Excrementos de rata de alcantarilla (Rattus norvegicus) y de salamanquesa (Gekkonidae)

Fig 1. Excrementos de una rata de alcantarilla, a la izquierda, y de de salamanquesa, a la derecha./ C. Pradera 10-2019

C. Pradera, Barcelona, 02-10-2012

En la imagen número 1, se pueden apreciar dos grupos de excrementos. A la izquierda hay 9 excrementos de rata de alcantarilla (Rattus norvegicus) y, a la derecha, 10 excrementos de salamanquesa (Gekkonidae). Los de la izquierda son más oscuros, tienen la superficie más lisa y son duros. Son excrementos de una rata adulta. Cuando la rata excreta, son húmedos, brillantes y tiernos. Sin embargo, cuando se secan quedan deshidratados, arrugados y compactos.

En cambio, los excrementos de la derecha son menos oscuros y tienen un aspecto rugoso y poco compacto. Son más ligeros. Un detalle importante es que en uno de los extremos tiene una parte blanca. Aunque no siempre encontramos el excremento con esta parte blanca, ya que suele desprenderse cuando cae des de cierta altura. Hay que remarcar que, si se presiona con el dedo un excremento de salamanquesa, se deshace quedando reducido a pequeñas partes. Este hecho es diagnóstico y es lo que permite saber si el excremento es de rata o de salamanquesa. Si se recogen estas pequeñas partes y se miran a través de una lupa binocular, veremos que se trata de restos de insectos que han sido comidos, pero que no han sido digeridos. Son restos de la cutícula de insectos. En las imágenes 2 y 3, se puede ver un excremento de salamanquesa a través de la lupa binocular.

Fig 2. Deposición de salamanquesa a través de lupa binocular./ C. Pradera 10-2012

Me he encontrado a menudo con personas que, viendo excrementos de salamanquesa, piensan que son de rata. Y ante esta situación van a comprar rodenticida para aplicarlo en casa o contratan los servicios de desratización de una empresa de control de plagas. Las salamanquesas son animales muy habituales en áreas urbanas. Aprovechan los huecos en las fachadas de las casas para instalarse en ellos. Y por la noche, salen en busca de insectos. Es normal ver una salamanquesa en verano junto a una farola, ya que la luz atrae insectos. Estos animales son, por tanto, insectívoros. Y es por ello que sus deposiciones se deshacen al presionarlos suavemente. En la Península Ibérica tenemos dos especies de salamanquesa, la común (Tarentola mauritanica) y la rosada (Hemidactylus turcicus), la cual es de menor tamaño.

Fig 3. Contenido de una deposición de salamanquesa a través de la lupa binocular a 20 aumentos. Se pueden apreciar restos de cutículas de insectos./ C. Pradera 10-2012

Hace poco, visité un cliente que contrató a la empresa en la que trabajo para realizar una desratización en el techo de la oficina. En una revisión de los aparatos de aire acondicionado, los técnicos vieron excrementos de salamanquesa en el falso techo y se pensaron que se trataba de excrementos de rata. El temor a tener algún problema y que pudieran dañar los aparatos y el cableado llevó a que informaran al cliente de que la situación. El cliente llamó a nuestra empresa y contrató nuestros servicios. Y sucedió que me tocó ir a mí a realizar el diagnóstico y el tratamiento a la vez. Al ver los excrementos de salamanquesa, informé al cliente de que era bastante probable que no hubiera un problema de ratas en el falso techo de la oficina. Pregunté a quienes trabajaban allí si habían escuchado ruidos en el falso techo. Y resultó que no los oyeron. Todo apuntaba a que se trataba de una falsa alarma. El cliente agradeció los razonamientos y se quedó más tranquilo. A pesar de ello, quiso que continuáramos con el servicio.

Fig 4. Contenido de deposición de salamanquesa a través de la lupa binocular. Se puede ver lo que parecen las alas de un grillo./ C. Pradera 10-2012

Fig 5. Excrementos de salamanquesa en un alféizar./ C. Pradera 10-2019

Fig 6. Detalle de excrementos de salamanquesa de figura 5./ C. Pradera 10-2019

Fig 7. Excrementos de salamanquesa./ C. Pradera 10-2019

Fig 8. Excremento de salamanquesa./ C. Pradera 10-2019

90 comentarios en “Excrementos de rata de alcantarilla (Rattus norvegicus) y de salamanquesa (Gekkonidae)

  1. María dijo:

    Muuuuy bien explicado, muchas gracias!! Sin lupa pero también se aprecian trozos de insectos al chafar. En mi caso no había nada blanco en ninguna de las heces que he encontrado. Tal como dices, he visto alguna salamanquesa por el techo y los excrementos los encuentro en el suelo o pegados a la pared pero en la parte baja. Gracias por la explicación!

Responder a Bea Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.