‘Le Guide Pratique d l’Applicateur’, de Gilles Prisse (2010)

Fig 1. Portada de ‘Le Guide Pratique de l’Applicateur’ de Gilles Prisse, 2010./ Desinsectador 2016

Escribo este posteo a propósito del libro ‘Le Guide Pratique de l’Applicateur’ de Gilles Prisse. En las imágenes se puede ver la segunda edición que 2010 [1]. Consta de 256 páginas. El tamaño es grande, 30 x 21 cm, así que el contenido es amplio y hay mucha información. Su autor es una persona destacada del sector 3D con una gran experiencia laboral (ver figura 5).

Su lectura me ha resultado interesante por una razón que no tiene que ver con el contenido, sino con su origen francés. En la actualidad, la literatura técnica de control de plagas nos llega desde el mundo anglosajón. Si se traduce algún libro al español es uno de EUA. Es cierto que allí el sector de control de plagas es muy importante. Es un país adelantado en muchos aspectos e irradia conocimiento y poder. Pero también es cierto que existen otras culturas. Y algunas muy cercanas como es el caso de Francia, del que nos llega poco.

En España, por ejemplo, los libros sobre control de plagas urbanas han sido escasos. De ello doy cuenta en este blog. Cuando encuentro un libro sobre el tema lo adquiero y lo comparto. En la sección titulada ‘fuentes documentales’ se encuentran listados. Si me pongo a pensar en libros recientes, me viene a la memoria el texto de José Frutos García titulado ‘Biología y control de plagas urbanas’ publicado en 1994 [2]. Y después los libros que el año pasado 2015 editó ASTERTEC, los cuales nacen como contenido de apoyo para los certificados de profesionalidad.

De hecho, el influjo norteamericano es grande hasta el extremo de que nuestro sector es, en la actualidad, definido por sus propios actores como control de plagas. Es decir, que se trata de una traducción del término norteamericano pest control. Sería interesante una búsqueda para saber cuándo apareció en España este término ‘control de plagas’. Por el momento, me vale saber que la carta de naturaleza del término es de 1992 con la fundación de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA). Esta cuestión terminológica la considero muy importante. Veamos por qué.

En un anterior posteo, hice un listado de todas las empresas del sector que se han creado en España [3]. Lo interesante de la lista es que cada asociación ha creado una realidad para autodefinirse. Es decir, ha hecho una definición para englobar aquello a lo que se dedica o aspira a dedicarse. En 1977, ADEPAP, la primera asociación del sector, definió su actividad bajo el concepto de “servicios de antiplagas y aplicaciones de pesticidas.” En 1992, ANECPLA, como ya he indicado, lo definió como “control de plagas.” En 1993, AETSAPA como “tratamientos sanitarios ambientales.” En 1994, AAED y AMED como “desinfección.” Luego aparecieron otras asociaciones que definían la actividad con términos tales como “higiene integral”, “sanidad ambiental” o “control vectorial.”

De todas las definiciones, la que más éxito ha tenido es la de “control de plagas” para definir la actividad de los actores del sector. Yo es la que utilizo usualmente. Sin embargo, creo que es una definición que habría que repensar si es válida porque limita el campo de acción de nuestra actividad. Es decir, no responde a los hechos y, además, rompe con la tradición que hemos tenido en este país como sector DDD (desratización, desinsectación y desinfección). He dedicado posteos a dar cuenta de la historia de nuestro sector en España en la década de 1920. Y desde que nació, se define la actividad con las tres des en mayúsculas.

De hecho, la tradición más cercana y parecida a la desarrollada en nuestro país es la francesa. El libro de Gilles Prisse define el sector en Francia como “industries du 3D”, que designa a las empresas dedicadas a la “dératisation, désinsectisation, désinfection.” Es muy interesante que los franceses, ya sabemos que son gente muy defensora de lo suyo, hayan mantenido la denominación original con la que empezaron. Y esto debería hacernos pensar que con la denominación “control de plagas” nos olvidamos de lo que debería ser una pata muy importante de nuestro sector, de la D de desinfección.

– Prisse, Gilles: Le Guide Pratique de l’Applicateur, PC Media, Deuil la Barre (Francia), 2010, 256 páginas.

Notas:

[1] La primera edición es de 2002. Como no la tengo, no sé si realmente este libro es una reedición o una reimpresión.

[2] Frutos García, José: Biología y control de plagas urbanas, Ed. Interamericana-McGraw-Hill, México, 1994, ISBN 84-486-0041-X, 355 páginas.

[3] Asociaciones del sector, Desinsectador, 29-03-2016.

Fig 2. Interior de ‘Le Guide Pratique de l’Applicateur’./ Desinsectador 2016

Fig 3. Interior de ‘Le Guide Pratique de l’Applicateur’./ Desinsectador 2016

Fig 4. Interior de ‘Le Guide Pratique de l’Applicateur’./ Desinsectador 2016

Fig 5. Curriculum en fr.inkedin.com

 

Un comentario en “‘Le Guide Pratique d l’Applicateur’, de Gilles Prisse (2010)

  1. Vicent dijo:

    Desinsectador, todo esta por definir. Pero definir nuestra actividad como salud ambiental me parece excesivo. No me gusta, aunque suene bien. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.