Un tubo de pasta raticida Zelio de Bayer

Fig 1. Envase y caja de pasta raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

C. Pradera, Barcelona, 18-01-2020

El tiempo no corre, sino vuela. En 2014 dediqué una entrada al raticida Zelio de Bayer [1]. Y ya estamos en enero de 2020. Entonces escribí sobre Zelio a partir de una búsqueda documental. Me interesaba este producto porque es el único, según creo, que fue comercializado a base de sulfato de talio (Tl2SO4). Otra cosa es que en la época se dispensara sulfato de talio en una droguería para fabricación propia de cebos raticidas. Como explicaba en aquella entrada, a principios de la década de 1920 Bayer patentó el uso de compuestos de talio contra múridos. Y al poco, comercializó el raticida Zelio, el cual tuvo una amplia difusión. Se vendió prácticamente en toda Europa y en América. En España se vendió como muy tarde desde 1927, según un anuncio que encontré [2]. Zelio fue formulado en pasta para ratas y en grano para ratones.

Fig 2. Caja de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

He tenido la suerte de encontrar una caja de pasta. Sin embargo, este descubrimiento no ha sido del todo perfecto, ya que el tubo está usado y faltaba la hoja de instrucciones. Zelio era comercializado por medio de una campaña publicitaria que hoy llamaríamos tremendista. Se presentaba a las ratas como terribles animales. Hay que situarse en la época, donde la población de ratas era muy elevada comparada con la actualidad. Como se puede observar en tres de los laterales de la caja (figuras 3 a 5), los mensajes que se enviaban al público eran claros. Los dibujos son ilustrativos y las frases precisas: “una pareja de ratas tiene anualmente una descendencia de 860 ratas” (figura 3); “una rata necesita anualmente una alimentación equivalente a 37 kilos de pan” (figura 4); la alimentación anual de 860 ratas equivale a 30.000 kilos de pan” (figura 5). Ante estos mensajes, el comprador no dudaba en pagar lo que costara el tubo de Zelio para liquidar la rata que se había metido en casa.

Zelio estaba formulado con sulfato de talio al 2’5%. La pasta iba teñida con un colorante azul que debía manchar bastante para hacerlo visible en el caso de dejar tintados los dedos. Ahora bien, este compuesto tiene una DL50 oral en ratas de 15-50 mg/kg y en personas de 10-15 mg/kg, lo cual significa que es muy tóxico. Si tenemos en cuenta que el tubo de Zelio es de 30 gramos de producto, deducimos que contiene 750 miligramos de sulfato de talio. Y esto es una cantidad considerable que permite matar muchas ratas y también a una persona, ya que se estima que un adulto necesita unos 800 miligramos. Hay que apuntar que el sulfato de talio es una sustancia que fue muy utilizada para perpetrar asesinatos. Tiene una crónica negra importante. Por poner un ejemplo, se dice que fue muy utilizado por el KGB en Rusia y por los servicios secretos de Sadam Hussein. Este uso tuvo su reflejo en novela negra o policíaca.

Fig 3. Caja de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Una característica interesante para utilizarlo como raticida es que el intoxicado por sulfato de talio no muere al poco de ingerirlo, sino que desarrolla un cuadro clínico que puede durar varios días sin síntomas aparentes horas después de la ingesta. Además, las sales de talio son incoloras, inodoras, insípidas y muy solubles. Esto lo convierte en un veneno perfecto para utilizar contra las ratas, ya que no relacionan la ingesta con los síntomas posteriores. Sin embargo, es una sustancia muy peligrosa en la que el envenenador puede quedar envenenado. Es por todo ello que fue una sustancia que cayó en desuso para el control de múridos. Por otra parte, Bayer promocionó a finales de la década de 1960 otra sustancia más seguro como es el caso del cumatetralilo, un anticoagulante de primera generación que fue utilizado en la gama de productos de la marca Racumin.

Fig 4. Caja de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Una pregunta que me hago es saber cuándo fue fabricado el producto de las imágenes. Como he apuntado antes, en 1927 Zelio ya estaba disponible en el mercado español. Ahora bien, desconozco si entonces el producto que se comercializó en España era fabricado en territorio español o, por el contrario, era de importación alemana. En el caso del producto Zelio de las imágenes, se puede leer en la caja que está fabricado por la empresa barcelonesa Jasala SA con fábrica en Cornellà de Llobregat [3]. He dedicado unas cuantas entradas a productos fabricados por esta química, ya que en 1965 fue elegida por Bayer para la fabricación de insecticidas y raticidas de marcas como Baygon y Racumin. Y a principios de la década de 1960, Jasala creó la empresa Higienización y Tratamientos Sanitarios SA (Hitrasa) para realizar tratamientos de DDD que aplicaba los productos de Bayer.

Fig 5. Caja de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Otro aspecto a tener en cuenta es que en la caja figura con el número 308-RAT en el registro de la Dirección General de Sanidad (figura 2). Esto significa que el producto debió ser registrado en la década de 1960. Hay que tener en cuenta que, aunque el producto debía llevar años en el mercado, a finales de la década de 1950 la Dirección General de Sanidad fue creó un nuevo registro para los insecticidas y raticidas de uso ambiental. Por tanto, visto lo anterior situaría esta caja de Zelio de finales de la década de 1960. Ahora bien, desconozco hasta cuándo Bayer lo mantuvo en el mercado. Es lógico  pensar que con la comercialización de Racumin, se dejara de fabricar.

Para finalizar, quiero hacer notar que el logotipo de Zelio tiene una explicación (figura 2). Como se puede ver, la palabra Zelio está inclinada y de ella cuelgan unas ratas. Esto es porque el oficio de desratizador en la Europa central tenía unos tópicos. En dibujos y grabados del siglo XVII, el cazador de ratas era dibujado siempre con un palo apoyado en el hombro del que colgaban ratas muertas [4]. Tenía la función de estandarte y de mostrar la eficacia de la persona. Son bien conocidos los grabados de cazadores de ratas de Rembrandt o Cornelis Visscher.

Notas:

[1] Carlos Pradera. 14-07-2014. Granos y pasta Zelio de Bayer. El desinsectador y desratizador.

[2] José Mañanes Paino. 1927. Los abonos, su empleo racional, económico y práctico. Federación C. Agrícola, Palencia.

[3] Carlos Pradera. 30-03-2017. Yoko Anti-Plagas de Jasala. El desinsectador y desratizador.

[4] Carlos Pradera. 16-02-2014. Algunas imágenes antiguas de cazadores de ratas del siglo XVII. El desinsectador y desratizador.

Fig 6. Envase de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Fig 7. Envase de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Fig 8. Envase y caja de raticida Zelio./ C. Pradera 01-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .