Longicornio Vesperus aragonicus (Coleoptera, Cerambycidae) en Sant Llorenç de Morunys

Fig 1. Hembra de Vesperus aragonicus en Sant Llorenç de Morunys./ Desinsectador 07-2019

El pasado sábado por la noche, decidí dar un paseo nocturno en busca de insectos. Me encontraba en Sant Llorenç de Morunys, Solsonès. Tenía en mente encontrar longicornios. Agarré la cámara y la linterna y tomé un camino paralelo al río Cardener. Al principio, mientras tenía cerca las luces de las casas, iba con paso rápido. Sin embargo, a medida que me iba alejando y la oscuridad de la noche se apoderaba de mí, reduje el paso.

Fig 2. Hembra de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

En un punto, iluminé el margen del camino. Vi varios insectos interesantes. Pero mi mirada se paró sobre un coleóptero de aspecto recio (figuras 1 a 3). Me pareció un cerambícido. Saqué la cámara y tomé varias fotografías. Entonces, escuché un fuerte aleteo y que algo aterrizaba cerca. Lo busqué y vi otro cerambícido. Tenía un aspecto similar al anterior, aunque era más delgado. Relacioné uno con otro. Y pensé que el primero era la hembra y, el segundo, el macho (figuras 4 a 8). Luego escuché aterrizar otro cerambícido igual. Imaginé que la luz los había atraído. Sin embargo, también pensé que podía ser por la hembra. Recogí uno de los machos para utilizarlo en la identificación de la especie (figura 9).

Fig 3. Hembra de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

En casa busqué en la guía de cerambícidos de Eduard Vives [1]. Y di con la especie. Se trataba de Vesperus aragonicus. Según este autor, los adultos de esta especie miden entre 20 y 30 mm, siendo la hembra mayor que el macho. El macho, además de su aspecto esbelto, tiene las antenas más largas cuya longitud supera la del cuerpo. Se trata de una especie ibérica que se encuentra en la zona media de los Pirineos desde Navarra hasta Gerona. Los adultos aparecen durante julio y agosto. Vuelan durante el atardecer y son atraídos por la luz. La hembra, en cambio, es reptadora. Las hembras de algunas especies no pueden volar, ya que tienen las alas muy pequeñas. En general, es poco conocida la biología de estos cerambícidos. De manera general, el ciclo de vida del género Vesperus es de, por lo menos, dos años. La hembra pone los huevos en el suelo. La larva se alimenta de raíces (rizófaga).

Notas:

[1] Eduard Vives. 2000. Coleoptera, Cerambycidae. Serie Fauna Ibérica, Vol. 12, Museo Nacional de Ciencias Naturales, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 716 pp.

Fig 4. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Fig 5. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Fig 6. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Fig 7. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Fig 8. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Fig 9. Macho de Vesperus aragonicus./ Desinsectador 07-2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.