Formica rufibarbis

Fig 1. Hormiga Formica rufibarbis transportando una presa./ Desinsectador 2016

De vez en cuando, suelo observar las hormigas que hay en la zona donde está ubicada la empresa en la que trabajo. A veces, me gustaría dedicarle más tiempo, pero uno sale de la oficina con ganas de llegar a casa. Y en casa tengo una mesa de estudio llena de asuntos pendientes que reclaman mi atención. Meses atrás observé una hormiga que me pareció que iba en aumento. No recordaba haber visto tantas antes. Saltaba a la vista por su tamaño (entre 5 y 6 milímetros), su color (negro y rojo) y por su forma de caminar. El sol no la arredraba. Con el astro calentando en lo alto, se movía rápidamente por el pavimento. Con gran velocidad se movía en una dirección. Luego se paraba. Y emprendía la marcha hacia otra dirección. Un movimiento frenético.

Después de muchos días de buena voluntad pensando en dedicarme un rato a observarla, ayer tarde decidí hacerlo. Cogí la cámara y un poco de cebo líquido para ofrecérselo a alguna obrera. Y de esta manera, al quedarse quieta sorbiendo, podría acercar el objetivo macro y tomar algunas fotografías. Y así lo intenté. Ofrecí el cebo dulce a varias obreras, pero no hicieron ni caso. Entonces cogí una obrera y vi que pertenecía al género Formica. Un grupo interesante de hormigas, porque algunas especies levantan hermosos montículos con hojas y palitos.

Fig 2. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Intenté tomar fotografías, pero no era fácil. Me fijé que eran prudentes. Miraban de esquivar a otras hormigas. En la zona había especies más pequeñas del género Lasius y Tetramorium. Al toparse con alguna obrera de estas especies, se apartaban rápidamente. Parecía como que rebotaran. Las vi subirse por una pared y aproveché para fotografiarlas, ya que parecían más quietas (figuras 3 y 4). Si se topaban con obreras de otras especies, las ganas de esquivarlas hacía que en ocasiones cayeran hacia el suelo.

También observé que debían tener buena visión, porque al agacharme y acercarme a ellas, huían o se escondían bajo cualquier cosa que hubiera en la calle como una hoja o una ramita. Busqué el hormiguero. Para ello decidí seguir a alguna que llevara algo en las mandíbulas (figura 1). Vi que se dirigían hacia un parterre con césped. Entonces observé que las que se encontraban en el margen del parterre, si me acercaba, corrían a esconderse bajo la hierba. Esto me hizo pensar que que esta especie de Formica no está adaptada del todo a la vida sobre el pavimento o sobre un erial. No se siente cómoda en zonas donde no hay plantas que la cubran. Lógicamente, su gran tamaño le invita a protegerse. En el parterre encontré varios hormigueros. En las imágenes 8 y 9 se pueden ver las entradas de un par de ellos.

Fig 3. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Me llevé una muestra con varias obreras a casa. Con la ayuda de la lupa binocular, he llegado a la conclusión de que se trata de Formica rufibarbis, la cual se puede confundir con Formica cunicularia. No es fácil su determinación. Pero un hecho importante es que F. rufibarbis posee quetas erectas en el pronoto (figura 2). Sobre su biología, en hormigas.org [1] se puede leer lo que sigue:

«Especie muy común que habita nidos de una sola entrada bajo piedras o en el suelo. Es muy agresiva y ataca a otras especies de hormigas e insectos. Es un predador voraz. Los nidos se fundan de la forma tradicional, mediante reinas inseminadas en fundación claustral. Las colonias maduras pueden tener dos o tres reinas y hasta 500 o más obreras. Los alados se dan en Junio y Julio.»

Interesante el tema de la agresividad. Seguramente tenga este comportamiento cuando se siente bien protegida en áreas con presencia de hierba, ramas u hojas que la cubran. Sí que me fijé que, además de cochinillas, a la entrada del nido llegaban obreras con hormigas entre sus mandíbulas.

Notas:

[1] http://hormigas.org/xEspecies/Formica%20rufibarbis.htm

Fig 4. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Fig 5. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Fig 6. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Fig 7. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Fig 8. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Fig 9. Hormiga Formica rufibarbis./ Desinsectador 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.