparato.

En cambio, los insectocaptores capturan al insecto, ya que disponen de una lámina adhesiva sobre la que se posa la mosca y queda enganchada. Es por ello que este tipo de aparatos son los que debemos colocar en zonas de elaboración de comida. El insecto queda adherido sin posibilidad de que se escape y, por tanto, que vaya a parar sobre los alimentos o sobre las superficies de elaboración.

Hace años, los insectocutores eran los únicos que había disponibles. Ahora se utilizan menos y se reservan para colocar en puertas de entrada y otras zonas donde no haya peligro de que los insectos electrocutados caigan sobre los elementos. Sin embargo, una gran ventaja de los insectocaptores es que permiten el estudio cuantitativo y cualitativo de las especies de insectos voladores en un local.

En las imágenes de esta entrada, se puede ver a mi compañero Carles Fortea cambiando una lámina adhesiva llena de insectos. Se trata de un aparato situado en un restaurante en el que realizamos un tratamiento cada trimestre. Como se puede ver, la lámina tiene una cuadrícula marcada para poder realizar el conteo de insectos. Si el cliente lo solicita, además de realizar el conteo (estudio cualitativo) se lleva a oficina para saber qué especies hay (estudio cualitativo). Esto permite saber si hay alguna problemática concreta en el interior o en el exterior. Siempre es interesante este estudio.

En las imágenes se puede ver un aparato Plus Light 30. Se trata de un modelo conocido en el sector. Es un buen aparato fabricado en chapa metálica. Lleva dos fluorescentes rectos de 15 vatios. Está pensado para cubrir un espacio de unos 80 m2. Además lleva una lámina grande. Es un aparato que me gusta mucho.

Fig 2. Retirada de lámina adhesiva del aparato insectocaptor. / C. Pradera 03-2015

Fig 3. Lámina adhesiva con muchas capturas. / C. Pradera 03-2015

Fig 4. Es importante mantener limpio el aparato insectocaptor, ya que se encuentra en un restaurante. / C. Pradera 03-2015

Fig 5. Conexión del aparato insectocaptor Plus Light 30. / C. Pradera 03-2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .