Nubes de tijeretas en la Sierra Norte de Sevilla (1a parte)

Fig 1. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento en una esquina./ Desinsectador 06-2017

INTRODUCCIÓN

Este año 2017, que justo hoy llega a su fin, he sido testigo de un fenómeno biológico que solo puedo calificar como extraordinario. Nunca había visto volar a una tijereta (Dermaptera). Y eso a pesar de que los dermápteros son abundantes en la Península Ibérica. De hecho, la especie más abundante, la Forficula auricularia, se la encuentra fácilmente en el medio urbano. En una ciudad como Barcelona, está tanto en interiores como exteriores. En un baño o cocina donde se acumule humedad, es fácil dar con ellas. Pues bien, el día 23 de junio de 2017 pude ver volar centenares de ellas en la Sierra Norte de Sevilla. Y ello gracias a Jorge Muñoz de Desintorre S.L. [1]. Tengo la suerte de conocer a esta gran persona y compañero de nuestro sector.

Fig 2. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento en una esquina./ Desinsectador 06-2017

Jorge Muñoz me explicó en enero de 2017 que tenía un caso interesante. Me habló de nubes de tijeretas y me enseñó fotografías de montones de ellas. Dijo que se trataba de un fenómeno ocurría cada año entre los meses de mayo y junio en la Sierra Norte de Sevilla. Le pregunté si había identificado la especie. Y me dijo que, hasta donde él podía llegar, se trataba de Forficula auricularia. Esto picó mi curiosidad. No podía perdérmelo. Quedamos que intentaría bajar a Sevilla. Tenía planeado bajar a Almería con el experto mirmecólogo Xavier Espadaler para proseguir con el estudio de la distribución de la hormiga exótica Brachymyrmex patagonicus. Así pues, hablé con Xavier Espadaler para comentarle el fenómeno de las tijeretas y que podíamos aprovechar el viaje a Almería. De hecho, él publicó varios trabajos sobre tijeretas en relación a su uso para el control del pulgón en cultivos ecológicos de cítricos [2]. Me comentó que tampoco no las había visto volar. Así pues, con toda la curiosidad del mundo, el viernes 23 de junio nos plantamos en Sevilla.

Fig 3. Tijeretas (Forficula) en un recogedor./ Jorge Muñoz 2016

EL FENÓMENO

En primer lugar, hay que hacer notar que lo que ocurre en la Sierra Norte de Sevilla no es algo único ni exclusivo de esta zona. Jorge Muñoz me indicó un caso parecido que se da en el Santuario de la Virgen de la Montaña de Cáceres. El 4 de junio de 2015, el periódico digital ‘Hoy de Extremadura’ publicó una noticia titulada: “Una plaga de tijeretas ataca al Santuario de la Virgen de la Montaña” [3]. Según se relata una nube de tijeretas obligó el día 28 de mayo de 2015 a cerrar el templo de cara al público durante varias horas para impedir que estas entraran. En días sucesivos, se produjo la misma situación. Un miembro de la directiva de la cofradía describió así la situación: “A las ocho de la tarde, yo estaba en el Santuario y vi venir una nube de tijeretas”. Se explica que esta plaga de tijeretas sucedía cada año. Y para controlar de alguna manera esta situación, la cofradía había contratado a Trainex S.L. de Cáceres [4]. Esta empresa de control de plagas cada año realizaba pulverizaciones en el exterior del templo durante la época de aparición de las tijeretas. Su gerente, Gabriel Candela, aporta en la noticia datos muy interesantes:

«¿Qué tiene el Santuario de la Virgen de la Montaña para atraer año tras año a estos insectos? “Posiblemente atacan más a esa zona por hallarse rodeada de vegetación, correspondiente a todos los huertos, casas y chalés”, apuntan desde Trainex. No obstante, apostilla que no es el único punto de Cáceres que sufre esta plaga. Urbanizaciones como La Sierrilla y Ceres Golf tienen problemas similares.»

Fig 4. Nube de tijeretas (Forficula)./ Desinsectador 06-2017

En línea recta, entre el Santuario de la Virgen de la Montaña de Cáceres y la Sierra Norte de Sevilla, hay 200 kilómetros. Así que seguramente, habrá muchos otros lugares donde se dé una densidad tan alta de tijeretas que pueda desembocar en una nube visible. Entiendo que es básico que haya una zona de bosque mediterráneo con suficiente humedad como para que se desarrollen. A partir de aquí: ¿Por qué emprenden a finales de la primavera este vuelo en grupo para reunirse sobre zonas elevadas? No lo sé. En el caso de la Sierra Norte de Sevilla las condiciones parecen óptimas. Es una zona de gran belleza y valor ecológico. Recomiendo su visita. Su orografía discurre entre los 250 y 900 metros (cuatro cerros a esta altitud). La mayor parte de su superficie se encuentra cubierta por bosque mediterráneo: robles, encinas y alcornoques. Los inviernos son muy fríos (hasta 85 heladas por año), y los veranos tienen días calurosos y noches frescas [5]. En consecuencia, el fenómeno de las nubes de tijeretas se da intensamente en esta zona. Son nubes densas que ocurren a diario desde finales de mayo a finales de junio. Hacen acto de aparición del mediodía hacia la tarde. Hay constancia del fenómeno desde hace 60 años, año tras año. Se deduce que es un fenómeno natural que debe llevar miles de años repitiéndose. Sin embargo, parece que antaño era más acusado. Aunque esto no se puede saber porque nadie ha recogido datos. Parece que las nubes de tijeretas eran más densas hasta el extremo que, en algunas ocasiones, los vehículos tenían que utilizar los limpiaparabrisas para poder circular. Hay que tener en cuenta el cambio climático y las sequías de los últimos años.

Fig 5. Nube de tijeretas (Forficula)./ Desinsectador 06-2017

CONJETURAS

Lo que pudimos ver la mañana del día 23 de junio se resume en una gran cantidad de tijeretas por todos lados. Realizamos una visita rápida de cerca de tres horas. Pude tomar fotografías, datos y recoger algunas tijeretas para dar cuenta del hecho. El estudio de este fenómeno daría para un estudio en profundidad y una investigación de las zonas donde se da. Creo que las 25 fotografías que publico dan cuenta de sus dimensiones. Los días anteriores a la visita hacía viento, así que las tijeretas se encontraban acumuladas en grandes montones. Fue impresionante. No sabría cuantificar cuántas había. Y lo que vimos, fue una pequeña parte de lo que se da en toda la zona. Está claro que en los bosques de la Sierra Norte se crían las tijeretas por centenares de miles. Saber por qué hacen acto de aparición en esta época del año es difícil. Sí se entiende que cuando aparecen debe ser la mejor época para el vuelo. El ambiente todavía está fresco y no padece la sequía y el excesivo calor del verano.

Fig 6. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento./ Desinsectador 06-2017

Un aspecto importante es que el fenómeno es regular y diario durante la época mencionada. La mañana del 23, Jorge Muñoz nos dijo que posiblemente no veríamos una nube de tijeretas porque hacía viento. Sin embargo, pasadas las 12:00 h del mediodía pudimos ver llegar a las tijeretas volando. Nos dimos cuenta porque empezaron a caer directamente encima nuestro. Las vimos sobre la ropa y entonces vimos centenares de ellas. Hasta donde me fue posible, intenté tomar fotografías de algunas tijeretas en vuelo (figuras 4,  5 y 22). Por tanto, este fenómeno se da a diario durante la época en las que las tijeretas encuentran unas condiciones idóneas para volar y reunirse. El viento, la humedad y la temperatura favorecen que estas nubes sean más o menos densas.

Hay que remarcar que, junto a las tijeretas muertas, también se podía ver gran cantidad de Chrysolina americana, especie comúnmente conocida como escarabajo del romero (figuras 23 a 25). Se trata de una especie mediterránea que ha sido introducida accidentalmente al norte de Europa donde se ha convertido en plaga. Por lo que parece, en la Sierra Norte es también muy abundante. En algunas zonas aparece también por millares. Desconozco si este fenómeno se encuentra en relación al de las tijeretas. O si la presencia de este escarabajo tiene un período más largo de aparición.

Fig 7. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento./ Desinsectador 06-2017

CONCLUSIÓN

Fue una suerte poder ver un fenómeno de estas características. Yo creo que es de carácter natural y se ha dado en la zona de siempre. Es cierto que no es habitual que la naturaleza ofrezca expresiones masivas de este tipo. Y que si la consideramos bajo el término de ‘plaga’, debemos pensar que se produce porque hay un medio alterado, ya sea agrícola o urbano. Es cierto que la Sierra Norte es una zona humanizada y que abunda el bosque de tipo dehesa. Pero en la zona en la que se da el bosque mediterráneo está bien conservado y sin muchas alteraciones.

Notas:

[1] Desintorre S.L., http://www.desintorre.es/

[2] N. Cañellas,  J. Piñol, X. Espadaler: Las tijeretas (Dermaptera, Forficulidae) en el control del pulgón en cítricos. Boletín de  Sanidad Vegetal – Plagas, nº 31, pp. 161-169, 2005.

[3] Una plaga de tijeretas ataca al Santuario de la Virgen de la Montaña. Hoy de Extremadura, 04-06-2015.

[4] Trainex S.L., https://www.trainexsl.es/

[5] Sierra Norte Sevilla, https://es.wikipedia.org/wiki/Sierra_Norte_de_Sevilla

Fig 8. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento./ Desinsectador 06-2017

Fig 9. Tijeretas (Forficula) acumuladas por el viento./ Desinsectador 06-2017

Fig 10. Tijeretas (Forficula)./ Desinsectador 06-2017

Fig 11. Tijeretas (Forficula) en interiores./ Desinsectador 06-2017

Fig 12. Tijeretas (Forficula) en interiores./ Desinsectador 06-2017

Fig 13. Tijeretas (Forficula) en interiores./ Desinsectador 06-2017

Fig 14. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 15. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 16. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 17. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 18. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 19. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 20. Tijeretas (Forficula) acumuladas en un tejado./ Desinsectador 06-2017

Fig 21. Tijeretas (Forficula)./ Desinsectador 06-2017

Fig 22. Nube de tijeretas (Forficula)./ Desinsectador 06-2017

Fig 23. Escarabajo del romero (Chrysolina americana)./ Desinsectador 06-2017

Fig 24. Escarabajo del romero (Chrysolina americana)./ Desinsectador 06-2017

Fig 25. Escarabajo del romero (Chrysolina americana)./ Desinsectador 06-2017

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s