‘Roedores del campo y de los almacenes’ por Ángel Cabrera (1921)

Fig 1. Portada de ‘Roedroes del campo y de los almacenes’ de Ángel Cabrera./ Desinsectador 10-2019

Dedico esta entrada al opúsculo ‘Roedores del campo y de los almacenes’, una pequeña joya bibliográfica. Se trata de un texto de divulgación escrito por el zoólogo Ángel Cabrera Latorre (1879-1960) [1] para la memorable colección ‘Catecismos del agricultor y del ganadero’ de la editorial Calpe. Este extraordinario científico especializado en mamíferos tuvo una larga trayectoria dividida en dos etapas. En la primera se dedicó a los mamíferos europeos y norteafricanos. Y en la segunda, se dedicó a los mamíferos sudamericanos y a la paleontología cuando emigró en 1927 a Argentina. Se nacionalizó argentino y allí murió entre honores.

Fig 2. Ángel Cabrera Latorre./ UCM 2018

Pues bien, Ángel Cabrera nos dejó esta obrita de divulgación que tuvo muy buena acogida y que fue reeditada. La edición que tengo es una reimpresión de 1932. Sin embargo, todo apunta a que fue publicada originalmente en 1921. Por un lado, he encontrado su referencia bibliográfica en el índice general de 1922 de ‘Bibliografía Española’, revista oficial de la Asociación de la Librería de España, que se encuentra disponible en Biblioteca Digital Memoria de Madrid [1]. Y por otro, el texto es el número 17 de la colección que correspondería con otras publicaciones publicadas en 1921.

El texto tiene 30 páginas  y está dividido en dos capítulos. El primero, y más extenso, está dedicado a la descripción de las especies de roedores implicadas y de los daños que provocan. El segundo capítulo está dedicado a los medios de destrucción de los roedores dañinos. Todo el texto está trufado de interesantes datos que son producto del conocimiento que Ángel Cabrera ha adquirido con su experiencia. No es un texto escrito a partir de la lectura de otros textos. Y he aquí el valor. Si además le sumamos que los dibujos son de la propia mano del autor, que tenía muy buena mano por cierto, pues más valor si cabe.

Fig 6. ‘Roedroes del campo y de los almacenes’ de Ángel Cabrera./ Desinsectador 10-2019

Las familias de roedores descritas son cuatro: glíridos (Gliridae), múridos (Muridae), cricétidos (Cricetidae) y lepóridos (Leporidae). A la primera familia pertenecen los lirones (común y gris) cuyos daños se circunscriben a los árboles frutales. También se mencionan los daños que provocan en palomares y en aves en general, ya que depredan huevos y crías. A la familia de los múridos pertenecen las ratas y ratones. A esta familia es, por obvias razones, a la que más espacio se dedica. Las especies implicadas son cinco: rata común (Rattus norvegicus), rata de campo (rattus rattus), ratón casero (Mus musculus), ratón de campo (Mus spicilegus) y ratón de monte (Apodemus sylvaticus). He transcrito los nombres comunes y científicos tal cual están en el texto. Hay que destacar que Mus spicilegus es nuestro actual Mus spretus o ratón moruno, el cual fue elevado a la categoría de especie en la década de 1980. Se hace hincapié en que las especies Mus musculus y Mus spretus son normalmente confundidas por su similitud, aunque tienen hábitos bien diferenciados. Respecto a los topillos o cricétidos es bien conocida su problemática causada en los campos de cultivo por su actividad excavadora. Y para acabar, están los lepóridos, los conejos y las liebres, que dañan los cultivos cuando abundan.

Fig 4. ‘Roedroes del campo y de los almacenes’ de Ángel Cabrera./ Desinsectador 10-2019

En el segundo capítulo, los medios de destrucción se dividen en tres: medios mecánicos (cepos, trampas y ratoneras), uso de depredadores (comadreja, turón , lechuza, perro, etc.), y empleo de venenos y virus patógenos. Como he comentado, el texto está lleno de datos interesantísimos. Un ejemplo se encuentra en la página 27 donde se explica que en Valencia existía la figura del talponer, quien construía ballestas para dar caza a los talpons, como en Cataluña y Valencia se llama a los topillos. Esta persona construía unas ballestas para la caza de topillos y las instalaba en los campos, por lo cual recibía un dinero de sus propietarios. Muy interesante es la defensa que hace de las lechuzas, ya que una pareja puede eliminar gran cantidad de ratones y topillos. Explica la irracional costumbre de los labradores de matar las lechuzas y clavar sus cadáveres en la puerta de su casa. Y para acabar, se dedica un espacio a los venenos como el fósforo y el arsénico, comunes en la época, y al uso de Salmonella (Virus Danysz) [3]. Cabrera concluye que solo deben ser utilizados en casos extremos y con muchas precauciones. Lo primero son las trampas y potenciar el uso de depredadores. Sin embargo, han devenido el método más empleado por la sencillez de uso. Y con ello hemos abundado en el desequilibrio ecológico.

Quien quiera leer esta interesante obra está disponible en una copia digital en formato pdf que me he entretenido en hacer. Tan solo hay que clicar sobre el enlace que hay a continuación sobre el título del libro.

Referencia bibliográfica:

Notas:

[1] Isabel Corullón Paredes. 23- 04-2018. Ángel Cabrera Latorre. Folio Complutense, Noticias de la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid. Consulta: 04-11-2019.

[2] Biblioteca Digital Memoria de Madrid, http://www.memoriademadrid.es/

[3] Carlos Pradera. 10-01-2015. Virus Danysz, Muricida y Raticida Claramunt. El desinsectador y desratizador.

Fig 3. ‘Roedroes del campo y de los almacenes’ de Ángel Cabrera./ Desinsectador 10-2019

Fig 5. ‘Roedroes del campo y de los almacenes’ de Ángel Cabrera./ Desinsectador 10-2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.