Una vuelta de tuerca más en la comercialización de las pulseras supuestamente antimosquitos

Fig 1. Productos de la marca Bichi-Go en un lineal de supermercado./ C. Pradera 08-2020

C. Pradera, Barcelona, 26-08-2020

Hace unos días, me paré en la sección de productos insecticidas del supermercado donde suelo comprar. De vez en cuando me paro y estudio los productos que hay a la venta. Como sucede cada verano, había un buen surtido de pulseras antimosquitos (figura 1). Tiempo atrás dediqué algunas entradas a estas pulseras que no funcionan para lo que dicen que sirven [1]. No es el único engaño al respecto con mosquitos. Hay muchos. Una variante de las pulseras son los parches antimosquitos que tampoco funcionan [2]. Todo parece caber en personas sin escrúpulos para hacerse con el dinero de otros.

Ahora bien, no todo el mundo está informado al respecto y hay gente que sigue comprándolas. Por supesto, hay personas que las compraron y dicen que les funcionó. Uno no sabe si se trata del efecto placebo o, simplemente, que donde vive esta persona no hay mosquitos. Cualquier persona que viva en un zona con mosquitos que pican durante el día, como el mosquito tigre (Aedes albopictus), se dará cuenta de que no funcionan. Una situación que provoca sonrojo es que a día de hoy en las actividades veraniegas para niños, tipo casas de colonias, se sigue solicitando a los padres que compren pulseras para sus hijos como requisito indispensable.

CÓMO FUNCIONAN LOS REPELENTES DE USO TÓPICO

Los repelentes de uso tópico no repelen propiamente, sino que enmascaran nuestros olores corporales. Los mosquitos tienen dos tipos de receptores para localizar a las personas. Un mosquito hembra se acerca atraído por nuestras exhalaciones de dióxido de carbono gracias a unos receptores específicos que permiten localizarnos con muchos metros de distancia. Entonces rastrean estas emanaciones y, cuando están cerca, activan otros receptores que indican donde está la piel para picar. Parece ser que nuestra piel segrega sustancias como el ácido láctico que indican el lugar en el que picar. Si hemos sudado, es posible que veamos que se posan directamente sobre nuestra ropa e intentan atravesarla.

Pues bien, los repelentes de uso tópico ocultan estos olores interfiriendo en los receptores. Así que se acerca el mosquito hembra pero no localiza la zona. Según un estudio, la capacidad de ocultar estos olores se produce hasta 4 centímetros [3]. Por tanto, si nos aplicamos el repelente en una parte solo del cuerpo, nos picará allí donde no haya. Y es por ello que, por mucho repelente que lleve una pulsera o parche, carece de eficacia. Como mucho protegerá hasta 4 centímetros alrededor de la pulsera. Sin embargo, yo he probado las pulseras y ni tan solo llegan a los 4 centímetros [4].

NORMATIVA SOBRE REPELENTES

Los productos que denominamos repelentes caen dentro de la normativa sobre productos biocidas. Y por tanto, han de cumplir con el Reglamento de Biocidas de la UE de 2012 [5]. Este reglamento establece el Tipo de Producto 19 (TP19) que recoge los repelentes y atrayentes y los define como “aquellos utilizados para el control de los organismos nocivos, mediante repulsión o atracción, incluidos los que se utilizan para la higiene veterinaria o humana, ya sea directamente sobre la piel o indirectamente en el entorno de las personas o animales”. Esto incluye que cualquier sustancia activa repelente de mosquitos tiene que tener la autorización de la Unión Europea mediante la tramitación de un expediente a la autoriadad competente, la ECHA, y su posterior aprobación. Este expediente busca que la sustancia sea segura para su uso con personas y para el medio ambiente. Una vez autorizado su uso en productos biocidas, entran en juego los estados miembro de la UE. En España el Ministerio del Interior será quien valore el producto que contiene la sustancia activa. Se le pedirá que demuestre mediante estudios su eficacia. Si supera los requisitos, se le dará autorización para su comercialización. En resumen, se trata de dos pasos. Autorización a nivel europeo de la sustancia repelente. Y autorización en el Estado miembro del producto o formulado biocida.

LA VUELTA DE TUERCA

En las imágenes se pueden ver pulseras de la marca Bichi-Go del importador y distribuidor Cash4all SLU con sede en la calle Industria 249 de Badalona. El producto es fabricado fuera como se indica, en China lo más seguro, pero su desarrollo consta que es en España. Importante detalle porque parece que se trata de tecnología punta. En las fotografías se muestran tres modelos de pulseras. Está el modelo de pulsera étnica (figuras 2-6), el de pulsera tobillera (figuras 7-10) y el de pulsera slap con tres recargas (figuras 11-13).

Cuando me acerqué a la estantería donde estaban las pulseras, constaté dos hechos. Uno es que las pulseras estaban junto a productos contra mosquitos. Y otro es que en la etiqueta del precio que constaba en la balda se leía que eran pulseras antimosquitos (figura 1). Si alguien tuviera dudas de la funcionalidad repelente de dichas pulseras, no caben dudas ante el conseguido nombre de Bichi-Go, gran ejercicio de inteligencia comercial. Sin embargo, si se lee con detenimiento la etiqueta de las pulseras Bichi-Go, no queda claro su uso contra mosquitos. Veamos.

En el modelo étnico y slap, se lee esto: “pulsera de aromaterapia con citronela”. Y en el modelo de tobillo dice: “Pulsera-tobillera aromática”. De hecho, en este último modelo sí aparece la palabra mosquito en una sola ocasión en una frase situada en la parte posterior de la etiqueta: “la pulsera-tobillera aromática, aporta un aroma agradable para la gente per no para los mosquitos, es hipo-alergénica de silicona, no es tóxica, y dura hasta 15 días según su uso” (figuras 9). Nada más. En consecuencia, si alguien compra una de estas pulseras y no le proporciona los efectos deseados contra mosquitos, encuentro que será muy difícil que pueda llevar a cabo una reclamación. El comercializador puede aducir que no engaña, ya que se trata de una pulsera de aromaterapia. Y aquí apunto que desconozco cuál es el significado del término aromaterapia aplicado a la pulsera.

Respecto al contenido aromático, que no repelente, de las pulseras es citronela y lavanda. Todo en las pulseras es natural, no perjudicial, no dañino. Lógico, porque va destinado a proteger a los niños. Respecto a su actividad aromaterápica, en la etiqueta de la pulsera étnica se lee: “15 días de duración por pulsera en función del uso”. Es “100% natural” y “para toda la familia”. Y además es “sin colorante” y “no destiñe”. Bárbaro. Me dan ganas de comprar una. Todavía no entiendo cómo es que no tengo una. Pero un paso más allá, porque la etiqueta de la pulsera tobillera es de película. El aroma perdura durante “300 horas”, lleva “citronela 100% natural”, es “impermeable” y “ajustable a cualquier tamaño” de tobillo.

Sin embargo, el colmo está en la pulsera slap porque cada carga dura 15 días, lo cual es un enorme ahorro para las familias, ya que con una sola pulsera tienes a los niños protegidos casi todas las vacaciones. En el anverso de la etiqueta se lee: “aromateriapia sin DEET. 100% natural”. Como bien sabemos, el DEET es un repelente no indicado para su uso en niños y para adultos se aconseja un uso diario. Es una de los mejores repelentes que hay desarrollado en la década de 1940 para proteger a los soldados de la malaria. Por supuesto, si yo tuviera que ira a un lugar con mosquitos transmisores de enfermedades, no me pondría en absoluto ninguna pulsera ni loción a base de citronela. Pero en España somos un territorio libre de malaria, así que la empresa comercializadora juega con que sus pulseras no van a causar mucho daño por su ineficacia.

Respecto a la composición, la pulsera étnica y la slap contienen el 15% de citronela. Y la pulsera tobillera contiene “18% esencias naturales, contiene citronela y lavanda”. En fin, si alguien vive en una zona afectada por la presencia del mosquito tigre (Aedes albopictus), como ya indicaba, estas pulseras no le servirán a no ser que cubra todo su cuerpo con ellas y no deje ningún espacio libre mayor de un centímetro.

El engaño de las pulseras se vislumbra en el modelo étnico y slap donde se lee los siguiente en la sección de ingredientes: “Pulsera aromática, no biocida”. Ajá. Ahora se entiende por qué no aparece en ningún lugar la mención a los mosquitos ni a su acción repelente. Porque de hacerlo incumpliría con el Reglamento (UE) 528/2012 de biocidas. Y ¿qué significaría esto? Claramente dos cosas. Primero que debería utilizar una sustancia autorizada por la UE como repelente. Y en segundo lugar, y más importante si cabe, es que el formulado, es decir la pulsera, debería pasar unas pruebas de eficacia para que el Ministerio de Sanidad autorizara su inscripción en el Registro de Biocidas.

¿Y saben qué pasa? Pues que ninguna pulsera habida o por haber en el mercado puede pasar una prueba de eficacia, sencillamente porque no funcionan. Así de simple. Por tanto, mis felicitaciones a los comercializadores de pulseras por meter un golazo al conjunto del público consumidor. Y también mis felicitaciones a los supermercados que las tienen a la venta. En este caso, las imágenes fueron tomadas en un establecimiento de Consum Cooperativa.

Notas:

[1] C. Pradera. 01-07-2013. Pulseras antimosquitos, ¿son eficaces?. El desinsectador y desratizador.

[2] C. Pradera. 09-08-2018. Parches repelentes de mosquitos, ¿son eficaces?. El desinsectador y desratizador.

[3] Mark S. Fradin & John F. Day. 2002. Comparative efficacy of insect repellents against mosquito bites. New England Journal of Medicine, Vol 347, No 1, 13–18.

[4] C. Pradera. 14-09-2014. Un ejemplo sobre la ineficacia de las pulseras antimosquitos. El desinsectador y desratizador.

[5] REGLAMENTO (UE) No 528/2012 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 22 de mayo de 2012 relativo a la comercialización y el uso de los biocidas

Fig 2. Pulsera étnica Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 3. Etiqueta de pulsera étnica Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 4. Etiqueta de pulsera étnica Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 5. Etiqueta de pulsera étnica Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 6. Precio de pulsera étnica Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 7. Pulsera-tobillera aromática Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 8. Pulsera-tobillera aromática Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 9. Etiqueta de pulsera-tobillera aromática Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 10. Etiqueta de pulsera-tobillera aromática Bichi-Go./ C. Pradera 08-2020

Fig 11. Pulsera slap + 3 recargas./ C. Pradera 08-2020

Fig 12. Pulsera slap + 3 recargas./ C. Pradera 08-2020

Fig 13. Pulsera slap + 3 recargas./ C. Pradera 08-2020

2 comentarios en “Una vuelta de tuerca más en la comercialización de las pulseras supuestamente antimosquitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .