Lana de vidrio y lana de roca en el falso techo

Fig 1. Contenedor de obra con lana de vidrio y lana de roca./ Desinsectador 04-2015

Hace unos días caminaba hacia el trabajo cuando pasé ante un contenedor de obra. Al ver su contenido, me paré. Lo que vi no me gustó. Sobresalían unos fardos de lana de vidrio [1] y otros de lana de roca [2]. También había placas de falso techo. Deduje que en el edificio cercano estaban haciendo la reforma de unas oficinas. Pensé que con la retirada de este tipo de material aislante las nuevas oficinas ganarían en un ambiente más seguro para las personas.

No tengo buena experiencia con la lana de vidrio y la lana de roca. El primer encuentro no fue agradable. En este oficio de desinsectador y desratizador, uno se ve obligado a mirar en muchos lugares que otros no miran. Uno de estos son los sobretechos. Me acuerdo de la primera vez que me encontré con la lana de vidrio. Levanté una placa de falso techo y vi una manta de color amarillo. La retiré y, sin quererlo, levanté una pequeña nube a la que no di importancia. Estuve un rato revisando el falso techo y levantando otras placas. No tengo problemas respiratorios de ningún tipo, pero al acabar noté una sensación desagradable en mis vías respiratorias. Al cabo de un rato también noté leves picores en los antebrazos. Vi además que tenía un montón de fibrillas sobre la ropa que llevaba.

No sabría decir cuántas veces me he encontrado en una situación similar, pero son unas cuantas. La última fue hace unos meses en unas oficinas. Yo estaba subido a una escalera y justo debajo había un par de trabajadores en sus mesas. Vieron con sus propios ojos lo que se desprendía y pasaba al ambiente de la oficina. No les hizo ni pizca de gracia. Si uno ilumina con la linterna la parte superior de una de las placas del falso techo, verá un fino polvo formado por miles de fibrillas. Mientras no haya una corriente de aire que las arrastre allí se irán acumulando siendo un peligro potencial.

Estas fibrillas tienen su miga. Las más grandes pueden causar, entre otras cosas, irritación en la piel, en los ojos y en el tracto respiratorio superior. Pero las peligrosas son las fibrillas más pequeñas, ya que pueden llegar hasta los alveolos pulmonares y allí quedarse por un buen tiempo. De hecho, quizás el cuerpo no las pueda eliminar nunca, ya que tanto la lana de vidrio como la lana de roca están formadas por fibras minerales. Esto es lo que pasa, por ejemplo, con la fibrillas de amianto que son indestructibles. En este punto, entramos en un terreno espinoso, porque el amianto está demostrado que es altamente cancerígeno. Veamos.

En la Ficha Internacional de Seguridad Química publicada en 2003 por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) sobre la lana de vidrio (ICSC: 0157) se decía esto en el apartado dedicado a Efectos de exposición prolongada o repetida (figuras 4 y 5):

“El contacto prolongado o repetido con la piel puede producir dermatitis. Se han detectado tumores en experimentación animal, pero este resultado puede ser no extrapolable al hombre. (Véanse Notas).”

Sin embargo, en la actualización de la ficha para junio de 2012 se dice en el mismo apartado esto otro:

“El contacto prolongado o repetido con la piel puede producir dermatitis. Los pulmones pueden resultar afectados por la exposición prolongada o repetida. Ver Notas.”

Es interesante ver que desaparece la idea de que las fibras de lana de vidrio pueden provocar cáncer. Pero no desaparece esta suposición de la ficha, porque en el apartado dedicado a Notas se afirma que sí es cancerígena para determinados usos (figura 6):

“Ciertas fibras de vidrio para propósitos especiales son posiblemente carcinógenas.”

En resumen, que en la ficha de 2003 había una suposición. Y en la ficha de 2012 hay una constatación de que esta sustancia es cancerígena. Aunque se dice que solo para un “propósito especial” que no se describe en la misma ficha. He aquí un propósito de moderación por parte del INSHT.

Establecer que un material como la lana de vidrio puede ser cancerígeno no es cosa sencilla. Hay que tener en cuenta que, en el caso del amianto, no se contrae un cáncer justo después de estar expuesto a este, sino que se requiere de un tiempo. De hecho, hace poco me explicaron que hay una correlación entre los picos de importación en España de amianto a mediados de la década de 1970 y el elevado número de personas con cáncer de pulmón que empezó un par de décadas después. Y justo sucede que el cáncer de pulmón es padecido por varones de mediana edad. Es decir, población laboral. Lo peor del caso es que en España no se realizan biopsias de las personas que padecen cáncer de pulmón para saber su origen. Si esta persona fumaba, pues ya se tenía una causa.

Si yo tuviera este tipo de materiales en el falso techo donde paso ocho horas trabajando, pensaría seriamente en retirarlos. Aconsejo que si algún técnico de control de plagas se encuentra en la tesitura, use mascarilla y guantes. Y acabando ya, me pregunto si los operarios que retiraron los fardos que se ven en el contenedor estaban protegidos.

Notas:

[1] Lana de vidiro: http://es.wikipedia.org/wiki/Lana_de_vidrio

[2] Lana de roca: http://es.wikipedia.org/wiki/Lana_de_roca

Fig 2. Lana de vidrio./ Desinsectador 04-2015

Fig 3. Lana de roca./ Desinsectador 04-2015

Fig 4. Ficha Internacional de Seguridad Química para la Lana de Vidrio, versión 2003, pág 1.

Fig 5. Ficha Internacional de Seguridad Química para la Lana de Vidrio, versión 2003, pág 2.

Fig 6. Ficha Internacional de Seguridad Química para la Lana de Vidrio, versión junio de 2012, pág 1.

6 comentarios en “Lana de vidrio y lana de roca en el falso techo

  1. Josep Fortuño dijo:

    Por desgracia lo recuerdo desde pequeño, en muchos transcursos de la vida… la fibra de vidrio, seguramente sigue en los falsos techos en muchos colegios. Con frecuencia había algún desperfecto sin reparar, y allí estaba la vía libre a las fibrillas… por la ignorancia propia de la edad, el pasatiempo favorito era arrancarla de donde fuera y hacer la bromita de frotarla contra alguien porque picaba… cosa que no hice nunca yo mismo… si a otro le pica como para andar tocándolo encima, aunque siempre hay de todo.
    En resumen, éramos críos y “comíamos” de aquello todos los días, durante años…

    • desinsectador dijo:

      Estas fibras están en muchos lugares. Como de momento tan solo se ha demostrado que provocan cáncer en ratas de laboratorio, pues allí seguirá durante mucho tiempo. Peor es lo del amianto (asbestos), que es sabido que provoca cáncer y no hay límite mínimo establecido, y se encuentra en muchos lugares. Si uno empieza a repasar todas las conductas de riesgo que ha tenido y tiene, no dormíamos. Yo, por ejemplo, tuve exposiciones importantes al clorpirifos en los tratamientos de madera porque la empresa en la que trabajaba antaño nos daba una protección insuficiente. Y no por malicia, sino por falta de conocimiento. En fin…

  2. Gisela Salvador dijo:

    He pinchado en el link del INSHT para comprobar lo que afirmas, y no dice nada de tumores detectados en animales.
    Hasta ahora, buscando en la web he visto mucho rumores sobre lana mineral y cáncer, pero ninguno de ellos presenta ninguna prueba. Desde hace 80 años que se fabrican estos materiales, por lo que si hubiera algún peligro, se hubieran detectado casos alarmantes de cáncer en trabajadores, y no ha sido así.

    • desinsectador dijo:

      Hola, Gisela. Te respondo para puntualizar.

      En primer lugar, sí es cierto que en al ficha del INSHT que has pinchado no aparece justo esto. Pero resulta que tú has consultado la ficha de junio de 2012. Cuando yo consulté la ficha, entonces estaba disponible la de 2003. Que para tu información, ponía la frase que yo incluyo en mi entrada (“Se han detectado tumores en experimentación animal, pero este resultado puede ser no extrapolable al hombre”). Para que lo puedas confirmar, al final de la entrada he puesto imagen de la ficha (figuras 4 y 5).

      En segundo lugar, en la ficha que tú has consultado, la de junio de 2012, de la que también pongo imagen al final de la entrada (figura 6), han retirado la frase de la ficha de 2003. Sin embargo, si lees en el apartado ‘notas’, verás que pones esto: “Ciertas fibras de vidrio para propósitos especiales son posiblemente carcinógenas”.

      Por tanto, las fibras de vidrio sí son cancinogénicas. ¿Se entiende? Y además, no se describe cuáles son estos “propósitos especiales”. Hemos pasado de una posible carcinogenidad de 2003 a otra real en 2012.

      También quiero decirte, en España, como en otros países, cuando alguien padece el tan temido cáncer de pulmón, no se le hace una biopsia para saber a cuál es la causa. El cáncer de pulmón es muy habitual en varones. No entraré en la empidemiología. El tema es que hay mucha ignorancia. Y tradicionalmente, ha sido más fácil atribuir el cáncer a factores de riesgo como el fumar que a otros como el ámbito laboral o si la persona vivía en una casa con determinadas soluciones constructivas.

      Saludos.

      • Gisela dijo:

        Hola,
        No quería dar a entender que el error en la citación fuera por mala fe, disculpa… Ya suponía que se trataba de una fuente obsoleta. Creo que es una buena noticia que se haya descartado que la fibra mineral para aislar edificios pueda ser carcinógena… Respecto a la dificultad de detectar una causa laboral de cáncer de pulmón, yo lo veo bastante fácil en realidad. Hay fábricas de aislamiento de fibra mineral en todos los países de Europa y desde hace muchísimos años, y es tan fácil como estudiar si los habitantes de la comarca donde está la fábrica (o sea, de donde proceden la mayoría de operarios) tienen más cáncer que los que están en la otra punta de la provincia. Que de España no nos fiamos, y que de haber algo quizá se hubiera ocultado como se hizo con la uralita; pero de toda Europa…? Ya existen estudios epidemiológicos, y todos concluyen que no hay riesgo de cáncer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.