Coleóptero Berberomeloe majalis

Fig 1. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Caminábamos por un prado. Mi mujer me frenó y me dijo: “¡Espera que he visto algo!” Miré hacia donde me señalaba y vi lo que parecía una gran larva negra con bandas rojas. Entonces saqué la cámara fotográfica y me agaché rápido para ver exactamente qué era. Vi que se trataba de un coleóptero de la familia Meloidae. Y esto significa: atención, cuidado, no tocar. Al vernos, el insecto corrió a esconderse debajo de las hierbas. Cogí un palito y lo empujé por el culo para que saliera. Quería tomar una buena foto de este peculiar animal. Empezó a correr y fui detrás tomando fotos hasta que se metió entre unas matas. Para lo gordote y grande que era, de unos 5 centímetros de largo, se movía deprisa.

El ejemplar de las imágenes pertenece a la especie Berberomeloe majalis. Y su singular aspecto ha llevado a que tenga diversos nombres. Los más comunes son aceitera o carraleja. Pero también aceitunero, curica, matahombres, etc. Esto varía de una zona a otra. El nombre de aceitera le viene porque, cuando se siente amenazado, deja  ir una sustancia aceitosa y vesicante llamada cantaridina que puede producir en la piel irritaciones y ampollas. Y no es la única especie que contiene esta sustancia tóxica, sino también muchas otras de la familia Meloidae. Es por ello que siempre, si desconocemos de qué insecto se trata, mejor observarlo sin tocarlo.

Esta familia de coleópteros resulta muy interesante. Tienen un ciclo de vida complejo, ya que son parásitos de otros insectos como ortópteros e himenópteros. Las larvas se alimentan de las larvas de otras especies. La aceitera de las imágenes deposita sus huevos en el suelo y las larvas se buscan la vida. Sin embargo, otras especies depositan los huevos en las galerías de los insectos que parasitan. De especial interés son las larvas que se suben a las flores a la espera de una abeja o avispa. Entonces, se agarran y se dejan llevar hasta el nido donde arrasan con lo que encuentran.

Fig 2. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 3. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 4. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 5. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 6. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 7. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Fig 8. Aceitera o carraleja, coleóptero Berberomeloe majalis./ Desinsectador 04-2017

Un comentario en “Coleóptero Berberomeloe majalis

  1. Miguel dijo:

    Aquí en Andalucía se les dice curicas y la verdad es que son bastante grandes y corren bastante, yo los solía ver en la parcela de mi abuelo cuando era pequeño y cuando los veo ahora me recuerdan a esos años. Muchas gracias por este post y por el blog. Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.