Thermicide, nueva herramienta para control de plagas

Fig 1. Aparato Thermicide./ thermicide.com

En la página web de Higiene Ambiental ha aparecido una noticia sobre una nueva herramienta para control de plagas. Se trata del aparato Thermicide [1]. Según se puede leer, este aparato consiste en un generador que emite una corriente de dióxido de carbono a alta temperatura. Los insectos que se ven expuestos a esta corriente sufren un choque térmico. El uso de CO2 parece que es para incrementar este choque. Los insectos, cuando reciben la corriente de CO2, abren más los espiráculos, lo cual permite que el calor penetre más. Esto es lo que yo he entendido de la explicación. Si visitamos el sitio web thermicide.com, podremos ver algunos documentos de vídeo que ilustran el funcionamiento. De todos los vídeos, me quedo con los que están protagonizados por un técnico de control de plagas. No me gustan mucho las pruebas hechas en unas condiciones controladas, tipo laboratorio. Por lo que vemos en el vídeo, el manejo es fácil. Tan solo requiere que el técnico tenga pericia y dé con los insectos. El aparato parece ligero (21 del aparato + 2 de la bombona de CO2) y fácil de transportar.  Además aporta una imagen de profesionalidad al servicio de control de plagas.

En el sitio web de Thermocide, también podemos encontrar datos técnicos. En este punto encuentro que faltan algún dato que considero de interés. Uno es el de la temperatura a la que sale el CO2. Esto es importante para saber qué plagas podemos tratar. Para matar cucarachas, quizás no haga falta mucha temperatura. Realizar un control de plagas con el aparato, puede ser útil para bajar una población desmadrada de cucaracha germánica, Blattella germanica. Aunque, a mi parecer, este aparato no quita que luego apliquemos gel insecticida para controlar las que no se han escapado o las ninfas que salgan de una ooteca que quede en la zona. En cambio, para realizar un control de chinches, Cimex sp, sí que es importante saber la temperatura. Como se ve en uno de los vídeos demostrativos, el técnico aplica la corriente de aire sobre unas sillas con chinches. Esta corriente matará los adultos, pero lo que no sé es si tendrá capacidad ovicida. Estaría bien que el fabricante diga algo al respecto. Otro dato que me gustaría saber es el de la autonomía de servicio de una bombona. No soy capaz de imaginarme cuánto tiempo puede durar.

Para acabar, decir que considero este aparato muy interesante. Por lo que todos intuimos, el futuro será sin el uso de biocidas. Aparatos de este tipo son necesarios. Otra cosa es si esta tecnología pueda ser la más idónea para combatir todas las plagas. De momento contamos con varias tecnologías de tipo térmico. Tenemos aparatos de frío, de calor seco, de calor húmedo, y ahora, de calor con CO2.

[1] Thermicide: Nuevo sistema físico de control de plagas sin productos químicos, Higiene Ambiental, 08-10-2013).

2 comentarios en “Thermicide, nueva herramienta para control de plagas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.