Neonicotinoides y abejas

Imagen de un abejorro en Bigues, Barcelona./ Desinsectador marzo-2013

Imagen de un abejorro en Bigues, Barcelona./ Desinsectador marzo-2013

En las últimas semanas, han aparecido algunas noticias en los medios informativos sobre la disminución del número de abejas en los países industrializados del hemisferio norte. Preocupa mucho este hecho porque las abejas son parte de un grupo de insectos que participan en la polinización de plantas. En Europa, el 84% de los cultivos vegetales comerciales necesita de polinizadores, así como el 80% de plantas silvestres. La mayor parte de este trabajo lo realizan las abejas. Y  entre las abejas, son las silvestres las que tienen un papel predominante. A día de hoy se han propuesto varias teorías para explicar por qué está disminuyendo el número de abejas. Se han hecho estudios que señalan como causantes a insecticidas, a productos químicos, a hongos, a virus, aácaros, a la contaminación del aire, al cambio climático, a los campos electromagnéticos o a otras especies invasoras. En resumen que, a ciencia cierta, no se tiene clara la causa. Se trata de una cuestión compleja y podría ser que todas estas causas interactuaran. Ahora bien, si leemos las noticias sobre el tema, veremos que últimamente se ha encontrado un responsable sobre quien cargar las culpas. Se trata de los insecticidas de tipo neonicotinoide que son usados en agricultura para tratar las semillas. Se han hecho algunos estudios al respecto que han sido publicados en la revista Science. Hay que decir que ninguno de estos estudios parece ser concluyente. De hecho, se basan en efectos subletales en abejas. Es decir, de efectos provocados en abejas con dosis inferiores a la letal. Estas dosis parece que provocan la desorientación de estas. Se trata de estudios teóricos. Aunque teniendo en cuenta que los plaguicidas tienen mala fama, ya está habiendo presiones en esta línea. Desde los países del norte de Europa se está ejerciendo presión en el Parlamento Europeo: Bruselas pide vetar tres pesticidas vinculados con la muerte de abejas (El País, 31-01-2013). La Comisión Europea presentó en enero una propuesta para la prohibición parcial de tres neonicotinoides: imidacloprida, tiametoxam y clotianidina. Esta prohibición sería una suspensión de uso durante dos años. Hace una semana me sorprendió esta noticia: PNV de Vitoria propone pedir al Gobierno central y la UE la prohibición de insecticidas letales para abejas (La Vanguardia, 20-02-2013). He de decir que los temas medioambientales están más llenos de premisas éticas que de verdades científicas. La agricultura de nuestro país sería una de las más afectadas si se prohibiera el uso de nicotinoides: Prohibir el uso de nicotinoides en la UE pondrá al sector agrícola contra las cuerdas (ABC, 15.02-2013). Habrá que ver cuando se haga efectiva la prohibición, si mejora algo la salud de las abejas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .