Cardiocondyla mauritanica (Hymenoptera, Formicidae) y otras especies del mismo género

Fig 1. Espacio industrial en Sant Andreu, Barcelona, donde conviven L. humile y C. mauritanica./ C. Pradera 09-2020

C. Pradera, Barcelona, 03-10-2020

Este año he tenido la suerte de encontrar en Barcelona colonias de Cardiocondyla mauritanica, especie a la cual dediqué una entrada cuando la vi por primera vez en Almería [1]. No es fácil de encontrar por dos razones. Por un lado, las colonias están formadas por pocos centenares de obreras cuya longitud corporal es de aproximadamente 2 mm. Por otra parte, se trata de una especie exótica en expansión que ve favorecida su presencia gracias a la hormiga argentina (Linepithema humile), la cual está muy presente en la zona mediterránea de la Península Ibérica. Y como sabemos quienes nos dedicamos al control de plagas, es un verdadero problema al que he dedicado un buen número de entradas.

L. humile es una especie catalogada como invasora. Tiene una estructura supercolonial y desplaza al resto de especies de hormigas. Sin embargo, algunas saben combatirla y viven dentro de sus territorios. Este es el caso de las hormigas del género Cardiocondyla. He podido ver esta situación con dos especies, C. mauritanica y C. batesii [2]. De hecho, justo la semana pasada tuve la suerte de encontrar dos ubicaciones en Barcelona donde había colonias de C. mauritanica junto a colonias de L. humile. La primera especie sabe defenderse bien y aguijonea a la segunda si se siente atacada. Además, la entrada a los nidos de C. mauritanica es bien pequeña. Consiste en un simple orificio en el suelo de 1 mm aproximadamente de diámetro. En las imágenes 7 a 10, muestro la entrada de uno de los nidos que descubrí. Por otra parte, las hormigas Cardiocondyla tienen una alimentación amplia y evitarán competir con L. humile por el mielato de pulgones y cochinillas. Al ser colonias de pequeño tamaño necesitarán menos recursos. Principalmente son carroñeras y cazan o recolectan pequeños artrópodos. En la entrada del nido que fotografié, pude ver obreras que llevaban entre sus mandíbulas lo que parecían ácaros.

Fig 2. Alcorque con Washingtonia en zona portuaria./ C. Pradera 09-2020

Encontré C. mauritanica en un polígono industrial de Sant Andreu (figura 1) y en el puerto de Barcelona (figura 2). En ambas ubicaciones había colonias que se encontraban dentro de territorio ocupado por L. humile conviviendo una junta a la otra, cada una a lo suyo. De hecho, en la segunda ubicación es donde encontré mayor presencia de C. mauritanica, ya que tiene allí un hábitat atemperado y húmedo que favorece la presencia de L. humile y, por tanto, libera espacio para ella. Las encontré anidando cerca o en alcorques con Washingtonia. Visto la relación entre ambas especies y el clima de Barcelona, C. mauritanica y otras especies del mismo género lo tiene bien para expandirse.

Según James K. Wetterer, quien dedicó un artículo a su distribución a nivel mundial [3], C. mauritanica sería nativa de la zona subtropical del norte de África y del Medio Oriente llegando hasta la India. Desde esta zona se habría expandido y hoy en día se la encuentra en las zonas temperadas de todos los continentes. Al ser una especie adaptada a clima semiárido, se ha adaptado perfectamente al medio urbano. En la Península Ibérica, se ha expandido rápidamente por la costa mediterránea.

Fig 3. C. mauritanica (izquierda) y L. humile (derecha)./ C. Pradera 09-2020

Vista esta capacidad de colonizar el medio urbano y que hace décadas que las Cardiocondyla se encuentran en expansión, he de hacer notar que no se encuentran mencionadas en el libro ‘Urban Ants of North America and Europe: Identification, Biology and Management’ de J. Klotz et al. [4]. Se trata de un texto que tengo como referencia para hormiga urbanas. Me parece extraño. Una explicación sea que hasta hace una década no estaban bien identificadas las diferentes especies. En el caso de C. mauritanica había diferentes nombre para diferentes regiones considerándose autóctona en ellas.

Según cita Wetterer, son conocidas seis especies de Cardiocondyla como cosmopolitas: C. emeryi, C. mauritanica, C. minutior, C. obscurior, C. venustulaC. wroughtonii. De todas ellas, la que tienen una mayor distribución es C. emeryi. En Barcelona se han detectado dos de ellas, C. mauritanica y C. obscurior [5]. Además de estas dos, en Andalucía también corre C. emeryi [6]. Por tanto, disponemos de tres especies en la Península Ibérica. Y vista su capacidad de adaptación al medio urbano, con el tiempo las acabaremos viendo todas en la zona mediterránea.

Ahora bien, no todas las Cardiocondyla son alóctonas, también hay especies autóctonas. Este es el caso de C. batesii, C. elegans y C. nigra [7]. La primera se encuentra circunscrita en la cuenca oeste del Mediterráneo, mientras que las otras dos están ampliamente distribuidas por el Mediterráneo. Sin embargo, aunque sean autóctonas son consideradas escasas.

Notas:

[1] C. Pradera. 01-05-2019. Hormiga exótica Cardiocondyla mauritanica (Hymenoptera, Formicidae) en Almería. El desinsectador y desratizador.

[2] C. Pradera. 05-06-2017. Cardioncondyla batesii (Hymenoptera, Formicidae) en Barcelona. El desinsectador y desratizador.

[3] James K. Wetterer. 2012. Worldwide Spread of the Moorish sneaking Ant, Cardiocondyla mauritanica (Hymenoptera: Formicidae). Sociobiology Vol. 59, No. 3, pp. 985-997.

[4] John Klotz, Laurel Hansen, Reiner Pospischil & Michael Rust. 2008. Urban Ants of North America and Europe: Identification, Biology and Management. Cornell University Press, Ithaca (New York). 196 pp. 23,5 x 15’5 cm. ISBN 978-0-8014-7473-6.

[5] Xavier Espadaler & Nilo Carron. 2019. Cardiocondyla obscurior Wheeler, 1929 (Hymenoptera: Formicidae) in Catalonia (NE Spain), with comments on exotic ant species. Butlletí de la Institució Catalana d’Història Natural, Vol 83, pp 153-156.

[6] Joaquín Reyes-López, Carmen Ordóñez-Urbano & Soledad Carpintero-Ortega. 2008. Relación actualizada de las hormigas alóctonas de Andalucía (Sur de España). Boletín de la Asociación Española de Entomología, 32 (1-2), pp 81-94.

[7] C. Lebas, C. Galkowski, R. Blatrix & P. Wegnez. 2017. Guía de campo de las hormigas de Europa Occidental. Editorial Omega, Barcelona.

Fig 4. Obreras de C. mauritanica./ C. Pradera 09-2020

Fig 5. Obreras de C. mauritanica./ C. Pradera 09-2020

Fig 6. Obreras de C. mauritanica./ C. Pradera 09-2020

Fig 7. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Fig 8. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Fig 9. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Fig 10. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Fig 11. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Fig 12. Obrera de C. mauritanica junto entrada a nido./ C. Pradera 09-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .