Remedios caseros

Fig 1. Cebo casero con ácido bórico./ Desinsectador 01-2017

El martes pasado tuve un servicio interesante y entretenido. Junto a dos compañeros más, estuve en una comunidad de propietarios del Raval de Barcelona que anteriormente visité para realizar un presupuesto para control de cucaracha alemana (Blattella germanica). A las ocho de la mañana, nos plantamos delante de la puerta de entrada y organizamos el tratamiento. Nos repartimos los pisos y empezamos cada uno por una planta diferente para intentar dar un rápido servicio. El panorama era muy entretenido. En cada vivienda que entraba la situación se hacía más interesante.

Además de cucaracha alemana, la comunidad tenía un serio problema con ratones (Mus musculus). En una cocina vi en una esquina una bolsa de raticida abierta (figura 10). Y en los pisos más cercanos al suelo había excrementos visibles en las cocinas (figuras 11 y 12). Luego nos encontramos dos pisos infestados con chinche de cama (Cimex sp). Aproveché para recoger unas cuantas. Tuve que andar con cuidado para que no se me subiera ninguna encima. Y en el ático me comentaron que en verano veían en la terraza hormigas que entraban hacia la cocina. Esto me dio una alegría y pedí si podía salir un momento. Disponía de cinco minutos. Remiré por las macetas y encontré media docenas de obreras afectadas por el frío de una especie de Tetramorium poco común. En resumen, una mañana muy provechosa.

Fig 2. Pegote de cebo casero./ Desinsectador 01-2017

Una de las viviendas que atendí tenía un nivel de cucarachas que no puedo describir. Si me pidieran que dijera cuántas cucarachas había, diría que tropecientas mil. El hueco del motor de la nevera, un clásico en la lista de puntos críticos, era un despitote (figura 7). Las bisagras de la nevera acumulaban excrementos y por las gomas circulaban numerosas ninfas (figuras 8 y 9). Pero lo mejor de todo fue que sus inquilinos se habían fabricado ellos mismos un cebo contra cucarachas que no parecía surtir el efecto esperado. Por la cocina había porciones de una masa amarillenta dispuesta sobre trocitos de papel impreso de alguna revista (figura 1). Habían colocado el cebo en el suelo y en los interiores de armario. Y también vi algunos pegotes de esta masa adherida sobre la pared (figura 2), cosa que me sorprendió. Entonces le pregunté a quien me había abierto la puerta si era para las cucarachas. Y me dijo que sí. Le pregunté cómo lo había hecho y me dijo que era ácido bórico mezclado con patata hervida y yema de huevo. En una variante de este cebo casero el alimento utilizado puede ser leche condensada. Años atrás se lo oí decir a un cocinero de un barco de transporte de contenedores. A pesar de todo ello, las cucarachas ahí seguían a sus anchas en un número como parra llenar un carro.

Fig 3. Sobrecillo de insecticida chino./ Desinsectador 01-2017

Pero lo mejor estaba por llegar. Al abrir la puerta del armario de debajo del fregadero, pude ver un sobrecillo con ideogramas chinos (figura 3). Vi el dibujo de lo que parecía una cucaracha. Así que entendí que se trataba de un producto insecticida. Sobres parecidos los he visto a la venta de manera fraudulenta en numerosas páginas de venta de internet. Pregunté cómo lo utilizaban. Y entendí que abrían el sobre y espolvoreban su contenido sobre la zona donde encontraban cucarachas. Luego leí las instrucciones y decía lo mismo: “The powder has special efficacity to kill Blattella germanica” (figura 6). Pues bien, no dudo de su eficacia, pero quizás no lo aplicaron bien, puesto que germánica había.

Me pregunté qué materia activa llevaría este cebo. Pero no había manera de deducirlo, porque estaba todo escrito en ideogramas a excepción de las instrucciones que estaban en inglés. Es curioso este detalle. El fabricante traduce lo que le interesa. También me pregunté cómo llegó hasta allí. Pero para esto sí tengo respuesta: o bien lo compraron de manera fraudulenta en una tienda de calle o a través de alguna tienda online. Hoy en día las fronteras son permeables gracias a las nuevas tecnologías. Puedes comprar lo que quieras por internet. Y si en la frontera nadie lo revisa, que es lo más normal ante la avalancha de importaciones, te llega a casa.

Fig 4. Mie zhang qing, destructor de cucaracha rubia.

Cuando llegué a mi casa, me puse a investigar qué materia activa contenía el sobrecillo. Lo único claro que obtuve a primera vista es que en la parte inferior del reverso se podía leer el número 3 que indicaba el peso del formulado. Busqué al fabricante, lo cual me llevó un rato. Se trata de Kaiping Dahao Daily Chemicals Technology Co Ltd de la ciudad de Kaiping en la provincia de Guangdong. Tiene una página propia en el sitio web de Alibaba donde se pueden ver todos sus productos [1]. Particularmente, considero que se pasan de listos, pero esto es habitual en la mentalidad china. Según tengo entendido en China hacer negocios significa algo así como aprovecharte de tu comprador. Me han asegurado que, en general, no se tiene la ética de los negocios que tenemos aquí en Occidente. Y esto es visible en el hecho de que permitan la venta de sus productos fuera de China, cuando estos no cumplen con los estándares de calidad y seguridad. De hecho, es fácil encontrar noticias de multas a importadores de estos formulados biocidas, sobre todo en EUA donde se toman las cosas más en serio.

Respecto a la materia activa, posiblemente se trate de fipronil. No estoy seguro porque lo he leído en una sentencia judicial de EUA a unos importadores chinos. Significativo es el hecho de que en la página de esta empresa no aparezca la materia activa ni su proporción en el formulado. Y salta a la vista que no se puede encontrar ningún pictograma o frase de advertencia. Entiendo que en China la normativa al respecto es bastante parca [2]. Y para acabar, comentar que he estado intentando traducir algunos ideogramas. En la figura número 4, se puede ver una selección del anverso del sobrecillo. Se ven tres ideogramas con su correspondiente traducción fonética al alfabeto latino. Las tres palabras ‘mie zhang qing’ significan literalmente ‘destruir cucaracha clara’. Es decir, destructor de cucaracha rubia. Por tanto, el ideograma del medio es con el que se transmite la idea de cucaracha. Es bien bonito.

Notas:

[1] https://dahaotech.en.alibaba.com/

[2] El número de registro del producto es WP20070025, el cual aparece en la parte superior derecha del anverso. Pero no he encontrado ninguna página oficial del gobierno chino para poder investigar.

Fig 5. Anverso de un sobrecillo de insecticida chino./ Desinsectador 01-2017

Fig 6. Anverso de un sobrecillo de insecticida chino./ Desinsectador 01-2017

Fig 7. Excrementos de cucaracha alemana./ Desinsectador 01-2017

Fig 8. Excrementos de cucaracha alemana en puerta de nevera./ Desinsectador 01-2017

Fig 9. Excrementos de cucaracha alemana en puerta de nevera./ Desinsectador 01-2017

Fig 10. Bolsa abierta de raticida en una cocina./ Desinsectador 01-2017

Fig 11. Excrementos de ratón en armario de debajo de fregadero./ Desinsectador 01-2017

Fig 12. Excrementos de ratón en armario de debajo de fregadero./ Desinsectador 01-2017

4 comentarios en “Remedios caseros

  1. Marcelo dijo:

    Hola ….el polvito al que haces referencia contiene generalmente Propoxur (aquí en Argentina está prohibido su uso domisanitario ya que es cancerígeno )…

  2. alejandro dijo:

    Soy argentino y aca tb esta bastante difundido el uso de ese tal polvito chino de propiedades magicas. La gente lo usa sin tener presente la peligrosidad y toxicidad del mismo, el propoxur se sigue utilizando en argentina aunque de forma restringida y exclusivamente para uso profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.