Lucilias, moscardas verdes

Fig 1. Sobre el dedo índice de mi mano izquierda./ Desinsectador 09-2012

Hace un par de semanas estaba en una planta de tratamiento de residuos. El olor era fuerte. Y se acumulaba suciedad por todas partes. Estaba revisando los portacebos con rodenticida. En un lugar como este, es fácil que se acerquen las ratas y ratones. Abrí un portacebos del exterior y me encontré un montón de pupas y de gusanos blancos. Imaginé que se trataba de las larvas de alguna moscarda. Cogí unas cuantas larvas y pupas y me las llevé a casa. Las puse dentro de un pote y a los pocos días se convirtieron en pupas. En una semana, de las pupas surgieron cuatro bellas moscas verdes. Y no de un verde cualquiera, sino de un color metálico vivo. De las cuatro que había, dejé escapar a dos. Una de ellas revoloteó alrededor de una lámpara de casa. Me acerqué con cuidado y acabó posándose sobre mi dedo. Tomé unas fotos. Una de las cuales es la foto 1 de esta entrada.

Fig 2. Larvas de Lucilia sp poco antes del paso a pupa./ Desinsectador 09-2012

La mosca más común de las lucilias, es la Lucilia caesar. Ver moscas verdes es fácil. Cerca de las deposiciones suelen revolotear para alimentarse y depositar sus huevos. También lo hacen sobre la carroña y desperdicios. Estos dípteros pertenecen a la famila de los califóridos (Calliphoridae). Las moscas más fáciles de distinguir de esta familia son las lucilias (moscas verdes) y las calíforas (moscas azules). En la foto número 2 se pueden ver las larvas y las pupas que recogí. Las hembras ponen unos 150 huevos de una vez sobre carroña. Después de unas 8 horas, del huevo surge una larva blanca que pasa por tres estadios larvarios. Cuando esta está a punto de pupar, se aparta de la carroña y se entierra. Las larvas que recogí estaban a poco de pasar a pupa, ya que junto a ellos había un montón de pupas.

Fig 3. Lucilia sp vista a través de la lupa binocular./ Desinsectador 09-2012.

Las moscas de la familia de la califóridas, así como las sarcofágidas, tienen un olfato muy fino para detectar el olor a putrefacción. Más de una vez ha llamado algún cliente a la empresa en la que trabajo informándonos de que en la oficina revoloteaban moscardas. Cuando esto pasa, es que hay una rata o ratón muertos en la zona. Las más de las veces el cadáver está en el falso techo. El cliente no entiende cómo pueden haber entrado esas moscas si su oficina está perfectamente sellada respecto al exterior. Eso es lo que él cree. Porque a la que uno asome la cabeza en un falso techo, encuentra un montón de vías de acceso. Este verano, en un hospital aparecieron un montón de mosca doméstica por diversas dependencias. El cliente no entendía por dónde habían entrado. Estaba claro que por algún sitio. Y no se habían criado dentro, sino fuera, porque una semana antes se habían abonado unos campos cercanos con estiércol. Espero que las fotos sean ilustrativas.

Fig 4. Pupas de Lucilia sp vistas a través de la lupa binocular. Al salir las moscas de la pupa, lo hacen por uno de sus extremos, tal y como se puede ver en la pupa de la parte de arriba de la foto./ Desinsectador 09-2012.

Un comentario en “Lucilias, moscardas verdes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s