Entrevista a Daniel Lobo

Fig 1. Daniel Lobo./ Plaguinsa 2016

Agradezco a Daniel Lobo Rueda que accediera a responder a un cuestionario que le envié hace un par de semanas. Es una persona joven, dinámica y que conoce bien el sector de control de plagas. De hecho, siempre ha estado en control de plagas, ya que el primer trabajo que tuvo fue en la empresa familiar. Quiso romper con la manera tradicional de hacer las cosas y se embarcó en un proyecto propio al que puso el nombre de Plaguinsa (plaguinsa.com).

Agradezco también a Daniel Lobo que un día se pusiera en contacto conmigo. Y desde entonces intercambiamos pareceres. No nos conocemos personalmente, ya que él vive en Huelva y yo en Barcelona. En él he visto una voluntad de hacer las cosas que desearía que fuera norma en este país. Encara la actividad de control de plagas con una mentalidad amplia. La transmite al cliente y se hace valer ofreciendo profesionalidad. Tiene además claro qué tipo de clientes desea y a ellos se dirige. En resumen, ofrece algo que pocos ofrecen, calidad. Algo de lo que en estos tiempos de crisis parece que nuestro sector se haya olvidado.

¿A qué edad y cómo empezaste en el sector de control de plagas?

Mis padres tenían una empresa de control de plagas. Con 13 años ya alternaba mis estudios con el trabajo ayudándoles por temporadas, “veranos completos”. A los 16 años pude obtener el Carnet Cualificado de tratamientos DDD. Progresivamente realizaba jornadas completas de trabajo ya que necesitaba seguir estudiando. A los 18 años ya estaba totalmente dedicado al control de plagas.

¿Cuántos años llevas trabajando en el sector?

Un total de 19 años.

¿Desde cuándo tus padres estaban en el sector?

Fig 2. Daniel Lobo./ Plaguinsa 2016

En concreto, mi padre abrió su primera empresa a principios de los 90. Él ya había trabajado en este sector como empleado a finales de los 80. Aún recuerdo el nombre de la empresa, Cirsa Ratín, era delegado de zona en Andalucía. Siempre me resultaba curioso este trabajo y me gustaba acompañarle con tan solo 10 u 11 años de edad. Esta empresa donde trabajaba solo se dedicaba a la desratización. Parece que en aquellos años la proliferación de ratas era muy elevada. No existían apenas empresas de control de plagas, ver un coche rotulado por la calle de control de plagas era algo muy llamativo. Incluso recuerdo cómo mi padre fabricaba su propio raticida con parafina en freidoras domésticas. Luego ya empezó a realizar desinsectaciones y yo quería acompañarlo pero no me dejaban acceder al local mientras se realizaba el tratamiento. Desde fuera yo observaba perfectamente la gran mortandad de cucarachas con aquellos productos. Me gustaba contar los segundos que tardaba en morir una cucaracha tras el contacto con el producto. Recuerdo que tardaban aproximadamente 6 segundos.

¿Cómo era la empresa de tus padres cuando tú empezaste?

Era una empresa pequeña. Por aquel entonces tendría unos 8 empleados máximo. Mi padre como gerente y técnico. Dos personas en oficina y unos 4 aplicadores.

¿Cómo operaba la empresa de tus padres en los tratamientos de desinsectación?

Realmente cada llamada entrante para servicios de desinsectación era gestionada por el personal de oficina. Les marcaban cita y en algunos casos el técnico nos daba instrucciones sobre qué productos aplicar y cómo. En otras directamente nosotros los aplicadores experimentados ya sabíamos cómo proceder. Generalmente no teníamos una estructuración adecuada sobre cómo realizar un buen tratamiento de desinsectación, sino que nos basábamos en el modo de actuar que nos enseñaron en la empresa.

¿Recuerdas aproximadamente qué porcentaje de servicios se realizaban mediante tratamiento químico con plazo de seguridad?

Por aquel entonces al existir químicos de mayor persistencia, cualquier problema de plagas se trataba de solucionar solo con químicos. Solo era cuestión de aplicar en grandes cantidades para eliminar el problema. Por suerte todo esto a cambiado. Con plazo de seguridad prácticamente eran el 90% de los servicios.

¿Por qué y cuando decidiste montar tu propia empresa de control de plagas?

Siempre soñé con dirigir algún día la empresa de mis padres. Hice cursos de gestión de empresas. Tabajé como aplicador, técnico e incluso llevando la contabilidad de la empresa. Pero por cuestiones familiares tuve que independizarme a los 27 años. Entonces decidí abrir mi propia empresa.

¿Por qué escogiste el nombre de Plaguinsa?

Necesitaba buscar un nombre fácil de recordar, relacionado con las plagas. Al entrar en un mercado en el cual a priori compartiría algunos clientes que ya habían trabajado para la empresa de mis padres, necesitaba que el nuevo nombre de mi empresa no despertara desconfianza entre ellos. Dar sensación de empresa experimentada en el sector por la terminación insa, ya que es bastante común encontrar estas terminaciones en empresas ya consolidadas desde hace años. La innovación la busqué en el diseño del logotipo. Trabajé durante un año completo solo para elaborar la marca, buscando un equilibrio para que los clientes viesen una nueva marca innovadora pero con experiencia. Los principales valores de la marca siempre han sido seriedad, eficacia y discreción.

Fig 2. Logotipo de Plagunisa.

¿En qué zona operas? ¿Cuál es el radio de actividad?

Nuestra zona es Huelva, actuando principalmente en toda la costa onubense. Suelo atender clientes en un radio de unos 150 kms.

¿A qué tipo de clientes prestas servicios?

Prestamos servicios a viviendas particulares, centros educativos, espacios públicos, urbanizaciones, comunidades, hostelería, comercios, oficinas y otros.

¿Qué tipo de plagas son las habituales a las que te enfrentas?

Podemos diferenciarlo en 50% cucarachas, 20% roedores, 15% hormigas y 15% xilófagos.

Respecto a los tratamientos contra cucarachas, ¿qué productos son los que utilizas para realizar las pulverizaciones?

Para pulverizaciones me gustan mucho las suspensiones concentradas. Mucho menos perjudiciales para la salud y medio ambiente. Evito totalmente el uso de insecticidas con disolventes orgánicos. Aún así es mínimo el consumo que hago de estos productos.

¿Qué productos utilizas para los cebados contra cucarachas?

Estos son mis preferidos. El 90% de nuestros tratamientos se realizan con geles para cucarachas. Principalmente usamos Advion Gel Cucarachas y Goliath Gel.

Respecto a los tratamientos de desratización, ¿qué productos utilizas?

Para desratizaciones he utilizado bastantes. Principalmente Muribron Bloque con bromadiolona y Muridina con difenacoum. Otro producto con buenos resultados es Mulkil Bloque con bromadiolona. El próximo que tendré será Notrac Blox con bromadiolona.

¿Utilizas siempre formulaciones en bloque?

No siempre. En cuanto a rodenticidas también he usado alguna pasta fresca. Pero el uso de rodenticidas es algo que cada día intento evitar aun más. Me gusta bastante el uso de métodos mecánicos para desratizaciones. Aunque evito totalmente los pegamentos para captura. Me parece una total crueldad.

¿Qué tipo de tratamientos son los que más te gustan?

Me apasionan los tratamientos contra cucarachas como la Periplaneta americana y la Blattella germanica en viviendas particulares. También el control de termitas y hormigas.

¿Qué te gusta de los tratamientos contra cucarachas?

Fig 4. Daniel Lobo./ Plaguinsa 2016

Para tratamientos contra cucarachas, implantar medidas de control sin químicos. En estos últimos años, tener mi propia empresa me ha dado la oportunidad de implantar mi forma de trabajo. Elaborar planes de control bajo el control integrado de plagas es muy interesante. Trabajas sin exposición química y debes saber coordinar una estrategia bien elaborada. Detectar grietas, deficiencias estructurales, modificación del entorno, etc. Va todo más allá que la simple aplicación de un químico. En otras plagas sucede lo mismo, pero la cucaracha al ser de las plagas más demandadas la terminas estudiando más a fondo.

¿Te has encontrado con alguna plaga que se saliera de lo corriente?

Bueno, recuerdo sobre todo en la empresa de mis padres realizar servicios muy especiales, ya que ellos trabajaban con ayuntamientos. Y estos suelen dar avisos de servicios un tanto peculiares. Sobre todo cuando se trataba de viviendas de personas con pocos recursos o discapacitadas. Plagas de Blattella germanica abrumadoras en viviendas donde la persona que habitaba padecía el transtorno conocido como síndrome de Diógenes (acumulación de basura en la vivienda).

Otro caso muy peculiar fue la desinsectación de un cementerio. No lográbamos comprender cómo la cucaracha Periplaneta americana permanecía en el interior de los nichos. Tras realizar la inspección logramos concretar que podían acceder a través de nichos vacíos que en su interior no estaban bien terminados y tenían huecos que tenían paso a otros nichos. Tras pulverizar solo un poco por algunos de estos huecos, los encargados del cementerio pudieron recoger una bolsa de basura industrial totalmente repleta de periplanetas.

Algo que tampoco puedo olvidar en mis inicios es la cantidad de ratas que proliferaron en una fábrica de quesos. Jamás volví a ver ratas de tales dimensiones. Muchas de ellas eran tan grandes que no podían correr ni ser muy ágiles. Por lo que las cazábamos sin problemas.

¿Recuerdas algún tratamiento que te haya impactado o dejado un buen recuerdo?

Bueno, hubo un tratamiento en un poblado con chozas de madera donde residían toxicómanos. El ayuntamiento necesitaba tratar esta zona contra pulgas. Pero el problema es que no se podía desalojar a estas personas, ya que al estar bajo los efectos de la droga ellos suelen mantenerse despierto varios días y después duermen durante 24 a 48 horas seguidas. Y es peligroso despertarlos. Bajo instrucciones del departamento de protección a personas dependientes tuvimos que -bueno tuve, ya que ningún otro personal de la empresa quiso acompañarme-, hablar como pude con cada uno de ellos. Recuerdo ir totalmente equipado (mono, guantes, mascarilla y todo cuanto tenía a mi disposición), porque incluso había jeringas usadas por el suelo. Muy peligroso. Pude negociar con ellos porque no querían abandonar las chozas, y necesitaban seguir consumiendo. El trato fue que mientras consumían en unas yo trataba otras y respetaban el plazo de seguridad. Pude ver los grandes problemas que causan esas sustancias, comportamientos muy extraños. Eso sí, nunca fueron peligrosos conmigo.

Otro tratamiento muy peculiar fue el tratamiento de unas cabañas de madera contra carcoma, en pleno coto de Doñana. Era inaccesible con nuestros vehículos y nos transportaron en jeep. Mientras tratábamos, los ciervos nos miraban. Era como estar en plena selva.

¿Has realizado ya la acreditación de competencias profesionales de nivel 2 y 3 para servicios de control de plagas?

Actualmente estoy en la fase final para la evaluación de nivel 2 y 3.

¿En qué crees que puede beneficiar o perjudicar la nueva ordenación sobre la capacitación profesional de control de plagas?

Creo que beneficia mucho. Es cierto que a todos los profesionales que ya teníamos capacitaciones con los carnets de aplicadores o cualificados puede sernos un engorro pasar de nuevo por tramitaciones para obtener los certificados, e incluso para nuevos emprendedores estudiar de 300 a 500 horas para acreditarse. Pero veo necesario en este sector un buen reciclado. La experiencia es muy buena, pero la formación es necesaria. Manejamos biocidas y anteriormente con solo un curso de unas 60 horas era suficiente. Algo que veo ahora insuficiente.

¿Qué opinas sobre la clasificación de los rodenticidas anticoagulantes con una concentración superior a 0’003% de materia activa como tóxicos para la reproducción?

Opino que es injusto después de tantos años manipulando estos productos, se averigüe ahora que es tóxico para la reproducción. Por este mismo motivo cada día estoy más convencido de evitar el uso de cualquier químico. Aunque esté permitido, dentro de X años nos dirán que era tóxico.

¿Cómo enfocas tu posición respecto a la competencia? ¿Qué ofreces a tus clientes?

Nuestros servicios están basados en la máxima eficacia con el menor riesgo para la salud y medio ambiente. Asesoramos a nuestros clientes con medidas correctoras eficientes. Hemos adaptado el actual control integrado de plagas con éxito. Todo ello facilitando al cliente un servicio cómodo, sin necesidad de abandonar el lugar tratado en la mayoría de veces y con resultados sorprendentes.

¿Cómo ves el mercado de control de plagas en la actualidad?

Creo que existe un gran tapón entre los sistemas utilizados antiguamente mediante métodos químicos y la implantación del control integrado de plagas. Implantar el control integrado de plagas supone para las empresas realizar visitas de inspección previas, o utilizar métodos preferentemente no químicos. Todo ello unido a la mala situación económica de nuestro país puede suponer una desestructuración completa de la economía de las empresas. Al ser necesario realizar pasos previos para evitar el uso químico, esto puede desencadenar más visitas, desplazamientos, costes en tiempo, etc. Por ello la mayoría de empresas continúan haciendo un uso excesivo de químicos.

Es necesario encontrar el equilibrio. Lógicamente si adaptamos el control integrado de plagas con una buena comunicación al cliente para que este realice las medidas correctoras pertinentes y realizamos inspecciones más minuciosas sobre los elementos condicionantes y factores favorables que provocan la proliferación de la plaga, evitamos mucho la utilización de químicos.

Aún así en muchos casos para implantar el control integrado de plagas no tienes más remedio que emplear más tiempo que al utilizar solo los métodos químicos directamente. Para ello es necesario comprender que los precios actuales pueden ser algo más elevados. Problema por el cual muchas empresas puedan ver pérdidas. Anteriormente algunas aplicaciones requerían un menor tiempo, ya que al utilizar directamente los métodos químicos se evitaba la inspección previa, la monitorización, la aplicación de medidas correctoras, etc. Por miedo a perder los clientes se les emplea un sistema de control incorrecto.

¿Qué objetivos te has propuesto para el futuro?

Mi próximo objetivo es reforzar conocimientos en entomología, especializarme y mejorar sobre el control de hormigas y terminar mi carrera de Psicología.

Gracias.

5 comentarios en “Entrevista a Daniel Lobo

  1. ANTONIO TROYA dijo:

    Dani, se nota que llevas esta profesion por dentro, no todo el mundo disfruta de su trabajo. Un saludo campeon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s