Cyanogas

Fig 1. Farmer’s Bulletin nº 1533, US Dept of Agricultural, 1930, página 12.

En la imagen número 1, se puede ver una antigua práctica de desratización que consistía en la aplicación de cianuro de calcio (Ca(CN)2) en polvo. El hombre situado en la izquierda de la imagen inyecta el polvo, por medio de una bomba de mano especial a tal efecto, en una madriguera de ratas situada bajo una casa. En contacto con la humedad ambiental, el cianuro de calcio da lugar al ácido cianhídrico (HCN), un compuesto muy volátil y muy venenoso al cual ya he dedicado algunos posteos anteriores [1]. También conocido como ácido prúsico, este compuesto fue uno de los más empleados en las prácticas de desinsectación y desratización desde principios de la década de 1920 hasta finales de la década de 1940. Si al aplicar el cianuro de calcio, la temperatura y la humedad eran las adecuadas, el ácido cianhídrico devenía fatal para las ratas. Era recomendable, antes de aplicar el cianuro de calcio en polvo, que se taparan todas las posibles salidas de la madriguera. Y además, que se tapara la salida por donde se hubiera realizado la inyección. Este método no estaba indicado para aplicar en edificios ni en zonas con gran tránsito de personas. Era una práctica que los manuales recomendaban tan solo a personas especialmente entrenadas.

Fig 2. Farmer’s Bulletin nº 1533, US Dept of Agricultural, 1930, página 13.

Fig 3. Anuncio de Cyanogas de 1926, EUA.

En la imagen número 2, se puede ver otra aplicación de cianuro de calcio que se realiza en lo que parece un granero. Detalle interesante es que, en la parte inferior derecha, aparece el bote que contiene el cianuro de calcio con una cucharilla justo encima, que es la que se ha utilizado para introducir la dosis en la bomba. Esta imagen y la anterior, pertenecen al Farmer’s Bulletin número 1533, titulado ‘Rat control’ y publicado por el US Department of Agricultural en 1930. En este boletín de 22 páginas, se dedican tres para dar cuenta de la fumigación con cianuro, lo cual muestra la importancia de este método de control. Pero si además tenemos en cuenta que el cianuro de calcio hizo su aparición hacia 1925 bajo el nombre comercial de Cyanogas (figura 3) [3], entenderemos la importancia que tuvo. Era un producto fácil de aplicar, requería poco tiempo y solventaba rápidamente problemas de ratas. Donde fue más utilizado el Cyanogas para el tratamiento de múridos fue EUA. Y luego quizás en países anglosajones como Inglaterra y Australia, por lo que he averiguado. Por otra parte, el Cyanogas fue comercializado para desinsectación tanto en sanidad ambiental como en sanidad vegetal. En este punto, competía con otros métodos de aplicación del ácido cianhídrico gaseoso. En España se utilizó poco la fumigación con Cyanogas y básicamente para el tratamiento de los naranjos. Cuando llegó el Cyanogas existía ya un sistema propio de cianhidrización que desarrolló Casa Grima con sus máquinas cianhidrizadoras [1]. Este sistema tenía una fuerte implantación y permitió a esta compañía pasar del tratamiento de árboles frutales al tratamiento de barcos y locales de todo tipo. En algunos manuales españoles sobre desratización aparece mencionado el uso de cianuro de calcio, aunque desconozco el alcance de su empleo [4].

Fig 4. Houghton & Byrne, Australia, ratas muertas de una cianhidrización con Calcid hecha en un barco, 1937.

Cyanogas fue una marca comercial creada por la American Cyanamid Company, una compañía norteamericana básica en la historia de la química del siglo XX [5]. Fue fundada en 1907 por el ingeniero Frank Washburn con la idea de producir cianamida de calcio (CaCN2), ingrediente básico para la producción de fertilizantes. Así pues, teniendo en cuenta el tipo de compuestos que manejaba y producía, la comercialización de cianuro de calcio para la cianhidrización fue algo natural. El ácido cianhídrico se empezó a utilizar por vez primera como desinsectante en EUA. En la década de 1890 se usó para fumigar los naranjales de California. Pero no fue hacia finales de la primera década del siglo XX cuando se empezó a usar a gran escala en este país y en otros. En España, las primeras pruebas se realizaron en 1910. El método empleado era sencillo. Se cubría el árbol a tratar con una lona y se calculaba la cubicación a tratar. En su interior se disponía un recipiente con agua al cual se le añadía ácido sulfúrico. Al verter el ácido, se producía una elevación de temperatura que era aprovechada para añadir la dosis de cianuro. Entonces empezaba la generación de ácido cianhídrico. Desde luego era un método que requería manos expertas.

Fig 5. Cyanogas A-Dust.

En España, para evitar al máximo los peligros de la manipulación de estos productos, fueron desarrollados aparatos cianhidrizadores como el de Casa Grima [1]. Si a esto le sumamos la gran cantidad de naranjos plantados, se deduce que la cianhidrización tuviera un gran desarrollo. Pero también se desarrolló en otros países como en Alemania en el cual aparecieron a principios de la década de 1920 varios productos comerciales para fumigar. Hay que tener en cuenta la potencia química de este país y su potencia económica con un elevado tránsito de todo tipo de materias primas y productos que debían entrar y salir desinsectados y desratizados. De todos los productos a base de cianuro, el más conocido fue el Zyklon que fue comercializado hacia 1920 y dio origen al Zyklon B hacia 1926. Este segundo producto contenía material absorbente mezclado con cianuro. Por su facilidad de uso y seguridad, fue muy utilizado en todo el mundo. Tan solo había que destapar el bote metálico y dejarlo en el suelo para que se produjera el ácido cianhídrico en contacto con la humedad ambiental. En Inglaterra, la Imperial Chemical Industries también introdujo hacia 1933 cianuro sódico en polvo bajo la marca Cymag, producto que fue muy utilizado en Australia contra los conejos. Otro producto a base cianuro comercializado fue Calcid, producto alemán fabricado por la Degesch GmbH de Fraknfurt Am Main, el cual fue muy utilizado en todo el mundo. Fue formulado en briquetas que para su aplicación requería una bomba que primero rompía las briquetas y luego inyectaba el polvo (figura 4). El Calcid fue muy utilizado en el campo español en la década de 1930 (figura 13). Además de estos productos, hubo otros mucho como Calcyanide producido en Alemania.

Fig 6. Cyanogas Kills Ants, granular powder.

Fig 7. Espolvoreador de Buzacott & Co Ltd./ John Cregan, Sydney

La fumigación con ácido cianhídrico aumentó durante la década de 1920 cuando se empezó a utilizar en sanidad ambiental. De inicio se empezó a utilizar en la desinsectación y desratización de barcos. Y luego se convirtió en imprescindible para la desinsectación de trenes [6], almacenes, fábricas y, por supuesto, para librar las casas contra chinches de cama [7]. Esta demanda fue aprovechada por la American Cyanamid que tenía a mano la materia prima. Y en 1925, comercializó el cianuro de calcio en polvo con el nombre de Cyanogas [8]. Un producto muy interesante, puesto que era una formulación diferente y, por tanto, daba nuevas posibilidades de aplicación del ácido cianhídrico. Hacia 1937, American Cyanamid comercializó el Cyanogas G-Fumigant, pensado para el tratamiento de grano contra plagas de productos almacenados. Y el Cyanogas en polvo pasó a llamarse Cyanogas A-Dust (figura 4). Aparecieron otros formulados como el Cyanogas Kills Ants en gránulos contra hormigas hacia 1939 (figura 6). Y hacia 1965 apareció Aero [9], marca con la que se comercializaba ácido cianhídrico líquido para el tratamiento en industria alimentaria (figura 11). En madrigueras, el Cyanogas se inyectaba mediante una bomba como la que se puede ver en la imagen número 7 y en la 10. En la imagen número 8, se puede ver otro modelo de bomba.

Fig 8. Del opúsculo ‘Control of domestic rats & mice’, 1968, EUA.

Respecto al uso del Cyanogas en España, como ya he comentado se utilizó básicamente en el ámbito de la sanidad vegetal. Y en concreto, en el tratamiento de naranjales que, mediante una bomba diferente a la de desratización, se inyectaba el cianuro bajo la  lona. Ante esta posibilidad de negocio, American Cyanamid SA constituyó una empresa a tal efecto llamada Fumigadores Químicos SA en Valencia, el 30 de enero de 1925. El primer producto que parece que comercializaron fue el Aero Brand Cyanide (figura 12) que contenía un 50% de cianuro de sodio (NaCN). En seguida llegó el Cyanogas A, ya que hacia 1926 ya se estaba ensayando con este y fue editado un opúsculo (figura 9). Y posteriormente se introdujo el Cyanogas G. Tan solo estos tres productos a base de cianuros fueron comercializados en España y a través de Fumigadores Químicos. En 1930, American Cyanamid constituyó Fumigaciones Sanitarias SA en Madrid, una compañía que tenía el objetivo de realizar tratamientos de control de plagas por medio del ácido cianhídrico. Es muy poca la información que he encontrado de esta empresa. Tan solo una mención en la Gaceta de Madrid número 29 de 1930 donde obtiene el permiso para operar en España [10]. Es bastante probable que esta compañía utilizara Cyanogas A, tanto para control de insectos como de roedores.

Fig 9. Opúsculo de Fumigadores Químicos SA.

Como es sabido, en España se llegó a utilizar mucho el ácido cinahídrico para el tratamiento de todo tipo de medios de transporte y locales, porque entonces de ratas, pulgas y chinches andábamos sobrados. Como consecuencia, hubo numerosos accidentes y, lamentablemente, fallecidos. Es por ello que fue dictada la Orden del 16 de mayo de 1946 limitando las prácticas sanitarias al respecto y bajo la supervisión del jefe provincial de sanidad [11]. Es interesante constatar que tanto en esta norma como en otras anteriores que fueron dictadas en relación al ácido cianhídrico no aparece mencionada ninguna práctica de aplicación de cianuro en madrigueras o similares. De esto deduzco lo residual que debió ser el uso del Cyanogas A en España. Añado que a partir de 1945 hizo aparición el DDT y otros compuestos orgánicos insecticidas de síntesis que llevó a un menor uso de fumigaciones con ácido cianhídrico. También aparecieron nuevos raticidas como el ANTU o el 1080. Y a partir de 1950 aparecieron productos comerciales con compuestos anticoagulantes de primera generación. Para finalizar, añado que en 1958 fue dictada una orden en la que se autorizó el uso del bromuro de metilo en las fumigaciones sanitarias con la idea de limitar el uso del ácido cianhídrico [12]. Y también añado que en EUA el uso del Cyanogas llegó hasta finales de la década de 1970 por lo que he averiguado [13]. Lo que no sé es en qué año se dejó de comercializar.

Notas:

[1] ‘Aplicaciones sanitarias del ácido cianhídrico’ por Centro Técnico de Fumigación Casa Grima (1927), Desinsectador, 19-10-2013.

[2] Silver, James: Rat control, Farmer’s Bulletin, nº 1533, US Department of Agriculture, 1930 (22 páginas).

[3] Cyanogas fue registrado como marca el 30 de diciembre de 1924 por American Cyanamid Company.

[4] Matilla Gómez, Valentín; Gonzalo Piédrola Gil: Los roedores reservorios y vectores de enfermedades infecciosas y parasitarias; estudio especial de ratas y ratones; desratización en la ciudad y en el campo con los nuevos raticidas sintéticos, Instituto Español de Medicina Colonial, Madrid, 1950 (98 páginas).

[5] Y en especial, de la química de los plaguicidas. Entre otros compuestos, puso en el mercado el paratión o el malatión. Véase figura 11.

[6] Entrevista a Carlos Pascual de Zulueta, Desinsectador, 17-12-2014.

[7] Algunas antiguas empresas de control de plagas, Desinsectador, 14-03-2013.

[8] Cyanogas contenía de 40 a 50% de cianuro de calcio. Calcyanide contenía entre 80 y 85%.

[9] Marca registrada por American Cyanamid Company el 16 de febrero de 1965.

[10] Real orden autorizando a la Sociedad anónima “Fumigaciones Sanitarias” para practicar las operaciones sanitarias a que hace referencia el Reglamento de 22 de Mayo de 1929, en las provincias o localidades donde no se haya otorgado preferencia a los Institutos provinciales de Higiene o a los Ayuntamientos. Gaceta de Madrid núm. 29, de 29/01/1930, página 703.

[11] Orden de 16 de mayo de 1946 por la que se regula el empleo del ácido cianhídrico gaseoso en las prácticas sanitarias. Boletín Oficial del Estado núm. 140, de 20/05/1946, página 4272.

[12] Orden por la que autoriza el empleo del bromuro de metilo en las operaciones de desinsectación. Boletín Oficial del Estado núm. 88, de 12/04/1958, página 3230.

[13] Center of Disease Control: Control of domestic rats & mice, Health Services and Mental Health Administration, Atlanta, EUA, 1968.

Fig 10. US Patent 2658301, Manually operated pump duster.

Fig 11. Pesticidas de la American Cyanamid hacia 1965.

Fig 12. Aero Brand Cyanide, anuncio publicitario de 1923.

Fig 13. El progreso agrícola pecuario, 15 de abril de 1936, página 12.

Un comentario en “Cyanogas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s